lunes, 16 de abril de 2018

Esta utopía llamada comunismo


.(.../...)
Viene de Mundo Obrero

¿Por qué no vuelves? Te pregunta./ También tú te lo preguntas. Beatriz Chivite.

Pues bien, dura será la batalla, duro el combate, dura la tarea y el empeño: la organización de los desposeídos, la organización de quienes para vivir han de solicitar trabajo a los dueños del trabajo, la organización de los humillados y ofendidos, la organización de los que soportan y padecen los mil y un el derechos de admisión que la riqueza levanta e impone, la organización de los que sufren hambre y sed de justicia, la de quienes se tragan el rencor y las injurias, llegan malamente a fin de mes y como mucho reciben al final de la vida las migajas de unas jubilaciones con las que aquellos que nos han robado lo mejor de la vida nos lisonjean la muerte. Esa es nuestra utopía: el combate.




La derecha recalcitrante, nunca se ha ido, la izquierda transformadora, nunca ha tenido oportunidad.

Hay que pararse a pensar, tenemos que tomar plena conciencia y ser consecuentes con ello; los datos están hay, la verdad innegable se oculta a plena luz y a la vista de todos, en realidad ese es su mérito, su jugada maestra, que nadie se preocupa en ocultarla y cada día tiene mayor vigencia: el fascismo nunca se fue y hoy tiene más fuerza que nunca. Se perdió contra el fascio en el 39, en el 78 y hoy, aún bañado de corupción y podrido todo, estamos a punto de perder por tercera vez contra él. Esta es la amarga verdad.

Solo tenemos que dar una vuelta rápida por la tradición europea, Francia, Alemania, Italia, incluso USA, para encontrar numerosas muestras de cultura y folklore antifascista que, durante años han reforzado el caracter pátrio, han unido a los demócratas frente a la barbarie de las dictaduras y los regímenes totalitarios. Mientras los europeos entonaban cánticos alabando a sus partisanos y orgulleciéndose de la lucha contra el nacismo y el fascismo, aquí en España era muy diferente, nos hacían cantar el "cara al sol" y otros himnos falangistas en las escuelas y las plazas de los pueblos. Y hay de aquel que no cantara, podía terminar con los huesos en una cuneta.

Habíamos perdido la guerra, aquí ganaron los fascistas, aquí sufrimos aquello que otros celebraban no habe tenido que sufrir. Aquí la Libertad estaba  borrada de las canciones y las cantinelas de los vencedores se mezclaban con cánticos religiosos,  Tubimos 40 años de eso. La represión fue feróz y brutal, nos pelaron, apalearon, encarcelaron,violaron y mataron como a perros. Esa era la forma de celebrar su Victoria, y tuvimos que soportar estoicamente 40 años triunfales en los que hubo que apender a ser fascista de conveniencia, morisco de las ideas libertarias, a no señalarse, a escupir haciendo como si se besara, a reir las gracias y caminar como dios y franco mandaban.

Luego llegó el 75 y murió el dictador, pero no la dictadura, a esta se le dió un lavado de cara y..., Eureka!!! Vini, vidi, vinci, el fascio, nacional catolicismo o centro derecha moderado, llámese como quiera, los poderes fácticos del país ganaron la partida, de nuevo. Vino la Ley de Amnistía de Octubre del 78 y se coló, dando un cerrojazo sobre cualquier responsabilidad sobre los crímenes del régimen. Vino que había que votar si nos quedábamos con una Constiución, emanada de aquellos que habían jurado lealtad a los Principios Fundamentales del Movimiento del 58, o seguíamos directamente con el Movimiento, y  se coló. Luego todos los que ates eran franquistas y dirigían el régimen, decidieron que eran demócratas y debían dirigir la Democrácia, y coló. Cuando le tocó a la izquierda mover ficha, se cagaron o los compraron, pero el caso es que no se hizo nada. Pudo más el miedo a los militares que el miedo de los militares, o al menos esa excusa pusieron.

A Carrillo le dió por decir que España bien valía una misa, y coló. Aceptó la bandera, el Rey, la Constitución y---. todo, todo, todo lo que le pusieron delante, de hecho hizo perder comba y tiempo al partido y al sindicato dejándolo languidecer atado de pies y manos, nientras se levantaba un Psoe al que con el tiempo, él mismo, terminaría fidelizándose.

A Felipe Gonzalez le bailaban las palabras en la boca y las ideas en la cabeza, donde dijo digo, luego decía diego,  "Otan de entrada no, pero Si". "Antes socialista que marxista, pero luego medio socialdemócrata y medio neoliberal". Le dictaron lo que tenía que hacer, cambiaba de chaqueta más que de camisa y, siempre por el cambio, consiguió que nada cambiara, que los ricos fueran más ricos y los pobres..., a mamarla. Consiguió rizar el rizo; hacer políticas de derechas en nombre de la izquierda. Con un par.

Se perdió la oportunidad de hacer las reformas que necesitaban los españoles y se hicierron las que querían los poderosos. Se ató bien esta "transición modélica", y nos dieron otros 40 años de viento fresco a la Izquierda Transformadora, la Revolución Social y Obrera y la redistribución humana, digna, solidaria y equitativa de las oportunidades y la riqueza del país.

Ahora estamos donde estamos. La derecha recalcitrante, nunca se ha ido, la izquierda transformadora, nunca ha tenido oportunidad. Los partidos, la democracia, la constitución, el sistema en sí están diseñados para su perpetuación y para que los desequilibrios económicos y sociales sean cada día más acusados e insoportables. La corrupción política es tan pringosa como extendida e insultante. Es la consecuencia directa de un régimen corrupto y corruptor en sí mismo, diseñado para que el político tenga las manos libres y robe a placer, esa es la paga de los afectos por traicionar al pueblo. Por eso no se echa a los coruptos ni con zotal.

Nos codeamos con el resto de Europa, pero no somos iguales. Ellos han tenido su oportunidad de vencer al fascismo, y nosotros lo llevamos en el adn de nuestro sistema de gobierno, de nuestros partidos principales, de nuestra forma de aplicar la Constitución y la misma  Constitución en su fondo. Somos, ochenta años después, herederos de un golpe de estado que mató a un millón de españoles y sigue gobernando España sobre sus cadáveres y la impunidad del geneocidio.

La solución hay que currarsela. No podemos seguir así. Todo está manipulado, es paradógico ver como se puede manejar la historia y el futuro de un país que, mientras siga por este camino, no seremos dueños de nuestra vida, seremos esclavos del poder y marionetas en manos de politicuchos fascistas con el carnet del Psoe, PP y Ciudadanos, que se dan golpes de pecho como demócratas, mientras nos roban la cartera y el futuro. El pasado ya nos lo robaron. Esta derecha corrupta, nos llama extremistas de izquierdas a los verdaderos socialistas y nos criminalizan, cuando los auténticos criminales son ellos. No hay cosa que odie más la élite del Psoe que a un comunista. Si no pregunten en Marmolejo.

El comunismo no es solo una bella y merecida utopía, es una necesidad, es la respuesta a la agresión capitalista, la esclavitud, la exclusión, el trato inhumano a los ciudadanos y la degradación del ser humano. Tantos años tragando y aguantando, siendo encarcelados, apaleados, perseguidos y criminalizados, sin mover ni un dedo, ni siquiera por pura supervivencia, demuestran que los extremistas, violentos y criminales son los franquistas que nos gobiernan. Va siendo hora de que cambie la película y se acabe la impunidad y la inmunidad.

sábado, 14 de abril de 2018

La Izquierda nunca ha ejercido..., o, Manolo, coche nuevo?

 Hay que dar un golpe en la mesa, el régimen del 78 está agotado.

A cada cosa su tiempo y un tiempo para cada cosa. La vida misma, la obra del hombre incluida, responde a la misma ley inexorable: la rueda de la existencia, el gran círculo vital, tienden a cerrarse, a completarse y reiniciarse, y eso es lo que da sentido al devenir humano y a la misma naturaleza. Los ciclos se agotan, todo tiene su alfa y su omega, un pricipio y un final. Y esto no hay quien lo cambie, ya que es inherente a nosotros y a todo lo que se conoce, y entendemos,  desde el principio de los tiempos.

Así pues , y si estamos de acuerdo en la mayor, a dios lo que es de dios y al cesar lo que es del cesar. Seamos justos y vistámonos por los pies, sepamos reconocer cuando se ha acabado la fiesta y hay que volver a casa, pensando que mañana, siempre, será otro día.

Nunca está mal aprender de los errores, pero eso sí, empezando por reconocerlos. Ya que mantenella y no enmendalla trae funestas consecuencias, sobre todo en lo político, en el terreno de lo público que a tantas personas afecta y tantas vidas marca, para bien o para mal, culaquier decisión tomada. Seamos lógicos, si no queremos ser justos, y reconozcamos que el régimen del 78 está acabado, agotado, finito, caput, finiquitado, zanjado y hundido. Por la corrupción, que es el edor de lo podrido, y la de buitres que lo rodean, se ve que ha muerto. Descanse en paz..., y a otra cosa.

La incognita se despejó en su momento, Franco lo dejó todo atado y bien atado. La duda era que si la izquierda, Psoe y PC, les iban a fastidiar la fiesta a los que ya llevaban cuarenta años brindando a su salud sobre la pila de cadáveres que cimentaban su bienestar, y la respuesta fué que no, la fiesta ha continuada otros cuarenta años mandando las  mismas familias, engordando las mismas fortunas y de camino descafeinándose cualquier atisbo izquierdoso de transformación social o mínima revolución.

Y eso que no nos lo han puesto fácil, paro, exclusión, miseria y defenestración de la clase media son la firma de la casa, "la marca España" consiste en dar la imagen de un país corrupto y sin remedio, por debajo de los estándares de cualquier república bananera. Y estamos avisados que la educación, la sanidad y la jubilación pasarán a ser objeto de comercio de los grandes contra los chicos, el pueblo está jodido. No nos reconocemos ya como país, como nación soberana, si lo que hemos montado entre todos nos lo desmontan para vendernoslo por partes, como vulgar chatarra y a precios privativos. Es la enésima prueba de que este modelo está agotado y que aquello tan goyesco de que "el sueño de la razón, produce monstruos" hoy es más verdad que nunca.

La espiral in crescendo de despropósitos no va a parar sola, la rapiña, la corrupción y el mescantilismo feróz están incrustados en la esencia de nuestros gobernantes y el propio sitema. Nadie va a cambiar esto si no es el propio pueblo y de un golpe. Las reglas del juego están diseñadas para que la ambición de unos  politicuchos de pacotilla tape las fechorías de otros mangantes magnates y entre ambos se lleven el 99% de la riqueza de todo un país..., y ellos por tal de que siga este modelo, MATAN!!!




 Atrás queda ya la incompetencia. o sepa dios qué, de Carrillo que se tragó carros, carretas y carretones, a tal punto que desarmó y ató de pies y manos al PC, la izquierda y España y se lo entregó a los perros, al bipartidismo, la ley d´hont, la iglesia, la banca y el fascio pos franquista. Tampoco fue mejor Felipe Gonzalez que a sueldo de la CIA redujo al Psoe a la sombra de lo que una vez fue, a una anecdota, una quimera lastimosa que, manteniendo la marca y la imagen, aún hoy sigue siendo votado, y cada vez menos. El Psoe solo se ha puesto fecha de caducidad, se ha montado en la linea de la marca España y ya solo pinta como objeto decortivo para poner en lo alto de la tele, sobre el pañito de croché, junto a la gitanilla y el toro de marras. Felipe lo capó y, ya eunuco, lo puso al servicio de cualquier cosa menos de los ideales de sus bases y su fundador y no pasó nada, y no pasa nada. No se sabe quién tiene más delito, si el vendido y corrupto o los seguidores corrompidos y mangantes; si Alí Babá o los cuarenta ladrones. Ustedes mismos juzguen.

El caso es que así nos va, así estamos, el futuro es negro y la corrupción no tienen techo. Cuando creemos que ya lo hemos visto todo, nos sorprenden con algo nuevo, cada vez más ruín y degenerado. Como no nos arremanguemos, y demos un golpe en la mesa, nos comen con sopas. Empecemos por los pueblos, barramos la casa y mandemos a freir espárragos a la mancha de sinvergüenzas corruptos y trincones que nos gobiernan, que nos roban y que nos arruinan. Por cierto, Manolo, coche nuevo? A ver cuando nos dejas dar una vuelta, que algo habremos puesto cada vecino.


miércoles, 4 de abril de 2018

Los chicos del Psoe de Marmolejo, entre el onanismo politico y los mundos de yupi.

Menos circo, los payasos ya no nos hacen gracia.

El indolente onanismo político en que están sumergidos y empicados los dirigentes del Psoe marmolejeño, junto a algunos de sus palmeros mas cercanos, no es sino la prueba de que la erótica del poder, el poder por el poder y sus ventajas personales, es lo único que los mueve. Al pueblo, que le den viento fresco, mientras ellos disfruten de las prebendas, ventajas y lujos de estar situados en la cima de la pirámide depredadora y fagocitadora de los recursos, placeres y oportunidades que conlleva el poder municipal, libre de cargas y cargos de conciencia.

La bandera, el himno y el escudo es lo único que les preocupa a estos incompetentes iluminados que nos gobiernan desde la taberna, creen que con esto, ferias y fiestas, virgenes, pasacalles, mucho bombo y algunos gorrazos, los marmolejeños nos vamos a quitar el hambre. Pobres diablos.

La nostalgia no se come, revivir una y otra vez los buenos tiempos que ya se fueron, no los va a traer de nuevo, y anclarse al pasado no construye futuro. Esta es la actutud y aptitud que demuestran nuestros caciquillos consistoriales que, con el yerbero y la panza llenos, se limitan a soñar despiertos en interminables sobremesas de gañote. Recuerdan mejores épocas y se hinchan de estúpido orgullo, como si ellos hubieran tenido algo que ver, mientras brindan por los muchos años de gobierno seudosocialista, habidos y `por venir..., y ahí es cuando, en pleno ejercicio de va y ven onanista, henchidos y traspuestos, deciden dejarlo todo para otro día, que siempre soplará el aire a su favor..., y que para ganar unas elecciones que les llene el plato, la cochera y el vaso, no hay que trabajar tanto, solo parecerlo.

En realidad, ni eso, ya que ha quedado demostrado por activa y pasiva, que cuanto peor, mejor para ellos, y que una buena promesa atrae más aceptación que la mejor de las realidades. La prueba está quedando demostrada estos días cuando ya reconocen que son más de 864.000 euros los que tienen que devolver de la estafa del polígono y se está endeudando  de nuevo el Ayuntamiento por sus errores, mala gestión, engaños, incompetencia y discapacidad política. A donde fue a parar el dinero recaudado por la venta de las parcelas del polígono? Eso, ciertamente, nunca se sabrá.

Pero el escudo es el del pergamino, el socialista, y la bandera es muy bonita y el himno..., y ya te digo, lo demás son tonterías. Y vuelta a soñar despiertos y vuelta a engañar a la gente y vuelta la burra a la paja, que no al trigo.

Es infame lo que estamos obligados a aguantar, la prepotencia diaria y ruín de las poderosas cabezas huecas y buenas para nada del soe local. Pero lo que nos queda por pasar no es menos. Ruina tenemos y tendremos, mientras sigan los zorros guardando el gallinero.

Hay que poner los pies en el suelo, no nos vale de nada hacer tanto brindis al sol, tanta promesa hueca, tanta pose para la foto, tanta ruina sin remedio, tan mala gestión, tanta mentira, tanto mangoneo y tanto enchufismo, tanta impunidad, tanta manipulación, tanta farándula y tan poco futuro, tanta vagancia institucional..., y tanto tocomocho contra el pueblo, que es el que está pagando todo, las torpezas, los errores y la maldad. Los mandamases, mientras, que sigan soñando, viviendo en el recuerdo, regodeándose en lo que ellos disfrutan y no planificando nada para el futuro. No se puede vivir en una continua autosatisfacción al margen de la realidad. del pueblo y de las reglas más sencillas del decoro y el sentido común.

El show es ya insoportable, no hay solución cuando no se reconoce la realidad, cuando no existe el sentido común, oyendo en los plenos lo  contrario de lo positivo e innegable de la realidad marmolejeña. Están desnortados, o es que vivir en los mundos de yupi es más bonito y menos estresante que reconocer la miseria y ruina de su gestión plasmada en la precariedad  del día a día de las familias de Marmolejo. Marmolejo no se merece este insultante circo, los payasos ya no nos hacen gracia.




ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada