viernes, 29 de marzo de 2019

Marmolejo no puede olvidar lo que ve todos los días

Manolo no nos vaciles más, ni somos ciegos, ni tontos, ni sordos.

Se suele decir que es al principio de las legislaturas cuando se toman las medidas menos populares, para que el tiempo difumine el malestar de los votantes y termine corriendo un tupido velo de olvido a la hora de las siguientes elecciones. A esto se le suele ayudar  con una calculada y conveniente traca final de  actividades, obras y fastos,  dirigidas a crear una falsa imagen gestión productiva, cuando lo que delatan es que son medidas escandalosa y evidentemente electoralistas, en nuestro caso por atípicas, que ya no engañan a nadie que no sea un ciego de conveniencias, que solo ve lo que le dicen que vea, mientras pone la mano, para que le den “lo suyo”.

En roman paladino, digo, que si se creía Manolo Lozano que el primer paso para “poner a  Marmolejo en el buen camino” era el del subirse el sueldo, con un par, por narices,  y porque él se lo merece, y porque es muy trabajador, y porque  tal y tal…, pues no. Y para dar ejemplo en un pueblo-cortijada en el que con ese acto demostraba que su voluntad era la ley y su poder absoluto de macho alfa de la casa grande, pues tampoco. Básicamente lo que hizo fue marcar el territorio meándose en el sillón consistorial, para escarnio de propios y sumisión de extraños, y eso no se olvida, Marmolejo no olvida lo que ve todos los días; a un incompetente vacileta ramplón de medio pelo, luciendo imagen, coche, traje y peinado, sin dar un palo al agua y con mucho peligro para el que no le ría las gracias. 

Marmolejo no olvida lo que ve todos los días. No olvida a sus parados, frente a los forasteros que vienen a hacer el trabajo público, a sus hombres y mujeres emigrando, frente a las promesas, de Manolo con palmadita en la espalda incluida, de trabajo a pie de autobús, no olvida porque la ve, la buena vida de la catelfa política municipal frente a la ruina, que cada día es más evidente en las familias. Marmolejo no puede olvidar lo que no ve en sus políticos del Psoe, no ve movimiento, no ve esfuerzo, no ve voluntad, no ve iniciativas, no ve resultados, no ve que se cumplan las promesas que se hicieron, no ve la envasadora, el termalismo, las conserveras, el turismo,  la industria, el florecimiento de la agricultura, los bares y el comercio…, Marmolejo no puede ver lo  que no hay.

Si se ve postureo, imagen, buenas palabras, brindis al sol y, sobre todo, se ven a distancia las insultantes y descaradas mentiras; el aumento incesante de la deuda municipal, mientras se jura que ya está casi pagada, se ve, sin dar crédito, la casi desaparición y manipulación de las bolsas de trabajo, mientras se jura que no hay demanda de empleo, se ve con indignación la masiva contratación de empresas y servicios forasteros, mientras se jura que en Marmolejo no se encuentran empresas que quieran trabajar, se ve con escándalo el enchufe  de allegados y ninis en el Ayuntamiento, mientras se jura que solo son trabajos puntuales a través de facturación a terceros,  se venla desaparición del control y la desvergüenza, mientras se jura que este es el buen camino, 

Por lo que se ve y por lo que no se ve, por otras tantas cosas que iremos sacando a la luz, que se callan, ocultan, obvian y tapan, Marmolejo no debe de olvidar lo que es diáfano e incuestionable y actuar en consecuencia.  No se puede  mirar para otro lado cuando este pueblo está siendo tratado como un cortijo, y encima como un cortijo abandonado. Otro Marmolejo, no solo es posible, sino necesario.

sábado, 23 de marzo de 2019

jueves, 21 de marzo de 2019

Marmolejo necesita su Primavera Democrática


Ya está bien de vagos y parásitos

Dicen, y es una verdad como un templo, que ha llegado el día en que los banqueros se sientan a la mesa de los obreros. Y ahí los tienes, puntuales a la hora de desayunar, almorzar y cenar. No se les ve, pero son uno más a la mesa, el que viene con más hambre, el que se lo apura todo, el que no falla nunca, el más jala y el que se come la mejor tajada.

Son los que dejan la olla casi sin carne, los que hacen que el pescado sea del más arregladito, los que invitan a tomar la cerveza en casa, porque no hay para tomarla en la taberna, y los que, por mucho que nos duela, han llegado para quedarse. Son una especie mala, una raza indeseable, una compañía molesta y humillante. Se han quedado con nuestras vacaciones, con la lavadora nueva, y con tantas cosas que ya son privativas, porque no pueden ser..., ellos están primero, delante, encima, detrás y sobre todo.

Los obreros endeudados nos maldecimos, por hipotecarnos, por hacer oídos y comprar un sueño que se convirtió demasiado rápido en pesadilla; nos metieron por los ojos, nos vendieron duros a tres pesetas y que luego resultó que no valían ni dos reales, nos engañaron. Ahora solo queda pagar, aunque ya no se sepa ni que es lo que estamos pagando, muchos lo hemos olvidado. La escasez se convierte en inercia y la inercia en rutina, ser pobre se asimila a un mal hábito con todos sus avíos; se empieza porque no se tiene, no se llega, no se puede permitir..., se termina por no aspirar, no soñar, no intentarlo, no excederse, no columpiarse... Pero a pesar de recortar lo irrecortable, se sigue estando cortito, nunca hay suficiente para los que están ahí para reclamar su tajada, aunque se haya cambiado el chip, aunque hayamos aprendido la lección, aunque ya no seamos tan materialistas, aunque hayamos descubierto que lo nuestro no es tener más sino deber menos..., todavía están ahí, sentados a la mesa.

Pero los jodidos, encima, no vienen solos, traen sus mascotas, los políticos corruptos. Estos también comen lo que les da la gana, pero con peores modales, sin necesidad de notarios, sin notificaciones, ni cartas, ni acuses de recibo, por la cara. Son los que amparan a los banqueros, los que en nuestro nombre los dejan estafarnos, los que vigilan para que cobren puntualmente, los que velando por nuestro bien se reparten con los poderosos nuestro sudor y nuestro futuro. Son los manigeros, los que miran tanto por nuestra hacienda, que termina en sus bolsillos, a los que pagamos para que nos digan que tenemos que callar y andar, que cumplamos con la usura bancaria por la cuenta que nos trae, que paguemos los impuestos, que nos demos el trabajo de buscar trabajo para que ellos no tengan que trabajar, los que lo organizan todo para que no nos molestemos en organizar nada, los que cada cuatro años se ofrecen para ahorrarnos la molestia de meternos o entender de política, los que se ofrecen para llevar nuestras cuentas, pero no quieren aburrirnos con los detalles..., los perfectos parásitos del pobre y perros falderos del poderoso.

Puesto que en Marmolejo conocemos el paño, ya que lo llevamos viendo y aguantando toda la vida, habrá que hacer algo. Tomemos conciencia:
- Empecemos por destriar los políticos corruptos, que se vayan con los banqueros a robar a otro sitio,
- acerquémonos a la Democracia Participativa, Real y efectiva,
- dejemos de marear la perdiz intentando adaptarnos a un sistema corrompido y hecho a la medida de mangantes,
hay que cambiar formas y fondo,
- hay que devolver el gobierno al pueblo,
devolver el respeto y la dignidad a los ciudadanos,
desmontar la pirámide,
- contar por, para y desde la base de la sociedad,
tomar conciencia de clase trabajadora,
- no reclamar, sino tomarlos, hacer efectivos nuestros derechos,
- no esperar, sino empezar cuanto antes a construir,
- redefinir los esfuerzos en función de las necesidades del pueblo y no del enriquecimiento de la élite,
etc, etc, etc, etceteras solidarios y necesarios para la supervivencia digna.

A los vecinos que aspiran a dar ejemplo con su honradez en política, han de saber que no es suficiente, que las reglas del juego los convierten en simples colaboradores del régimen, decirles que ha llegado la hora de ir un poco más allá, y que el camino es  ser auténticos servidores públicos, del pueblo y sus intereses frente a señoritos y manigeros. Ahí es donde empieza a ser verdaderamente importante la función pública, ahí es donde merece la pena los esfuerzos y los desvelos, ahí es donde empieza el camino y donde nadie puede poner límite al futuro, es donde nace la esperanza y donde seguro que llegan a verse los resultados del esfuerzo en común.

Marmolejo necesita ir en esta dirección. El Ayuntamiento está hundido, el pueblo desesperado, el futuro muy negro y las esperanzas perdidas, porque los que están gestionado no saben, no quieren, no son capaces y no les conviene avanzar, ser transparentes, ser decididamente demócratas, arremangarse y trabajar codo con codo con los vecinos,  ya que solo ven en la política una oportunidad muy rentable de prosperar y vivir sin dar un palo al agua teniendo a todo un pueblo, encima, subyugado a sus pies.

Hace falta un cambio brusco de dirección, de actitudes, de políticas, de personas y de forma de encara el futuro. Si a eso lo queremos llamar "Revolución", pues que sea; que esta primavera revolucionaria, sea el inicio de la Primavera de Marmolejo. Seamos valientes, no hay nada que perder, la ruina ya la conocemos y estos vividores que nos gobiernan, nunca van a sacarnos del hoyo, ellos comen de mantenernos hundidos, abandonados, emigrados y sometidos; el sistema se lo premia dejándoles expoliarnos, derrochar, abusar y campar a sus anchas sin que nadie les tosa, haciendo y deshaciendo a su antojo. Son los putos amos, su codicia y su incompetencia no tienen límites y por mantenerse así.., son capaces de lo que sea. Que se jodan, parémosles los pies, que aprendan a trabajar para ganarse la vida y dejen de parasitar y arruinar a Marmolejo.


martes, 19 de marzo de 2019

Manolo, haz una encuesta sobre tu sueldo.


A lo mejor te llevas una sorpresa

Dicen que, con perdón, la m..., cuanto más se remueve, más huele. También se comenta que, no ha mentarse la cuerda en casa del ahorcado. El acervo popular no suele fallar y en algunos casos resulta ser escandalosamente certero.

Manolo Lozano, titular de la alcaldía pero eterno aspirante a Alcalde de Marmolejo sin llegar nunca a conseguirlo. No se entera, puede llevar la etiqueta puesta, pero no lo es, no sabe, no lo trabaja, no es competente, no lo desarrolla, solo lo disfruta, lo manosea, lo vacila, le saca la sustancia y hasta abusa de ello, pero no lo es, no puede serlo. 

Alcalde no es ni el que quiere, ni el que puede, es el que el pueblo adopta y asume, es el que los vecinos quieren, es el que une y no el que separa, es el que sirve y no el que es servido, es el que lo da todo y no al que se lo dan todo, es el más humilde de entre los ciudadanos y no el que lo preside todo, es el que facilita la vida a los demás y no el vividor a costa del grupo, es el que ofrece futuro y no el que lo roba, es el que se debe a su pueblo y no a su partido, es el que entiende que los recursos y bienes públicos están para todos y no para sí mismo. Por todo esto, Lozano, puede tener el título de alcalde, pero no dejará de ser un pelavaras de tres al cuarto que dota a la institución de indignidad por utilizarla como medio para prosperar en riquezas y poder.

Ahora hace encuestas, bien le hubiera venido al pueblo de Marmolejo que le preguntaran hace cuatro años si le querían subir el sueldo a Manolo. Se hubiera llevado una sorpresa. Es más, porqué no pregunta a sus vecinos cuanto le pondrían ellos de sueldo en función del resultado de su trabajo. Otra sorpresa, seguro. 

Estas encuestas solo bareman si los vecinos pasan de la política, si hay bastantes palmeros y advenedizos, si hay cierta capacidad de convocatoria, o si está la gente hasta las narices. Yo soy de esos, aquí tienes mi respuesta, Manolo, lo que si te admiro es esa cara de hormigón armado que te permite mentir más rápido que respiras, y pedir el voto mientras le robas el futuro a todo un pueblo. 

La soga eres tú y en muchas casas ya no soportan tu soberbia, que la ruina ahoga por fuerza, mientras os lo estáis llevando calentito los “ELEGIDOS Y ARRIMADOS”. No remuevas más el fango, porque tu solito te cierras las puertas, todas las que el miedo y los favores no te mantienen abiertas. Manolo coge el único camino posible y digno, el de la dimisión y buscar un trabajo honrado.


domingo, 17 de marzo de 2019

¿Qué pasa en el Ayuntamiento de Marmolejo? De la ruina al caos.

Manolo Lozano:"Estamos en el buen camino"
El Balneario cerrado por prescripción sanitaria, todas las promesas incumplidas, asociaciones ninguneadas, vecinos desesperados, Marmolejo arruinado, un camino de vergüenza.

Hay tanta infamia, porquería y perversión acumulada en el Ayuntamiento de Marmolejo que no sé por donde empezar. Solo hay que salir a la calle, y preguntar al primer vecino que se encuentre por su opinión sobre la política local y los políticos que nos gobiernan, para que la lista de quejas y desespeanza sea interminable.

Recomiendo que todos los vecinos vean y se empapen del programa electoral de los que gobiernan, del Psoe del 2015. Estos son los enlaces: en VIDEO y ESCRITO, al menos mientras no los quiten. Cuando los hayan visto, notarán que solo tienen que cambiar la fecha para que sea el progama del psoe para 2019, ya que no han hecho ni un diez por ciento de lo que prometieron, y eso siendo generosos. La torre, las fábricas de conservas, los polígonos con luz, el centro de dia, tanto trabajo para los marmolejeños, tanto impulso empresarial, tanto turismo..., nada de nada. Solo queda el descontrol frente al control prometido, donde la trsasparencia, donde la participación ciudadana, donde los microcréditos a los autónomos, donde los consejos locales, donde las asociaciones de vecinos, donde tanta promoción como se prometía, donde los arreglos de caminos, donde las rutas de las flores, donde las rebajas de impuestos, donde el arreglo de la dehesilla..., donde tanta promesa, tanta mentira sin cumplir..., cuatro años tocándose las narices y ahora cuelgan carteles y empiezan dos obras con urgencia para justificarse.

Marmolejo se hunde en picado, emigra, se empobrece y cierran los negocios, se pierde el futuro y la esperanza, mientras los responsables de la gestión municipal solo se les ocurre mentir, vender humo y triunfalismo mientras blindan a los suyos en torno a la administración municipal. Amiguismo, enchufismo, desidia, codicia e incompetencia absoluta rayando lo peligroso y lo absurdo, son los parámetros a seguir, la marca de la casa del Psoe de Marmolejo.

 Eso si, ya se ha adelantado a tirar panfletos diciendo que han cumplido con creces todo el programa..., por aquello de que a base de repetir las mentiras, los que quieren, las convierten en verdades. Es vergonzoso.

Por no cumplir ni cumplen con el respeto que se le debe a los vecinos. La Asociación de Mujeres ha sido anulada, despreciada y puenteada, por la concejala todopoderosa, en la última organización del homehaje a la mujer. Lo que confirma que para los ediles, el asociacionismo es un trapo viejo con el que fregar el suelo, y el femenino, ni eso, solo una comparsa, que acompañe y aplauda cuando se la necesita que acuda a los actos, es y ha sido siempre un jarrillo de mano, una decoración al servicio de la imagen del régimen. Una lástima y una prueba palpable de que hay que abrir los ojos, si las mujeres se unieran en una marea de feminismo independiente, activo, solidario, creativo y reivindicativo, a estos impresentables les iban a acompañar y a aplaudir sus desvaríos, Rita la cantaora. Es la hora de dejar de bailar el agua a alcaldes políticamente incorrectos, réprobos por misóginos y gallitos de corral. A ver si ahora no nos vamos a conocer todos en Marmolejo.

Parece que la bomba de la bolsa de trabajo ad hoc, se queda corta, palidece ante la última maniobra de promocionar al funcionariado, a según quienes, dentro de los trabajadores municipales. Como siempre, con la UGT local bendiciendo y apoyando tanto, favoritismos y amiguismos, como castigos y persecuciones,  da igual, lo que sale de la trasnochada imaginación del Alcalde es ley para los sindicalistas de pacotilla que ven de esa manera favorecidas sus aspiraciones personales. Sindicato y partido, partido y sindicato, tanto monta, monta tanto..., o tanto mangonea, mangonea tanto, tanto miente..., tanto se tapan uno al otro..., tanto se permiten, tanto miran para otro lado, tanto compadreo, tanto confidente, tanta complicidad, tanto oscurantismo..., no sé ustedes, pero yo no reconozco a los herederos de Pablo Iglesias entre esta tropa.

Y todo esto es minucia si lo comparamos con el escándalo que corre de boca en boca en Marmolejo, de que el Balneario está cerrado por indicación de Sanidad. Esto como se explica, si es que quieren explicarlo. Por eso mismo me parece tan sublime la inneptitud de los responsables del Ayuntamiento de Marmolejo y al la misma vez hasta peligrosa. Yo no doy crédito a las burradas que hacen los Manolos, Pilares, Rafas y séquito por tal de coger un puñado de votos: pasar de las garantías sanitarias y primar las rentabilidades políticas para abrir unas instalaciones de carácter mineromedicinal. Si buscaban la foto, la que hay es la del Balneario cerrado por motivos sanitarios, es grave, es bochornosa, es para pedir explicaciones, es para no mirar a la cara a estos, alcalde y concejales, que nos van a buscar un lío cualquier dia. Sin embargo para ellos, todo está bien, este es el camino, son los mejores, todo está maravillosos y cada día están mejor agarrados al sillón.

Va siendo hora de que se lleven una sorpresa. Las listas electorales van cuajando, los vecinos toman conciencia y se va a presentar cara a la gestión ruinosa y desvergonzada del Psoe. A los falsos socialistas que nos gobiernan les gustaría, como buenos antidemócratas que son, que no s epresentara nadie..., pero lo siento, el futuro ya está en marcha. Otro Marmolejo es posible, de nuevo.





jueves, 14 de marzo de 2019

Manolo Lozano y "La bolsa de la vergüenza", suma y sigue.


Paisanos, marmolejeños, cambiamos esto, abrimos los ojos o votamos a Manolo?

Como engañar a un pueblo, tratarlo de tonto y encima pedirle el voto. CON UN PAR. Eso se llama en mi pueblo "limpiarse, encima, con las cortinas".

Si votamos a Manolo, tendremos que ganarnos la vida rifando espárragos al amparo de la limosna oficial que llaman paro, insuficiente e insultante y bien rentabilizada, porque de oportunidades de trabajo, nada de nada. Eso o directamente carretera y manta. Si votamos a Manolo seguiremos amparando todos los vicios y engaños que envilecen este gobierno municipal. Pero, sobre todo, mantendremos y daremos carta blanca para que continúen las vergonzosas e impresentables formas de tratar a los marmolejeños.

El pueblo de Marmolejo, los vecinos, los padres y madres de familia que luchamos todos los días por nuestros hijos, trabajadores honrados todos con la única ambición de sacar la casa adelante, no nos merecemos que nos traten a patadas como hacen Manolo y los suyos desde la casa de todos, el Ayuntamiento de Marmolejo.

Para muestra un botón, y vergüenza ajena me da, abramos los ojos. Y como esta todas:

Ellos veran como han hecho la Bolsa de trabajo para dos meses creada a primeros de Febrero, con la aceituna acabada por muchos jornaleros que se quedan parados. Las condiciones son mínimas, prácticamente, estar parado, ser español y mayor de 16 años. La publicidad, diez días, dicen, en donde nadie mira, sobre todo después de más de un año sin ofertar nada de trabajo. (Buscar las bases por el portal de transparencia del Ayuntamiento, que los parados de Marmolejo lo tienen a diario a mano)

Esto está publicado por el Ayuntamiento. Ampliar.
Solo se presentaron cinco personas, (y cogieron a las cinco), cuando los aspirantes potenciales son millones en España y en Marmolejo muchos cientos. Suerte tuvieron, nadie cuestiona su derecho y capacitación, aunque los ajenos a esa suerte fueron muchísimos más. Parece ser que la tele y la radio, son ajenas a los intereses de los trabajadores y los vecinos, lo único que se retransmite es el autobombo institucional, las monerías de los concejales y el sr. Alcalde, los mítines plenarios, las pompas, la imagen trajeada y todo lo que pueda beneficiar al partido socialista y a su élite, lo demás, lo que afecta de verdad a la lucha diaria por la supervivencia de los marmolejeños, llámese publicitar ofertas de trabajo, nada de nada, que les den morcilla.

Nos chupamos el dedo? Seguimos cerrando los ojos?

No nos queremos dar cuenta que mucho de nuestra ruina marmolejeña tiene mucho que ver con la charpa de falsos socialistas que nos gobierna?

No nos escandaliza el descaro con que hacen las cosas, como se reparten entre ellos las oportunidades que deberían de ofrecerse a todo un pueblo? Qué poco han aprendido de las bolsas de trabajo que se hicieron con IU.

Manolo y los que le rodean, solo son incompetentes en cuanto a los vecinos o es que se lo hacen? Porque en lo tocante a su círculo cercano son muy efectivos “auto administrándose” lo público.

Seguiremos votando a Manolo, Rafas y Pilares? Si lo hacemos, no nos engañemos, viviremos la gestión municipal más oscura que se haya conocido. Si es ahora, con las elecciones a las puertas y se permiten el descaro de hacer alardes como esta bolsa de trabajo; si renuevan la mayoría absoluta, todo el que no tenga el carnet, que emigre directamente.

Cuando un alcalde solo gobierna para los suyos, para los que le han votado y se olvida o castiga al resto de los vecinos, ese pueblo está condenado, como Marmolejo.

No se puede gestionar un pueblo que emigra y se empobrece haciendo todas las compras para las obras municipales en otros pueblos, encargando los trabajos municipales, servicios básicos como limpieza, obras y jardines, a empresas de otros pueblos. Pero lo más ruin es, encima, querer convencer a los vecinos parados y emigrantes, a los negocios que se arruinan y a las familias al borde de la exclusión, que este es el camino y que hay que seguir votando…, a Manolo y toda la ruina que nos está trayendo.

sábado, 9 de marzo de 2019

En Marmolejo se da mucho trabajo..., a los forasteros.

Con Manolo, Marmolejo por el buen camino. 

Es el eslogan del Psoe de Marmolejo para estas municipales. Y lo han sacado sin ponerse colorados ni nada. No tienen vergüenza, simplemente, no les da, porque no la tienen. Si la tuvieran, no mentarían la soga en casa del ahorcado.

Marmolejo se hunde y, ese es el buen camino?
Hasta barrer las calles lo hacen forasteros, ese es  el buen camino?
Emigración masiva. Es el buen camino?
Obras, jardines, podas son para empresas forasteras, ese es el buen camino?
Pérdida galopante de población. Es el buen camino?
El Ayuntamiento de espaldas al pueblo, ese es el buen camino?

El dinero y los recursos que se debería quedar en Marmolejo y dar de comer a las familias marmolejeñas se van a otros pueblos como el agua entre los dedos. El dinero que viene, conforme viene se va a dar vida a otras tierras, mientras la nuestra se hunde. Son las cosas de Manolo. Los políticos cobran todos lo meses, eso si, los demás a buscarse la vida en donde pueden, por lejos que sea. Eso es el buen camino. ¿No hay jardineros, albañiles,  barrnederos..., y padres de familia parados en Marmolejo? Parece ser que Manolo no los ve. Si ni la casa del pueblo la han hecho con albañiles marmolejeños, qué podemos esperar. En realidad, los que rodean al partido viven del carajo, los demás o se afilian y se ganan las oportunidades haciendo méritos peloteros o emigran a Francia, Canadá, Suecia, la costa o la conchinchina, son cosas del socialismo marmolejeño, tal y como lo entiende Manolo.

Paro, ruina, desestructuración social, decadencia, abandono, falta de presente y futuro, negocios cerrando, casas vacías, trabajo municipal para las empresas forasteras, aumento de la deuda, vuelta al descontrol y a la opacidad, privilegios y barra libre para la élite que gobierna, control absoluto del pueblo por el partido, marginación de los no afiliados, ausencia de bolsas de trabajo, enchufismo, hundimiento de los sectores económicos… ¿Es el buen camino?

Si miramos como viven los políticos del Psoe y allegados, seguro que ellos piensan que están en un magnifico camino, pero el resto del pueblo no ve con tanta alegría el futuro y el presente. Manolo nunca las ha tenido tan felices, y se dispone a tirarse en ese plan los próximos treinta años, si se lo permitimos. Aunque en treinta años, si sigue así, habrá desaparecido Marmolejo tal y como lo conocemos y será una aldea en vías de desaparición. Cuando se juntan la codicia y la incompetencia en una persona o grupo de personas solo crea ruina para los que los sufren. Marmolejo va por muy mal camino y como no se ponga las pilas y cambie radicalmente el rumbo, en poco tiempo no habrá marcha atrás, si es que el daño que están haciendo estos inútiles del Psoe se puede deshacer y podemos, entre todos, revertir la inercia de la huida masiva de los marmolejeños.

Manolos, rafitas, pilares y adláteres, si queréis a Marmolejo y a sus vecinos, y podéis dejar esta adicción enfermiza que tenéis por el poder y la buena vida gratis y a cualquier precio, iros, marcharos, perderos y no volváis nunca, no hagáis más daño, que aquí si sobra alguien sois vosotros. Lleváis muchos años solucionando los problemas de Marmolejo y lo único que solucionáis es vuestra vida cada vez más cómoda y regalada y de lo demás nada de nada, los vecinos cada día más jodidos y más cabreados, con menos perspectivas. Marmolejo ha dejado de ser un pueblo atractivo o llamativo a la hora de plantear iniciativas, lo único que funciona y tiene futuro es entrar en el círculo de los comeollas del partido y sus pelotas, advenedizos y boca abajo.

Cuando dicen !VIVA EL PSOE¡ se refieren, literalmente, a que solo viven, olgadamente y a costa de los vecinos, los que han usurpado el buen nombre del partido, la camarilla de Lozano, ellos y solo ellos. Y cada día menos, las promesas de enchufes y trabajo ya hace tiempo que no se materializan a cambio del voto, hoy aplican aquello de "ande yo caliente..., " y a los votantes de base que les den, por pringados. Los demás, los que no tragamos tanta desfachatez, tan poca vergüenza, tanta indignidad, tanta corruptela y mentiras, dicen que somos los "enemigos del pueblo". Pues hay que despavilar, porque con amigos como Manolo y su charpa, vamos de culo y cuesta abajo.

Por cierto, no sería malo que cuando se celebre el día de la mujer se le pida opinión a las mujeres y a la Asociación de Mujeres. Que es el Día de la Mujer, no el de la concejala socialista, que no es una fiesta más del Psoe, que no es el momento ni lugar de dar un mitin, que hasta los regalos se los han personalizado especialmente porque el que manda tiene privilegios, que esto no es política en favor de la mujer, es utilizarla para rentabilizarla políticamente, es hacer todo lo contrario de lo que se pretende reivindicar, es denigrar no homenajear. Al final, ji ji, ja ja, autobombo, onanismo institucional municipe, y fiestuqui electoral a cargo del que emigra para mayor gloria del que lo ha mandado fuera de su casa. Con un par, Manolo es así, ese es el buen camino.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada