martes, 30 de abril de 2019

El Psoe de Marmolejo quiere "ganar" las municipales.

Sin oficio ni beneficio y jugándose el comer: ojo que muerden. 

Llevamos ya tres días, desde las elecciones, viendo a los políticos, que no al pueblo, celebrando el resultado como si les hubiera tocado el gordo de la lotería de navidad o hubieran ganado el mundial de fútbol ellos solitos. Tanta alegría exultante es insultante en sí misma. Se diría que llegar a la meta electoral es un fin, el fin perseguido y no el principio de una ingente tarea y un compromiso titánico.

Da la impresión de que ya han llegado a donde querían, que ganar las elecciones es la meta y el premio son cuatro años de poderío sin explicaciones ni responsabilidades, buena vida, mesa puesta y manos sueltas..., y lo demás vendrá por añadidura. Llevarnos al terreno de la política en clave de perdedores y ganadores, es tan ofensivo para unos como beligerantemente irreal para otros. Y sobre todo, si nos fijamos en esta última cita electoral, en la que se ha buscado el voto utilizando el refuerzo negativo, más huyendo de..., que yendo hacia, en la que los partidos han solicitado la confianza intentando provocar una estampida por puro y duro miedo hacia las demoniacas hordas enemigas..., y se ha podido oír al mismo tiempo el grito de, que vienen los comunistas!!! o que vienen los fascistas!!! Y resulta que estas mismas consignas las vociferaban, tanto Blas Piñar como Alfonso guerra, con magníficos resultados. Nada cambia? No maduramos?

Parece mentira. Da mucho que pensar. Entristece ver como, la inmadurez cultural y bisoñez política junto a la escasa memoria histórica y la insistente manipulación sistemática, consiguen llevar al pueblo donde les da la gana. Y el pueblo es soberano? Donde está el libro de reclamaciones de la Democracia? No me digan que en las urnas.

Estaría en las urnas en una democracia participativa, con una democracia real, con otras leyes electorales, con otros mecanismos de control, con una participación ciudadana directa, efectiva, exhaustiva, con otra educación cívica y política, con otro tipo muy diferente de representantes, con una memoria no manipulada, con un sistema socio económico muy diferente de la realidad que vivimos.

Los partidos, está llegando el día en que se perciben como sectas u organizaciones económico políticas que se dedican profesionalmente al control de la población. Visto lo visto, los partidos políticos tradicionales al uso, desde que hay democracia, no resuelven los problemas de la sociedad, no curan los males que la aquejan, como mucho palian síntomas o ponen parches, pero los verdaderos males endémicos que aquejan al pueblo español, se eternizan y prolongan sin vislumbrar la solución, a pesar de que cada cuatro años se prometen "cambios", soluciones y salidas de las crisis. Si no trabajan para el pueblo, para quién trabajan?

Lo que si hacen realmente bien los partidos políticos, PP y Psoe lo bordan, y no dudo que los demás sean menos, es controlar, amansar, manipular y anestesiar al pueblo. Lo pastorean liberalmente. Ahí es donde se ganan el sueldo. La gente no da ruido, por mucho paro, por mucha ruina, por mucha calamidad que esté pasando. Porque cada cuatro años se les da esperanza y se les prometen "cambios"; se les llama a las urnas y se les manda a sus casas con acuse de recibo y con todas las promesas del mundo. Lo jodido es que este proceso se repite y repite..., sin llegar a ningún puerto. Las promesas quedan en eso, y son el material del que están hechos los sueños y da de comer a las "mafias".

A todo esto los políticos electos celebran sin pudor el haber "ganado". Ganado qué? No les da vergüenza? Si de todas formas nunca hacen nada más allá de una gestión administrativa para mantenimiento del estado, las instituciones y su propio chiringuito. Al pueblo le dan una de cal y otra de arena, pero nunca soluciones. Lo tienen bien montado. Viven, engordan, comen, beben, prosperan y se hacen "imprescindibles" eternizándose en el pesebre público, disfrutando de potestad, impunidad e inmunidad. Es el sistema, está montado así, y no es nuevo.

En Marmolejo no es menos. Ahora se acercan las municipales. Un puñado de vecinos sin oficio ni beneficio se juega el comer, la posición social y su futuro. Son los políticos del Psoe: Ojo que muerden. Estos van a luchar a muerte porque no les quiten la cuchara y los privilegios. Son un alcalde y unos concejales muy "profesionales", nacidos para gobernar, elegidos desde chicos para ser élite, su ambición es infinita y su espectativas son de jubilarse en el cargo dentro de muchos años. Lo demás, Marmolejo, es irrelevante, son el medio de prosperar, mercancía, ganado, barro.

Marmolejo es el material con el que ellos trabajan, no en vano comen de ello y son profesionales. Se arreglan las goteras, pero nunca el tejado. Los marmolejeños son un medio, nunca un fin, por eso, cuando llegue el momento, si llega, cuando se cuenten los votos, si sacan mayoría, que sepa todo el mundo, que cuando se vuelvan locos celebrándolo,  cuando salgan descontrolados a pitar en la puerta de los demás candidatos de otros partidos, es porque habrán ganado ellos, no el pueblo, nunca el pueblo, solo ellos, los que viven de eso, los lozanos, pilares y rafas, y a los marmolejeños, en cambio, nos tocará vivir con eso. Que nos den, nos lo habremos merecido. Buena suerte y que no nos pase ná.

Parece que estemos carajotes. Cuando nos vamos a dar cuenta? Cuando vamos a hacer algo, o al menos tomar conciencia? Este juego, esas reglas de este juego democrático, están hechas para que vivan los que comen de ello, la élite y sus manigeros, y para controlar a los que no comemos de la política y somos simples ciudadanos de a pié, la inmensa mayoría, y sin embargo están diseñadas para que se perpetúen estas "empresas partido" que "controlan" al pueblo, y para que este sea convenientemente manejado en pos de sacarle el máximo de rendimiento con el mínimo de conflicto. Hace ya tiempo que dejamos de ser los ciudadanos de la Revolución Francesa, ahora solo somos contribuyentes, electores o clientes, solo somos válidos si pagamos lo que nos piden y votamos dócilmente lo que nos dicen.

La Democracia al servicio del Pueblo, es maravillosa, pero una democracia manipulada, escorada, dirigida y al servicio de una élite, es algo muy, muy..., como lo que tenemos.

jueves, 25 de abril de 2019

Votar o no votar en Marmolejo... para qué?


Para validar una falsa democracia, un negociete próspero y la ruina de un pueblo. 
NO GRACIAS.

A tenor de los comentarios que se están recibiendo en favor de  no votar como señal de hartazgo y protesta por la baja intensidad de la Democracia, entiendo que marmolejeña, no hay más remedio que hacer un ejercicio de reflexión e incluso sería interesante abrir un debate al respecto.

Yo no solo calificaría de baja intensidad la democracia municipal marmolejeña, sino que la clasificaría de altamente tóxica. Y no solo me refiero al funcionamiento interno del Ayuntamiento, sino que este ejercicio de antidemocracia continuado en el tiempo se ha enquistado en todos los ámbitos de la política local que toca el llamado Psoe de Marmolejo, tanto de manos de todos sus miembros en el ejercicio público de la gestión, cargos electos y trabajadores municipales adscritos al partido,  como una nutrida parva de correveiles, palmeros, rondones, mandaderos, agregados y amancebados que rondan continuamente la casa grande para recoger las prebendas, lismosnas, trabajos y barras libres que se caen continuamente del árbol consistorial. Y, por supuesto, la gente está harta, indignada y desencantada porque ya está bien, son demasiados años de tomadura de pelo, de mal en peor para el pueblo y de prosperidad in crescendo para la panoplia caciquil, el partido y la manta de parásitos que lo rodean.

No hay solución. Cuando se cierran todas las puertas, solo cabe salir por el tejado. Cuando la Democracia se manosea hasta quedar irreconocible, y no solo nadie hace nada al respecto, sino que se premia con holgura las corruptelas hasta el punto de crearse un sistema descaradamente impune dedicado al saqueo de los valores morales y descontrol de las finanzas públicas, solo queda hacerse a un lado. Si la participación de las personas honradas solo sirve para validar y dar visos de legalidad y honorabilidad a conductas nada honorables, sino más bien opacas y claramente ventajosas solo para un reducido grupo que forma la élite dirigente y sus adláteres, es hora de decir que hasta aquí hemos llegado.

Cuando la Democracia deja de ser el vehículo del desarrollo y la prosperidad general de la sociedad y se convierte en el lujo de unos pocos a costa de la mayoría, deja de ser democracia. Cuando la corrupción, la mentira, la manipulación y la limosna es la moneda con la que se compra mayorías, eso deja de ser una cuestión general para convertirse en un negocio particular. Y por desgracia en Marmolejo la Democracia se ha convertido en un jugoso negocio. Es una tragedia, no solo una lástima, sino también una decepción brutal para los que creíamos en las bondades del sistema democrático. Pero cuando no hay más remedio, hay que decir: NO GRACIAS.

IU no presenta listas por Marmolejo a estas elecciones municipales, y Marmolejo Si, tampoco. Es motivo de reflexión, algo muy serio tiene que estar pasando. Por descontado, los supremacistas del Psoe lo celebran como agua de Mayo, pero no tienen ningún motivo para hacerlo, sino todo lo contrario.

Ya dejó de asistir a los plenos la concejala de Marmolejo Si, harta de ver como se habían convertido en monólogos mitineros plagados de demagogia y mentiras. El regodeo en la mayoría absoluta, en el poder absoluto, la incompetencia y la cansina retórica justificando lo injustificable: la dejadez, el desmantelamiento sistemático de la gestión de IU 2011/2015, el endeudamiento sin freno y la sarta de mentiras y abuso de poder, terminaron por hacer que se cuestionara si merecía la pena ir a escuchar miserables discursos sin fundamento más allá del poder por el poder.  No la culpo, hay que tener mucha calma para aguantar el insulto constante a la inteligencia que significa que, sabiendo con precisión el estado de los asuntos y cuentas consistoriales, se distorsionen y manipulen sistemáticamente para terminar enterrándolas en la miseria y que el pueblo ni se cosque. Hay que tener mucha sangre fría para presenciar el hundimiento de Marmolejo a manos de unos crápulas y encima colaborar y participar dando sensación de normalidad democrática, cuando lo que hay es todo lo contrario.

Marmolejo está ahora peor que en 2011 y mucho peor que en 2015. El agujero negro económico del Ayuntamiento es abismal. La mafia gestora se ha multiplicado y el partido está blindado la administración interna mediante la elevación a funcionariado de  cargos y militantes de tal manera que sea un ayuntamiento inviable para cualquier otro partido político que no sea el Psoe. En la práctica viene a ser como dejar un campo de minas y una quinta columna dentro por si hubiera que abandonar el gobierno municipal. 

Todas estas son prácticas muy poco democráticas, CACIQUILES Y DICTATORIALES como tantas otras, como todas las que se traen entre manos. El Ayuntamiento de Marmolejo es un negocio, que se defiende desde dentro con inusitada violencia, que enriquece a un cierto número de individuos y da limosnas a bastantes familias. Desde hace muchos años los que dicen gobernar en nombre del socialismo se han dedicado a gestionar el pueblo como un cortijo, y durante mucho tiempo se han sentado las bases para que unos vivan y otros no, unos engorden y otros emigren. Y todo en nombre de una falsa democracia, porque en el fondo lo único democrático que ha hay es que los vecinos pican y participan dando, mediante la "fiesta democrática del voto", por buena la dictadura y el negociete marmolejeño. YA ESTÁ BIEN. 

Cada cual que haga lo que crea conveniente. El que siga creyendo y piense que a los lozanos, pilares y rafas se les puede cerrar el chiringuito en las urnas, que vote cualquier cosa menos Psoe, y los que ya estén desengañados, que se queden en su casa. Creo que merecerá la pena abrir este melón a ver si de camino abrimos de una vez los ojos.

Por cierto clama al cielo este intento de Psoe Mariano y Romero. Si los viejos socialistas levantaran la cabeza y vieran este manoseo político religioso, de unos impresentables dirigentes del partido intentando aprovechar el tirón de la Virgen de la Cabeza para suplicar votos…, pero esta es otra historia.

lunes, 22 de abril de 2019

Marmolejo debe de abandonar el mal camino antes de que sea tarde.

 Llega el tiempo de cambiar el futuro.

Acaba una festividad, Semana Santa, viene otra, la Virgen de la Cabeza. Acabaron las procesiones, la Madrugá, la Pasión, y llegan otras más festivas, más cercanas, más nuestras, de peineta y volantes,  ofrendas florales y romería, encuentros entre amigos y familia. Feliz Romería.

Y se acercan unas elecciones, las generales, luego llegarán otras, las otras, las de los pueblos, las nuestras, las de los marmolejeños frente a los Lozanos, Pilares y Rafas, la de los vecinos mirando cara a cara a la ruina del pueblo. Nos dicen que va a llegar el día y la hora en que haya que decidir sobre lo que queremos para el futuro de Marmolejo. Y esa hora se acerca inexorable.

La decisión es fácil, solo hay que mirar al rededor e imaginar qué pasará con nosotros, con los vecinos, con los padres y madres de familia y los chavales en los próximos cuatro años. Como nos vemos, como pensamos que nos tratará la vida si las cosas siguen como en los últimos tiempos. Se trata de un simple ejercicio de imaginación rápido y concreto, ni siquiera hay que cerrar los ojos, solo escuchar el corazón, por si da un vuelco, o a esa voz, ese instinto, esa intuición que nos dice que si no cambian las cosas, vamos por mal camino.

Que si no cambian las cosas, llevamos el camino de tener que contemplar la decadencia acelerada que consume nuestro pueblo: por cada plazoleta que se arregla, se cierran decenas de casas, por cada calle que se arregla, emigran centenares de vecinos, que las viviendas se intentan vender sin éxito ni perspectivas, mientras los impuestos sobre ellas suben cientos de euros...

El camino que llevamos es el de los pueblos que menguan y desaparecen, es el camino que cogen los vecinos con sus maletas dejando la casa y la familia atrás, el de los políticos embaucadores absortos en su propia impudicia. Por este camino, siempre podremos volver para las fiestas, mientras, perdemos el roce, el apego, la identidad y los nuestros, pero seguro que la casa la mantendremos, junto a los recibos de los impuestos y los políticos de siempre presidiendo las procesiones y las verbenas.

Por este camino, si es lo que realmente queremos, las deudas municipales no serán nunca problema del pueblo, porque el pueblo ni siquiera imagina el pozo en el que está y por el que segiuirá cayendo. Solo por orientarnos, se estima que en los últimos cuatro años han duplicado lo que se debe, se vuelven a esconder las facturas y los "negocios" municipales se reducen a una serie de personas y empresas de un circulo intimo y cerrado. La ignorancia mantuvo y mantiene tranquilo al pueblo y seguro al impúdico gestor, pero como torres más altas han caído, entendamos que de una forma u otra no hay mal que dure cien años..., no perdamos la esperanza.

No es plato de gusto formar parte de la triste menguante realidad que planifican unos tristes y menguantes prohombres de la nada, anunciadores de la ruina colectiva, desertores de toda responsabilidad para con el colectivo y onanistas compulsivos en su propia, egoísta  y codiciosa voracidad depredadora.

Las personas, los vecinos, los marmolejeños, no podemos vivir en un continuo titanic que se hunde si o si. No es camino, ni vida, ni futuro tener que asimilar como norma la decepción, la mentira y la decadencia a cabeza caída, tener que confiar en crápulas e incompetentes, que las reglas del juego democrático no valgan para nada en Marmolejo, no es camino la angustia de los vecinos, la caída en picado y la  ruina por norma.

Pasa el tiempo y hay que decidir sobre el futuro. No es broma, no es tiempo de milongas, no es tiempo de mirar para otro lado, no es cosa de dejarlo para luego, es cosa de preguntar al corazón, de pararse un momento a sentir que es lo que se quiere, de imaginar lo que viene y si queremos aceptar como nos veremos  de seguir esto así. Pasa el tiempo y, aunque siempre nos puede quedar el lamentarnos, el derecho al pataleo, ese no es el camino. Si podemos hacer algo, si de verdad se puede, va llegando la hora. Ahí lo dejo.




viernes, 12 de abril de 2019

EL CUARTEL Y LA TORRE DE MARMOLEJO



UNA HISTORIA DE IRRESPONSABILIDAD, PELOTAZOS Y MENTIRAS


Por puñado de votos no vale la pena poner en peligro a los vecinos. Ni por un negociete, merecía la pena perder la presencia de la Guardia Civil en Marmolejo.
Cuando la mente humana se embota en un sueño de ambiciones sin límite, cuando se hace diariamente cábalas loteras y se sueña despierto con fortunas antaño solo al alcance de los indianos, cuando se vive en el perpetuo cuento de la lechera, y todo en clave política, en virtud de un puesto de concejal o alcalde vitalicio de un pueblo chico, menguado y menguante, entonces se tiene un doble problema.

Por un lado lo tiene el politicucho endiosado que no acierta a vivir en la cruda realidad de que, lo del pueblo es del pueblo, lo que no es de uno ha de dejarse estar, que lo público tiene dueño,  que administrar es servir y no servirse y que de donde no hay no se puede sacar, por lo que, si o si, está condenado a terminar como empezó, siendo un crápula con un sueño crápula solo factible desde la corrupción y el desprecio al pueblo.  

Por el otro lado el pueblo tiene el problema de que se le ha pegado una garrapata, un rezno, un parásito chupóptero que jurando que quiere traer el “cambio”, solo trae el cambio para su bolsillo.
A todo esto, el colmo viene cuando el despojo de la política y la sociedad que la parasita, encima, es un cero a la izquierda, un pinete, un incompetente en grado superlativo y un negado de tal calibre que la ineptitud se convierte en estupidez y llega a ser, peligrosamente, inconsciencia.

Este es nuestro caso en Marmolejo, los lumbreras del Psoe, cualquier día nos cuestan un disgusto, amén de que todos los días nos cuestan los dineros y, si lo pensamos, cada media hora nos provocan decepciones. En cualquier momento hay alguno, y casi siempre el principal, metiendo la gamba.
Hoy solo pondremos dos ejemplos.  La Torre y la Casa Cuartel de la Guardia Civil. Vayamos poco a poco, aunque  haya mucha tela que cortar y se nos acumulen los escándalos, meteduras de pata, negocietes turbios, negligencias, ridículeces y maldades diversas.

El caso del cuartel, está ahí, es evidente, cualquiera que pasee por la carretera de la estación no tiene más remedio que darse cuenta de que lo han remozado, que el aspecto es de nuevo y de estar todo en orden. Le han lavado la cara y, viéndolo, nadie diría que no hace mucho, siendo concejal de Urbanismo el sr. Lozano, a la sazón actual Alcalde de Marmolejo, se declaró la Casa Cuartel en ruinas. Con un par. El caso era largar de allí a los guardias y echar el guante al edificio y su entorno.
Parece, se cuenta, se dice, se cree…, que había proyectos, personas interesadas, empresas merodeando, intereses económicos, etc…, aunque la justificación era poner un apeadero de autobuses y…, ya se vería si “algo” más. Todo muy al estilo del soe de Marmolejo. Todo por el pueblo…, pero sin el pueblo. Otro pelotazo que no salió bien. 

Y empezó la cortina de humo, los dimes y diretes con la oposición, que si a los guardias se les ubica aquí o allí, que si se van a ir por culpa de tal, o no se van, que si les damos tal o cual edificio, que si en Belén, que si quieren o no quieren lo que se les ofrece, que venga reuniones, plazos y ultimatums. Y venga tocar narices y venga ponérselo difícil al Instituto Armado. Y Lozano diciendo que se fueran..., que ya vendrían los de Andújar.

Menos mal que, con la mosca detrás de la oreja, cuando gobernó IU se volvió a revisar el cuartel y se hizo una nueva inspección técnica del edificio, esta vez sin presiones ni intereses extraños. Y ahí fue que, donde se veía ruina galopante e irreversible, ahora solo eran goteras y desperfectos subsanables, donde antes solo cabía el desalojo inmediato, ahora solo había que hacer un mantenimiento y obras menores y, lo más importante, donde había un pelotazo, ahora todo volvía a su cauce. Hoy la Guardia Civil tiene su Casa Cuartel de siempre, adecentada y lista para seguir dando un servicio digno a la sociedad, empezando por el pueblo de Marmolejo que es el primero que se felicita y nunca quiso que se fueran. A pesar de que por la ambición y mala cabeza de algunos casi los perdemos, esperemos tenerlos trabajando como vecinos mucho tiempo.

Lo de la Torre del Paseo de la Libertad, la del campo de futbol, como la conocemos en Marmolejo es un monumento a la estupidez. Y no me refiero a la torre en sí, sino a la ocurrencia de reformarla para uso de las personas, cualquier clase de uso y cualquier clase de personas. Hay lugares que por su especial idiosincrasia peligrosa, no se tontea con ellos. Eso lo saben hasta los infantes de pocos años, pero los políticos del Psoe marmolejeño, en el colmo de la incompetencia e irresponsabilidad y olvidando cualquier medida básica de precaución, desprovistos del sentido común elemental y sin un ápice de sensibilidad o miramiento por la integridad física de sus paisanos, solo se les ocurrió habilitar para actividades lúdicas de la juventud una torre de piedra, casi centenaria, en cuyo extremo superior sostiene un enorme depósito de piedra y hormigón destinado a contener el agua corriente del servicio municipal de aguas. Dicha torre, por su interior, discurren numerosas tuberías metálicas que soportan altas presiones y que conforman un sistema peligroso en extremo junto al que no se debería tontear, ni poner chavales a jugar o realizar actividad alguna, ya que si hubiera el más mínimo accidente, rotura o mala manipulación, las consecuencias podrían ser de extrema gravedad y muy lamentables. 

Los peligros, hay que evitarlos siempre que se pueda y nunca buscarlos. Hay cosas con las que no se juega y una de ellas, quizás la primera, es la salud y seguridad de las personas. Pero esta máxima, parece ser, no está contemplada en descerebrado código de ambiciones de los representantes del soe, en el que cualquier cosa que pueda traer votos, bienvenida sea. Pues no. Esta torre se cerró en la legislatura que gobernó IU, por su peligrosidad, por no tener ni pies ni cabeza y por simple sentido común, para evitar una desgracia. 

El caso es que se hizo a base de subvenciones y con la aprobación, de nuevo de algún técnico poco afortunado o escrupuloso…, eran los tiempos de Lozano como Concejal de Urbanismo, y ya se sabe, los técnicos o no existían o eran extremadamente generosos con los proyectos de los políticos, todo valía y las subvenciones de Jaén venían sin problemas, sin control, casi sin venir a cuento ni preguntar, y por supuesto, sin excesivo celo a la hora de justificar. De muchas solo se pidieron justificaciones cuando perdieron la alcaldía y…, como andaban perdidos los dineros y las obras sin hacer, hubo que devolverlas, para merma de las arcas municipales, perjuicio de los vecinos y regocijo de los concejales salientes del Psoe.

En las pasadas elecciones, y esto es lo irresponsable, los niños del Psoe, se dedicaron a prometer volver a poner en uso la famosa Torre. Menos mal que no cumplen casi nada de lo que prometen y no han puesto en peligro de nuevo a los chavales marmolejeños, pero ellos, tan panchos, como si nada, siguen empecinados erre que erre… ¿Esta gente es que no piensan? ¿Se la trae al pairo que pueda haber un accidente mortal? ¿Les da igual que una tubería reviente y pueda matar a alguien?  O es que se creen que como la gente esto no lo sabe, pues no se dan cuenta, no lo valoran, se fían de ellos, y encima los van a votar por lo bien que lo han hecho. Por un puñado de votos no vale la pena poner en riesgo la integridad física de los vecinos. 

Hemos de confesar que, ante la ignorancia de la problemática subyacente, osea, como no sabíamos nada del peligro que encerraba este proyecto y habiendo habido un intento anterior del mismo Psoe de tirar la torre. Nosotros empezamos apoyando y aplaudiendo que se adaptara para un espacio cultural, y mantubimos la esperanza de que el uso de depósito municipal de agua se anulara y se pusiera en otro sitio. Todo fue una farsa y una mentira. Pero no nos dimos cuenta, como tantas otras maldades, hasta que no llegó IU al Ayuntamiento. Mea culpa, fuimos engañados como el resto del pueblo.

Y no vale lavarse las manos diciendo que tiene el visto bueno del técnico de turno, que es el mismo que ha consentido y participado en otros proyectos de escasa fiabilidad, por decir algo, como el que acabamos de referir de la calificación de la casa cuartel como ruina. Si este tema de la Torre hubiera pasado debidamente por una inspección  técnica decente, imparcial y objetiva, a priori,  ni se hubiera llegado a hacer, y con posterioridad, se hubiera cerrado, como se ha hecho y frente a la subvención hubiera tenido que dar explicaciones.

Esto es para empezar y no terminar, hay decenas de temas que tocar y en todos se mantiene una constante: lo que define la gestión de estos falsos socialistas de Marmolejo y vividores profesionales de la política, es IRRESPONSABILIDAD, INCOMPETENCIA, CORRUPTELAS, DAR LA ESPALDA AL PUEBLO, BUSCAR VOTOS A CUALQUIER PRECIO, ENCHUFISMO, MALAS GESTIONES, RUINA, DECADENCIA, PELOTAZOS Y MENTIRAS.

lunes, 8 de abril de 2019

Haciendo el ridículo en Marmolejo.

 Enganchar la luz a una farola no vale como "dotación de suministro eléctrico"

Desde hace tiempo recomendamos a los dirigentes provinciales y regionales del Psoe que no vayan a Marmolejo a hacer el ridículo. Pero nada, parece que cuanto más se le aconseja por su bien, menos caso hacen y más meten la pata hasta el corvejón.

Ya se retrató Zarrías inaugurando en 2008 un polígono sin luz ni agua que los gerifaltes locales se habían dado prisa en publicitar y vender por parcelas, pillando así, por la venta de patrimonio, unos milloncejos (aprox. 4.5) que tampoco se sabe donde fueron a parar..., y que luego están teniendo que devolver, a base de entrampar a los vecinos casi de por vida. Una metedura de pata que flaco favor le hizo a la imagen del Consejero jiennense. No obstante, el de Cazalilla, junto a Chaves y algún otro imputado más en el caso de los EREs, son los ídolos del Psoe local y no se han privado de frecuentar Marmolejo para darse baños de multitudes cuando en otros sitios, mejor informados y menos entusiasmados, ya no tenían tanto tirón. Hasta la mismísima Kalesi, Susana Díaz, vino a retratarse en algún mitin en el que se repartieron unos famosos abanicos de propaganda de alguna empresa local que delataban quién era el doliente que pagaba los fastos. Se volvió a hacer el ridículo..., o cuando se inauguró las obras del Balneario, dicen que se gastó un millón de euros, y los que vinieron, tanto el Presidente de Diputación como el Consejero, Reyes y Lopez, no tenían ni idea de que mucha parafernalia, mucho teatro, mucho trenecito y despilfarro en multimedia, pero el control sanitario de las aguas se lo dejaron al azar, y ellos dando la cara..., de hecho hoy se comenta por el pueblo que es Sanidad la que tiene intervenida la instalación realizando las oportunas y tranquilizadoras investigaciones...,  y suma y sigue.


Pero vamos a la última y, esta afecta, de nuevo a Paco Reyes. Entendemos que el partido hejemónico y controlador vitalicio de la Diputación de Jaén esté que no le llegue la camisa al cuerpo haciendo números y cábalas sobre los resultados de las próximas elecciones locales, o sea, su propio futuro. Mucha gente piensa que no repetirá el Psoe al frente de este organismo, que interesa más como retiro de dinosaurios o trastero de la incompetencia del partido que como cualquier otra función. Jaén anda de culo y la Diputación tiene mucho que ver en eso, somos una provincia de las más ricas y al mismo tiempo de las más empobrecidas, el sempiterno Psoe y su inquisitorial gestión, a la vez que nula y nefasta, tiene la responsabilidad absoluta. Y para nuestra desgracia pretenden rematarnos siguiendo engañando, haciendo el paripé,  desgobernando y siendo un instrumento para sustento y mayor gloria del Psoe y nunca de Jaén.

Pues bien, no nos desviemos, porque este es un tema para empezar y no parar, los planes continuos, las puestas en valor casi diarias, los proyectos carísimos y los ríos de dinero del contribuyente se han dosificado a conveniencia de un partido y unos señores apegados s los sillones y ajenos a la Democracia y, sobre todo, a la realidad de una tierra  que solo necesitaba un empujoncito, pero que ellos han frenado para que no despegara y comiera agradecida de una limosna institucional siempre escasa y envenenada.

A lo nuestro, la dipu, está sacando la chequera y moviendo dinero para salvar el culo de Lozano, e imagino que también de algunos otros alcaldes igualmente inútiles y crápulas pero necesarios para el mantenimiento del quórum en Jaén a favor del soe. Con las diez de últimas arregla calles, manda gente a barrerlas, paga a jardineros..., sin saber que todas estas medidas en Marmolejo se está volviendo en su contra por emplear solo a enchufados de fuera y ni siquiera a los enchufados de dentro. Otra ocurrencia ha sido colgar un cartel en el polígono para publicitar que hay un proyecto de casi 2.000.000 de euros paa meter, por fin, la corriente eléctrica en el polígono de las Calañas. Parece que catorce años es el plazo medio para decidir que ya es hora de meter luz en la obra, y por solo dos millones, siempre se nos dijo que no menos de siete..., hay que ver como es Endesa de malota y como varían los precios según quien, como y cuando se hace el cartelito.

La dipu, pone casi un millón y el Ayuntamiento, pondrá el resto. Ahí nos quedamos todos pillados, imagino que lo pedirá, otro más, pero mientras tanto, hay cierto compromiso para que si alguna empresa se quiere instalar, según donde y como, Endesa ya le puede ir facilitando cierto suministro...

Y como las elecciones están aquí, pues los políticos del soe, con Paco Reyes a la cabeza han corrido al periódico afín para que venga y les haga la foto pregonando a los cuatro vientos que "YA" está todo solucionado y funcionando. Otra vez mentira, otra vez haciendo el ridículo, otra vez vendiendo la piel del oso antes de cazarlo, como siempre y así les va. Y menos mal que la foto se la hicieron en un puesto de compra de aceituna, por cierto, único negocio abierto y lo primero que instaló fue un generador de gasóleo, que si se la llegan a hacer en las famosas naves del Plan E que se están medio regalando a pérdidas para el pueblo de Marmolejo, hubiera hecho aún más el ridículo. Ya que en la foto hubiera salido el verdadero suministro municipal de electricidad, que les tendría que dar vergüenza, que es tener a la nave del Ayuntamiento enganchada con un cable a una farola, como si se tratara de un enganche ilegal de ocupas o una chabola. A ver si te enteras Manolo, enganchar a una farola no es dotar de suministro eléctrico, es choricear electricidad de la red cuando no hay otra cosa.


domingo, 7 de abril de 2019

martes, 2 de abril de 2019

Nos piden a los marmolejeños 7.500.000 euros por la Dehesilla.

La ruina de Marmolejo, un cálculo orientativo a la baja, que da miedo.

Cada millón perdido o malgastado, son no menos de 13.000 jornales a la basura. Si sumamos el resultado de la gestión del gobierno del Psoe, son muchos más de doscientos mil jornales que no se han dado. Eso es la realidad, lo demás son cuentos. ¿Ese es "el buen camino" de Manolo?

El coste de oportunidad, en economía, vienen a ser la valoración de la perdida que ocasiona no haber elegido la mejor opción posible. En Marmolejo y en política, el coste de oportunidad de haber elegido a los gestores municipales del Psoe es, claramente, la ruina que tenemos. Optar por la incompetencia, el descontrol y las corruptelas, pasa factura. En nuestro caso, solo en las últimas legislaturas del Psoe, son más de doscientos mil jornales que se han desperdiciado, esfumado, perdido, tirado a la basura y, como consecuencia de lo cual, cuando el dinero se esfuma, aparecen la emigración, pobreza y ruina.

Estos jornales, estos dineros, sí han pasado por las manos de los dirigentes falsamente llamdos socialistas, alcaldes y concejales, pero no han llegado al pueblo. Por lo tanto nadie más que ellos, solo ellos y especialmente ellos, los manolos, pilares, rafas y sus compañeros de descontroles, son los responsables directos de que en Marmolejo hoy pasemos miseria, ruina, despoblación, exclusión, abandono, cierre de negocios, emigración y desesperanza. Son muchos millones los que se han esfumado en inversiones oscuras y nulas, proyectos fracasados o simplemente no se han dado cuenta de ellos, como dice la palabra, se han esfumado. Y hablando del rey de Roma, podríamos hacer un inciso en la Dehesilla:

Uno de los muchos artículos que le hemos dedicado desde este blog a ese asunto, affaire, intento de pelotazo, despropósito, macroproyecto, burrada medioambiental y/o leñazo económico, en plan estocada mortal, a las exiguas arcas marmolejeñas, llamado venta de la Dehesilla:

"La Dehesilla parece ser una fuente inagotable de sorpresas e informaciones. Monte público ( aprox 250 Has. útiles) vendido por una copla (800.000 euros) contra la legalidad vigente (y los jerarcas socialistas mirando para otro lado) y el dictamen de diferentes Consejerías de la Junta, cobrado (?) e imposible de rastrear el destino final del dinero, declarada la venta  muchos meses después, penalizado el IVA por haber cambiado el tipo desde la venta a la declaración de la misma a nivel impositivo, recurrido por IU el precio de venta, anulada esta por iniciativa y mandato de la Junta de Andalucía y en la actualidad con frentes jurídicos abiertos para depurar responsabilidades entre los políticos socialistas locales y provinciales. A toda esta cadena de acontecimientos varios y hechos alegales, le acompañan una serie flecos y preguntas inexcusables: ¿como se controló el dinero de la venta?, ¿donde terminó exactamente?, ¿porqué no se hizo nada por paralizar la venta desde Diputación?, ¿Quienes estaban al tanto y porqué permitieron llegar tan lejos?, ¿cuantas leyes se vulneraron y quienes van a responsabilizarse de ello?, ¿qué pasará ahora con la Dehesilla?, ¿cuál era exactamente el proyecto, ya que varias fincas colindantes se estaba preparando también para construir?, ¿Quienes estaban en el ajo del este intento de pelotazo urbanístico a costa de reventar monte público aledaño a dos parques naturales?, ¿cuanto dinero estaba corriendo ya de mano en mano?, ¿qué tenía que ver con esto el macroproyecto de una residencia de lujo para mayores junto al Balneario?, ¿donde están, si los hubo, los informes de impacto ambiental?... hay otras muchas.

Y sobre todo, si hubiera seguido el proyecto adelante, ¿como hubiera terminado de hundir esto a Marmolejo?, la empresa que compró la Dehesilla, era poco menos que unos intermediarios cuasi insolventes a los que se le embargó al poco tiempo, sin ánimo de construir nada y solo de especular..."

Más información: https://pregonao.blogspot.com/search/label/Dehesilla. y https://pregonao.blogspot.com/search/label/dehesilla

 Pues bien señores, como se diría si hiciéramos expoiler de una película, ahora viene cuando la matan. Los mendas lerendas que compraron la finca, a unos 30 céntimos el metro cuadrado urbanizable, todo un chollazo entre dos parques naturales; pues bien, estos reclaman para ya, y tienen casi conseguido judicialmente, y sin el casi también, que se les devuelvan siete millones y medio de euros //7.500.000 euros//.

Esto se resume en que cada marmolejeño tendrá que ir apañando mil euritos para devolverselos a los que nunca se le debiera de haber vendido nada. Gracias a los lumbreras del Psoe, sus chanchullos, sus pases de las leyes por el arco del triunfo, su carencias de ética, de sentido común, de la coherencia necesaria para andar por el camino del a legalidad y el servicio público, gracias a estos señores, los marmolejeños somos desde ya 1000 euros, en servicios, más pobres cada uno, siete millones y medio entre todos..., y suma y sigue.

A todo esto, insisto, no se sabe donde fueron a parar los supuestos  cinco millones que soltaron los compradores en concepto de aprovechamiento y pago del precio, 4.200.000 y 800.000 euros respectivamente, por lo que el escalabro es mucho mayor. Por penúltima vez, ¿donde está el dinero de la Dehesilla?, ¿alguien lo sabe?, ¿a alguien le importa? o es una de tantas burradas y excesos que en Marmolejo, con el Psoe al mando, pasan y pasan, sin pasar nada.

Los siete millones y medio, se podrían traducir entre ochenta y cien mil jornales, pero aquí no pasa nada. Ya perdimos los cincuenta o sesenta mil jornales que se perdieron con los dineros de la venta, y los cuarenta mil que se podrían haber dado con la venta del polígono y otros, no menos de sesenta mil jornales, con los dineros de no pagar a los proveedores mientras se amontonaban y escondían las facturas en los armarios. Y no hablamos de las decenas de miles que se podrían haber dado con el plan E,  las subvenciones devueltas, por no gestionarlas o "perderlas", o las devoluciones por la venta fraudulenta de parcelas en las Calañas sin los servicios mínimos ni posibilidad de edificación. Y todo esto gracias al Psoe, es su gestión, solo han metido la mano ellos, no hay más responsables, ni más piojos que la manta llena. Manolos, Pilares y Rafas estaban allí..., ni yo, ni los vecinos podemos asumir ninguna responsabilidad, quizás algunos la de votar confiadamente a quienes los engañaban inmisericordemente.

Y no acaba aquí la cosa, estos barros viene de aquellos lodos, de aquella manera tan guai de gestionar las arcas municipales sin Intervención ni Secretaría, sin control ni ley, si tradujéramos a jornales los millones que se gastaban en alardes, convidadas, barras libres, subvenciones injustificadas, viajes, caprichos y tonterías sin fundamento múltiples..., la cifra marearía. Y no me meto en enchufismos, amiguismos, urbanismo de aquella manera y por aquellos precios, porque eso marearía mucho más.

Esto es lo que hay de puertas para adentro de la gestión del Psoe de Marmolejo en el Ayuntamiento. Lo demás son milongas. Obras son amores y con el dinero no se juega. Esta es la verdadera cara de la gestión de Manolo y los que le rodean, este es el "buen camino" que nos venden, esto es lo que tiene hundido a Marmolejo. Esto es lo que tiene tirados por el mundo y pasando fatigas a los vecinos de Marmolejo, esto es lo que nos ha empobrecido, esta es la ruina que nos han metido en nuestras casas.

Y hay mucho más. Vamos a ir desgranando lo que los vecinos no ven, o no quieren ver. Que luego con un par de mítines con barra libre y churros, todo está arreglado..., pues no, señores.

El Psoe, como partido, no es censurable, que nadie se equivoque, lo que si es censurable y criticable es la obra y los actos de los que en su nombre abusan de la confianza puesta en ellos. En las manos de los verdaderos socialistas está que esto se pare en seco y que Marmolejo no siga hundiéndose en el fango de las malas prácticas, los abusos y el derroche, la economía ruinosa paralela y el engaño a los vecinos. Estar en manos de cuatro vividores es un lujo que ni nos podemos permitir, ni nos lo podíamos permitir todos estos años, así nos va. Pensemos que otro Marmolejo es posible, y necesario para sobre vivir, si no tendremos que cerrar e irnos. No se puede con tanto parásito y tanto chorizo.


ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada