sábado, 19 de enero de 2019

Hartazgo de manigeros corruptos que roban al pueblo en nombre del pueblo.

 El sistema falla, pero solo al obrero y los débiles.
 Los políticos corruptos y los poderosos no lo ven así, viven de ello, de la desigualdad y la explotación

Ya están aquí...! Aunque la verdad es que nunca se fueron. Los de siempre, los de antes y ahora. Los peperos amos del cortijo y su comparsa de vox. Han vuelto para dar la cara al ver que, el manigero puesto en su momento, el Psoe, les ha salido rana y, el pueblo, lo ha echado por corrupto, trincón, déspota y sinvergüenza. Los de ciudadanos se postulan como nuevo manigeros, formando una suerte de PPsoe con aspiraciones, pero no convencen todavía.

Durante treinta y seis años el tandem PP-Psoe ha funcionado a la perfección. El PP, brazo derecho y nostálgico de los poderes fácticos, ha mantenido un papel de segundón, vigilante y tutelar, sobre un Psoe, brazo izquierdo de los poderes fácticos, amaestrado, dócil y  eterno manigero con las manos sueltas, encargado de mantener engañados, controlados y apaciguados a los obreros andaluces.

En Andalucía, como en el resto de Europa, desde hace tiempo ya no hacía falta que viniera nadie a decir al obrero aquello de "bienaventurados los pobres, los mansos, los que lloran..." para tenerlo eternamente poniendo la otra mejilla. Para esto está la socialdemocracia. En nuestro caso es el Psoe el encargado de tener a esta gran nación histórica andaluza parada, analfabeta, conformada, castrada y arruinada, pero contenta de que la "marca Psoe" nos gobierne. Pero para qué?

Con el paso del tiempo, el Psoe, ha ido aumentando su codicia exponencialmente, la corrupción le ha podido y la ausencia de cualquier mecanismo de control ha favorecido que se le fuera de las manos  una legión de mequetrefes codiciosos que, viendo abusar al vecino, no se han podido aguantar las ganas. Suele pasar que el manigero, a base de gozar de poder ilimitado, llegue a creerse que es el amo y que se le debe tanto obediencia ciega  como pleitesía absoluta, y que es impune frente a las leyes humanas y consideraciones morales o ideológicas alguna.

Estamos presenciando la defenestración moral del Psoe, la caída al arroyo de los principios éticos de unas siglas que ya fueron despojadas en su momento por Felipe González de su contenido político. En los últimos casi cuarenta años el Psoe, solo ha sido una marca hueca que se ha rellenado de lo mejor de cada casa, haciendo cada cual lo que le ha venido en gana, sin dar explicaciones, sin buscar coherencia, sin preocuparse de los obreros, del pueblo, solo de los votos y de perpetuarse en el poder.

Pues bien, de aquellos barros, estos lodos. Antes o después tendría que pasar; lo que no se sostiene, cae, y cuando se miente, se abusa, se manipula y se corrompe toda una ideología, para provecho de solo unos cuantos, pasa esto. El pueblo lo ha pillado robándole la cartera y el futuro, y se ha encabronado, y con razón, porque teniendo la confianza de la clase obrera, lejos de meter en cintura a los poderosos, es a los de abajo a los que se ha esquilmado, empobrecido y manipulado.

La misión que aceptó el felipismo para el Psoe era concreta, sencilla y clara: evitarle a los ricos, al capital, a las grandes fortunas franquistas, corruptas y sus herederos, el tener ellos que controlar personalmente, con partidos de derechas, a la orgullosa, beligerante y esperanzada clase obrera andaluza que despertaba en la Transición de una pesadilla de cuarenta años de represión, abusos, caciquismo y ninguneo.Y el Psoe ha hecho su trabajo, cumpliendo con creces, hasta que el pueblo y sus mismos votantes se han hartado.

No no engañemos, el poder lo ostentan los que tienen el capital, las riquezas, el dinero, los medios y el control de los "mercados". Básicamente, en esta economía que llamamos de mercado, neoliberal, hecha a medida de los que más tienen, del 1% frente al 99% restante, en la que impera la ley del más fuerte en una selva económica despiadada, en la que la política y los políticos tal y como se comportan, son solo un instrumento para la perpetruación de un sistema capitalista aberrante y dañino para las personas, el medio ambiente y que está dejando a la humanidad sin futuro, literalmente; en esta economía, llegados a este punto, deberíamos de darnos cuenta de que vivimos engañados, en esta especie de parque temático de la Democracia Representativa, donde pobres contentados y conformes delegan con un voto que pierden de vista, en la que todo tiene un precio, y ay del que no puede pagar porque queda fuera. En este simulacro de democracia estamos condicionados y dirigidos por unos partidos políticos que nos guían y tutelan hacia la mansedumbre de un "estado del bienestar", en la que la pobreza está institucionalizada, la ruina, la exclusión y los desahucios, donde cada cual vale lo que tiene y la Constitución es poco menos que un catálogo del IKEA ya que los derechos fundamentales tienen precio; la vivienda, la salud, la educación, la sanidad... No nos engañemos y que no nos engañen. Miremos un poco más allá del pajarito y comprendamos donde nos han metido.

Si el pueblo quiere ser soberano, tendrá que conseguirlo por sus propios medios, no confiando en las "marcas" políticas que nos han puesto, para consumir, en la estantería del supermercado de esta democracia representativa de la derecha, y muy a pesar nuestro, de derechas y corrupta; Psoe, Vox, Ciudadanos, PP..., todos buscan lo mismo, agradar al rico ayudándole a controlar al pobre para exprimirlo. Lo demás son milongas, la lucha es hoy, como siempre de clases, el Marx al que renunció Felipe Gonzalez está hoy más presente que nunca, abramos los ojos o viviremos bailando la música que nos toquen, comiendo las sobras de los poderosos, viviendo, penando y muriendo según nos organicen los ricos, trabajando para aumentar sus riquezas y siendo continuamente robados, ninguneados y engañados por sus manigeros, en nuestro caso el Psoe, que ha tenido el chiringuito muy bien montado durante casi cuarenta años.

Ole sus cojones, nos han tenido décadas diciendo que gracias a ellos era el pueblo el que mandaba en Andalucía, y nada más lejos, bien nos la han metido. En nombre de la clase obrera, los pobres, los excluidos y los que sufren por su culpa, los parados, los que no somos dueños de nuestro destino gracias a ellos, los que han sido engañados y perseguidos, los que lo han dado todo a cambio de nada, los que han creido en el Psoe y se han decepcionado, y de tantas víctimas que han ido dejando por el camino..., que les den a ellos a estos listillos dirigentes de este falso socialismo, y que ahora apechugen con la consecuencia de sus desmanes y sus corrupciones, si es que hay JUSTICIA, que esa es otra..., los tentáculos de los poderosos llegan muy lejos y el sistema no es casual, sino que está diseñado, ATADO Y BIEN ATADO.

Interesante entrevista a Julio Anguita

martes, 1 de enero de 2019

PP en la Junta y Psoe en Marmolejo, lo primero que hacen es subirse el sueldo. No son tan diferentes.

Pisamos ya 2019, mis mejores deseos para todos y todas, salud y suerte, porque los vamos a necesitar.

PPsoe, Cs y Vox, cuatro patas del mismo banco. ¿O es que alguien lo duda?

Que no se hagan más pajas mentales, que hay comunistas para rato.

Es curioso lo que es el paso del tiempo, ayer, el año pasado, 2018, en el que muchos se sintieron socialistas, ha dado paso a hoy, 2019, y los primeros síntomas de una extraña epidemia empiezan a notarse, algunos ya se sienten como menos rojos y más naranjas, e incluso otros se notan tirando para azul. Curioso digo. Y esto es solo el principio, podemos asegurar que como este virus se convierta en epidemia o pandemia, en poco tiempo no conocerá a esta Andalucía nuestra ni su madre. Tampoco hay que alarmarse, virus de esta clase tienen duración limitada, curiosamente  periodos múltiplos de cuatro años y, luego la recuperación suele ser milagrosa, como vienen se van.

Maquiavelo avala y explica este, no tan extraño, fenómeno;  por aquello de que donde fueres haz lo que vieres,  y que el principe nuevo, para ser aceptado ante el poder y el pueblo, debe de realizar los mínimos cambios posibles, así la plebe no nota diferencias incómodas. Por lo pronto las derechas se van a encontrar la misma Andalucía cortijera de hace cuarenta años; cortesía del Psoe, para que luego digan que no respetan las tradiciones. Paro, señoritos, emigración, corrupción, represión, chivatos, miedo, exclusión, xenofobia, analfabetismo, miseria, pobreza, políticos todopoderosos trayéndonos ruina provocada y dosificada en su propio beneficio..., la última región de España y de Europa, como si hubiera sido ayer 1975, o peor, porque el pueblo, entonces esperanzado y optimista, hoy ha perdido la esperanza y la fe en el futuro. Perdón, se las han robado.

Empezamos el año con una nueva legislatura. La mesa del Parlamento Andaluz refleja lo que parece un acuerdo de la "cosa nostra",  repite una fórmula que no por vieja está en deshuso, la típica estructura de una banda, de aquellas de inconfesable industria, todos conocen solo a los que tienen al lado y no al siguiente, pero todos son uno.

Me explico: Vox, solo conoce y trata al PP, a su derecha no hay nadie, y no quiere saber de Cs. El PP trata y conoce a Vox, en su derecha, y Cs en su izquierda, no quiere saber nada de Psoe. Cs se entiende con PP y no con Vox, pero quiere tratos con Psoe, y nunca con Podemos e IU. Y el Psoe a su vez, solo se reconoce a sí mismo en la izquierda, por lo que solo habla con Cs, y todos se desentienden de la coalición Adelante Andalucía, por lo que queda automáticamente fuera de la Mesa del Parlamento, marginando a 600.000 votantes.

Más claro el agua, la mafia de la derecha de facto, PPsoe, Cs y Vox. los cuatro jinetes del apocalipsis andaluz, reman juntos y excluyen de la ecuación a cualquiera que huela a izquierda. No en vano la primera medida del gobierno andaluz de derechas ha sido, la misma primera medida del gobierno municipal marmolejeño del Psoe: SUBIRSE EL SUELDO.

Habrá. por tanto, que ver hasta donde han llegado los acuerdos del Psoe con Cs, o los tres que van a ejercer de gobierno y que tienen en sus manos la fiscalización de los treinta y seis años de cortijo pesoista. Al final, tiempo al tiempo, esto va a quedar en nada. Más de lo mismo. Les cambiaran el collar a los perros y se pondrán de acuerdo para que mañana, cuando se agote el tripartito de derechas, le suceda, dando el visto bueno, un Psoe "responsablemente" apoyado por Cs y/o comprensiblemente derechizado por el PP y amaestrado por Vox.

El reto y el precio de todo pasa por la eliminación de los comunistas, es lo que pide la extrema derecha, que es la que manda. Si se consigue darán por bueno cualquier pacto con el Psoe, y este ya se frota las manos por lo favorable de tal coyuntura. Pues que no se hagan más pajas mentales, que hay comunistas para rato. Y anticapitalistas, y verdaderos socialistas, y 15 M, y clase trabajadora, y estudiantes, y sentido común, y mareas, y dignidad, y honradez, y memoria, y compañeros y compañeras comprometidos con las personas antes que con los abusos y disparates del poder, y todo el que es sensible a la libertad y la solidaridad, y ecologistas, y tantos que no levantan su voz..., somos ejercito, legión y futuro. Esta vez, no pasaran..., y si pasan estaremos esperando.

Es inconcebible, y de torpes, pensar que en estos treinta y seis años de cacicada y corruptelas de los chicos del Psoe, no ha sido con la connivencia y permiso de los chicos del PP. Sin ir más lejos, y es el tiempo el que pone en perspectiva los hechos históricos que en un primer momento no se entienden por sí mismos, cuando el pacto  anticorrupción IU- PP fue abandonado inexplicable e incomprensiblemente por los de la gaviota, ante la extrañeza y estupor de los propios concejales y militantes peperos, a nadie se le ocurrió ofrecer la explicación más plausible y sencilla: la complicidad, pacto o contubernio al que llegaron PP y Psoe en los despachos de Jaén o Sevilla.

Solo así se entiende lo incongruente de tener gobierno en las manos, los concejales del PP en Marmolejo, y abandonarlo para irse a defender al Psoe y a su candidato a capa y espada, pleno a pleno, día a día, durante dos años y medio, puestos a su servicio y al de sus intereses personales. Fue curioso observar como nadie llegó a ser más del Psoe que el dirigente del PP, nadie admiraba más al candidato del Psoe que quién debiera de ser su mayor adversario natural. Cosas de la política, y mucho más habituales de lo que parece. El teatro está a la orden del día y a los vecinos nos cuentan solo lo que les conviene.

Hoy, abramos los ojos, pasa lo mismo; cada vez que el Psoe o el PP se meten en un lío, luego se ayudan entre ellos. Así ha sido siempre y así será siempre. La diferencia actual es que los populares han sabido dinamitar intreligentemente el partido en tres facciones que, ante la ola de corrupción y desgobierno del Psoe, y olvidando esas mismas frecuentes y nefastas cualidades de su propio partido, recogen y manipulan el descontento en diferentes ámbitos, para terminar sumando mucho más de lo que el propio PP podría aspirar por sí mismo. Unos se dedican a los extremismos exacerbados, otros a ser salvapatrias y otros a minar y hacer la cama al Psoe, no hay nada como el trabajo especializado y en cadena.

El Psoe tiene mucho que ocultar y, por lo tanto, hay mucho por donde meter mano en la corrupción y en la gestión nefasta, absurda, manirrota y abusiva de todos estos años. Y personalmente creo que esos flecos, o la mayoría de ellos se están recortando estos días. Cuando gobernó IU en Marmolejo, simplemente no había dinero para auditar el Ayuntamiento; las Cámaras de Cuentas andaluza y estatal, estaban blindadas por el Psoe y el PP respectivamente, no se podía hacer nada más que lo que se hizo: controlar gasto, sanear, pagar deudas y poner mecanismos de control inexistentes como Secretaría e Intervención. Pero a partir de hoy, hay muchos ayuntamientos, diputaciones, empresas públicas, agencias de la Junta y un sin fin de chiringuitos opacos, despiporre administrativo y paralelismo de lo institucional..., todo para ser investigado, inventariado, fiscalizado, desescombrado, saneado, puesto en valor  y metido en vereda. A ver como lo hacen, porque yo ya no me creo nada.  Salud y justicia.


ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada