jueves, 1 de febrero de 2018

Sanear lo viejo y podrido que hay en el Ayuntamiento.

Poda de altura, que más quisiéramos.

Nada es lo que parece. Una frase hecha, un dicho popular, el título de una película sobre el robo, estafa, timo  perpetrado por unos ilusionistas estafadores o la triste realidad marmolejeña, que viene a ser casi lo mismo. Ustedes deciden lo que pensar.

Poda de altura, es lo que se viene a llamar a lo que está haciendo por calles, plazoletas y en el paseo, por encargo del Ayuntamiento, una empresa especializada en tareas arbolicolas y que está dejando la masa forestal de intramuros de parques y jardines hecha un primor.  Y como de todo tiene que haber en la viña del señor, siempre habrá alguien que saque los pies del plato, para decir aquello de que no está conforme con la camapaña de desmoche, tala, corta y monda que están sufriendo tanto los arboles en sus ramas, como los vecinos en sus derechos y pretensiones y las exiguas arcas municipales en su continuo maltrato discriminado.

No hay dinero para lo que no se quiere y sobra para lo que no se debe, es la conclusión que se saca al ver como en Marmolejo, después de haber hecho varios talleres de formación de jardinería y especialmente de poda, ahora, cuando más paro hay, no duelen prendas en traer a una empresa forastera para hacer un trabajo que bien hubiera podido dar de comer a unas cuantas familias marmolejeñas. Clama al cielo que se emprenda un trabajo de esta magnitud, que según dicen va a afectar a toda la arboleda municipal, sin contar ni acordarse de la cantidad ingente de parados que hay,  realizándose además un gasto muy elevado que se lo llevan calentito los de fuera y no deja ni un duro en el pueblo. Otra prueba de que los marmolejeños, y sobre todo los desempleados le importan un pimiento a estos que se hacen llamar Alcalde y concejales de Marmolejo. Menudos elementos.

Además, de que la dichosa poda saldría mucho más barata, cada céntimo que es invertido en Marmolejo, no solo repercute en las familias necesitadas, sino que haciendo un efecto positivo de dominó alcanza a negocios, tiendas, bares y resto del tejido económico local. Esta manía de hacerlo todo ahora a traves de empresas forasteras que no dejan en Marmolejo nada de beneficio, es ruina sobre ruina. A lo que se suma la costumbre de funcionarar solo facturando a dedo, evitando sacar bolsas de trabajo y marginando a mayoría de los parados de la oportunidad de trabajar para el Consistorio, lo que es una indignidad, otra más, y sobre todo otra muestra de desprecio y una operación de castigo descarada contra los que se niegan a lamer culo político, electo y oficial para poder dar de comer a los suyos. Además se eleva de nuevo a la categoría de tradición la vieja costumbre del compadreo lividinoso y lascivo entre el empresariado advenedizo y la cúpula política dirigente, que en otros tiempos tan pingües beneficios aportara al régimen. O sea, para que nos enteremos todos, que se está volviendo a las andadas, después de un parón de cuatro años de honradez y de esfuerzos por cortar con las malas costumbres de encamarse con la corrupción, las comisiones, las preferencias a la hora de pagar, las decisiones a dedo y la cultura del pelotazo, volvemos a lo de siempre. Lástima de Marmolejo.

Mal vamos, vuelve la burra al trigo y aquí no ha cambiado nada, solo que hay menos dinero y hay que ser un poquito más sutíl, sobre todo teniendo a la Secretaría y la Intervención haciendo su trabajo y procurando que no se repitan desmanes pasados. Pero como la cabra tira al monte y el que hace la ley, hace la trampa, ya se ve que el refranero es rico en lo tocante al caracter reiterativo de la picaresca abusiva local, como el que hace un cesto hace un ciento y visto está que siempre el que parte y reparte se lleva la mejor parte, y teniendo en cuenta de que el agua moja por donde pasa y el aceite pringa, si no se tiene cuidado u honradez, pasamos a tener una idea aproximada de lo que se cuece y ronda por las privilegiadas mentes de los tarugos que nos gobiernan.

En cuanto al trabajo realizado en la poda, hay especies que lo van a agradecer más que otras, agún experto augura que habrá árboles que se sequen y califica de disparate desproporcionado la actuación sobre algunos de los más antiguos, que pueden datar de la creación del paseo. Vamos que se les ha ido la mano en donde hay que saber y tener cuidado. Por el contrario hay que reconocer que, en lo fácil, sobre otras especies más recientes, se califica de beneficiosa la tala por ser mucho menos agresiva.

 Ya me hubiera gustado a mí que en lo tocante a la corrupción en Andalucía, Marmolejo y España, se hubiera contado con una voluntad firme que la cortara y escamochara como se estan cortando y escamochando las especies históricas del paseo. Hay algunos ejemplares, que simplemente los han descabezado, dejando el tronco, pelado y mondado. Sé que los criterios en la poda sulelen variar de un profesional a otro, pero para los que no somos profesionales, esta tala tan polémica, tanto social, como esconómica y laboralmente, nos parece un pelín disparatada. Por decir algo flojito. Amén del impacto sobre las especies ornitológicas que están asentadas y censadas, al menos por los entendidos y aficcionados, en el paseo y de las que algunas están en el catálogo de especies protegidas o en peligro de extinción. Huelga decir que de estudio de impacto medioambiental, ni cascaflote. Es lo que hay cuando prima la incompetencia y  se tiene más ambición que entendederas.

Es curioso y hasta paradógico que el escamoche del paseo, de las arcas y la ruina de los puestos de trabajo que no se están creando, sea el triunfo de la vuelta al régimen anterior, el triunfo de volver a no querer oír a nadie, no hacerse caso ni entre ellos mismos y de la fuerza de la sinrazón que está hundiendo definitivamente a Marmolejo. Hubo un alcalde que hacía lo que le daba la gana, así lo han denunciado Lozano y sus secuaces ante la Justicia, pero que por suerte o desgracia, al menos ese señor, tenía a todo el partido atado y bien atado, "acojonados y aplaudiendo" , pero no como  ahora que nos encontramos en mitad de una guerra civíl en la agrupación socialista marmolejeña de sanchistas contra susanistas, que por cierto estos últimos están machacando y ensañándose, literalmente, con los primeros.

No hay peor guerra que la de entre correligionarios. Esto ya afecta y mucho al funcionamiento normal de un  ayuntamiento, ya de por sí abrumado por la incompetencia, incapacidad, ineptitud, impericia, insuficiencia, ignorancia, torpeza, inutilidad, ineficacia, negligencia y nulidad. Que sigan así que se están cubriendo de gloria. Aunque me temo que al final, mucho guau, guau, y todos juntitos para no perder el chollo. La auténtica poda de altura, es la que hace falta a nivel político y sanear lo viejo y podrido que hay en el Ayuntamiento de Marmolejo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada