martes, 24 de julio de 2018

Balneario de Marmolejo, fuente de corrupción, demagogia y pelotazos urbanísticos.

Los mogotes se pondrán morados a selfies y la élite lo hará de jamón y gambas.

Cuando vino Franco a Marmolejo, los cabecillas locales del Régimen, seguro que rompían las baldosas de la recién construida Granja Escuela a base de dar cabezazos en el suelo, al hacer tanta reverencia. Obviamente el "chacho Paco " no era un servidor público democrático al uso, ni siquiera los que administraban el Ayuntamiento de la época, que tan efusivamente lo agasajaron, eran cargos electos.  Hasta ahí estamos todos de acuerdo. El dictador vino, vio y venció.

Quedó inaugurada la obra en cuestión, para mayor mérito del Movimiento Nacional, como tantas otras empresas y proyectos públicos quedaban inaugurados por todos los rincones de la geografía hispana para mayor gloria del Glorioso Alzamiento, y disfrute del populacho. Este aplaudía las iniciativas y ocurrencias porque no tenían otra. Ni otra opción, ni otra salida, ni otra opinión, ni otro camino que el agradecimiento, la sumisión y..., ala a hacerse polvo las manos cuando veían el coche del caudillo pasar zumbando de un pantano a otro..., y tiro porque me toca.

El del Ferrol era como Juan Palomo, él solo se lo hacía todo; él reventó un país, causó un millón de muertos, desbastó regiones, pueblos, fábricas, carreteras, vías, puentes y familias, como el que come pipas..., y acto seguido se puso a reconstruirlo todo, rodeado de "vivos" y con una nueva "familia" repobladora, cara al sol y con flores a María, se pasó cuarenta años, arreglado fábricas, vías, carreteras, puentes, pantanos, escuelas, barrios, regiones y pueblos desbastados, y llenando los bolsillos de una élite a costa de recordarle a los pobres que lo suyo era aplaudir, callar y andar.

Para controlar a la plebe, vulgo o populacho, nunca ha faltado un ejercito de chusma, de bocabajos, chivatos de medio pelo, palmeros y lameculos. Esta figura del chivo soplón y pelota sin principios, y su modelo social, contrariamente a lo que se podría pensar, ha llegado intacto a nuestros días, a base de ser mantenido y potenciado por el poder dominante actual,  Psoe de Andalucía, curiosamente, heredero de aquel franquismo casposo, entre otras cosas por mantener intactas las redes de clientelismo, palmeros y chivatos a sueldo, además de casi toda su esencia y parafernalia.

La "pija" de Triana, Susana Díaz, viene a Marmolejo, como hizo Franco, a inaugurar obra pública (municipal) para mayor gloria del partido socialista y el Régimen de Sevilla que sustenta. A qué viene? A nada. La nefasta gestión del soe ha traido la ruina absoluta y luego ellos  hacen las inauguraciones de los parches. Ellos hundieron le Balneario y ellos se ponen medallas por parchearlo. En muchos casos cuesta mas el folclore inaugurativo que la obra en sí. Panem et circenses.

Nada, a hacer campaña electoral para el Psoe. Pero utilizando los medios públicos de todos los andaluces para lucirse, embaucar, hacer demagogia y estar a al altura de la política casposa que hace el soe marmolejeño, desde siempre y hasta el infinito. Perdón, hubo un momento, antes de que entrara el cristobismo y sus cánceres, en que Marmolejo se respiró esperanza y auténtico socialismo, pero ya pasó hace treinta años y hoy es solo un recuerdo para algunos, para otros, ni eso.

La señá Susana ya ha honrado a Marmolejo otras veces con su presencia. Pero siempre con motivos mitineros y en campaña electoral, con más o menos acierto en las formas, aún se recuerda el caso de los "abanicos" que pusieron bajo sospecha la financiación del meeting en cuestión. Pero en el fondo los afiliados y simpatizantes marmolejeños, siempre la han recibido con cariño, y los selfis entre las bases corrieron casi tanto como los manjares y el buen vino entre la élite. Todos salieron ganando.

Lo llamativo es que esta visita es diferente. Esta vez es una visita oficial, pero enmarcada en qué, para qué, y porqué. Por lo visto la economía municipal marmolejeña, está tan bollante gracias a las contribuciones que nos vamos a permitir fastos pagados con los dineros de todos, para inaugurar la única obra que se va a hacer en Marmolejo en cuatro años: la rehabilitación de la Casa del Médico, y tampoco, porque ya se empezó en la legislatura pasada. Los jardines y la arboleda, lleva casi tres legislaturas en marcha, y aún queda mucho por hacer. El edificio del agua, lo que llamaríamos Balneario en sí, estaba hecho, solo han limpiado y rehabilitado, no está mal tres años y todos los dineros del mundo para esos parches. Y la cúpula, la han quitado, por fin; cuando la pusieron, lo hicieron contra la voluntad de todo el pueblo, una porquería estética, igual que el bunker..., pero ahí, digamos que es cuestión de gustos, o mejor dicho de mal gusto. Ningún político va a la cárcel por tener mal gusto, ni siquiera van por robar...

Este Balneario nuestro, que se reformó en su momento porque se pretendía utilizar como "regalo" del pueblo a los holandeses, los planes eran ceder la gestión a los de la Dehesilla por cincuenta años. Piedra angular en aquellos días de una ingente especulación urbanística, buenos años que pretendían ser mejores a base de "pelotazos", como la construcción de dos hoteles enormes, un centro termal, una mega residencia de ancianos de lujo, detrás del pilar, a la que se le adjuntarían los jardines municipales como propios y el termalismo como actividad complementaria propia. Para esto se compró, el Ayuntamiento, a precio de oro un olivar al fondo el Balneario, para dar paso a la residencia de marras.  Tampoco es un secreto que al rededor del Balneario y la Dehesilla, se especuló con fincas y olivares, se prometió a mucha gente, desde el Ayuntamiento, que la construcción de chalets y bungalows iban a ser generalizadas por todas esas fincas aledañas y etc, etc, etc...
Las buenas yuntas...

Si la autoridad andaluza viene, rodeada de gerifaltes sevillanos, jiennenses y comarcales, porqué no lo hace por algo productivo y, en lugar de dar un mitin para ensalzar a su partido y de ponerse finos de gambas, jamón del bueno y toda clase de espirituosos a costa del Pueblo de Marmolejo, no se le ocurre ponerse a investigar los millones de la Dehesilla y todos los movimientos oscuros que rodearon al Balneario durante años; lo que nos costaron, lo que ha desaparecido, la corrupción que abarcó y que se desarrolló con impunidad. Y ya puestos, porqué no se les ocurre hacer una auditoría seria sobre la gestión de su partido en los últimos veinte años de administración en Marmolejo, o de como van ahora mismo, el ingente factureo. Porqué no se investiga desmanes, enchufismos, corrupciones, dineros extraviados, partidas ilegales y pagos sospechosos. Aquí hay mucha tela que cortar, mucho que investigar y. muchísimo por lo que dar cuentas. Se han desviado o perdido y despilfarrado o malgastado demasiado dinero como para venir de charanga y pandereta en lugar de investigar. Es un insulto acudir a limpiar la imagen y la mancha de la corrupción en lugar de resolver el crimen económico que ha dejado a Marmolejo en la ruina y a los marmolejeños en el exilio.

Si yo fuera Susana Díaz, y no es la primera vez que se lo digo, seguiría la carretera adelante y no me pararía en Marmolejo a respaldar a lo más casposo, corrupto, impresentable e incompetente del llamado socialismo jiennense y andalúz. Aquí solo puede pringarse.

A mí personalmente no me gusta esta señora, porque pienso que el cortafuegos de los EREs actuó antes de llegar a ella y que no es tan inocente como dice. Además no sé cuando trabaja esta señora que lo único que hace es viajar haciendo de relaciones públicas del Psoe, ¿cuando trabaja por los andaluces? Nunca.  Pero que no me guste no quiere decir que le desee nada malo. Por eso, Susanita, Khaleesi, guapa, no te juntes con quincalla que terminarás pringándote sin querer.

Sigo sin saber exactamente a qué viene. No necesita venir a Marmolejo para que le laman el culo, en Sevilla ya se apañan solos. No sé si lo que quieren es dar sensación de que trae dinero, pero es sabido que así, ya hace tiempo que no se pide, más bien vendrá a llevarse algo. Creo que viene a hacer propaganda del Psoe y a darse un baño de multitud. En cualquier caso nos está costando bien los cuartos. Y todo, para nada, porque el Balneario, es la crónica de una muerte anunciada, no hay intención de gestionarlo, solo de utilizarlo políticamente. Para este viaje, no hacen falta alforjas, es una pavada, se lo han sacado de la manga, solo por lucir palmito y dar trabajo a los palmeros cuando vean pasar el coche oficial de la jefa.

PD, Dicen que no habrá refrigerio oficial en el bar del Balneario y será en otro sitio mas controlado. Creo que donde se ponga un marco incomparable como es el de los jardines y el puente, que se quite cualquier bar de carretera. Pero bueno, si se trata de mantener a la chusma a raya..., siempre ha habido clases. Ya habrá tiempo de apañar la púa en el Balneario, para eso nuestros líderes se lo pintan solos, no hay que animarlos.

jueves, 19 de julio de 2018

El Balneario de Marmolejo es la crónica de una muerte aunciada, como tantos otros proyectos y edificios.

El silencio de los corderos.
En Marmolejo la historia se reescribe todos los días.

La oposición, en Marmolejo, calla, y es que no merece la pena, el esfuerzo y la pérdida de tiempo, emplearse en un bucle infinito y agotador demostrando continuamente las mentiras, engaños, manipulaciones, corruptelas, desvaríos, meteduras de pata y maldades múltiples del equipo de gobierno municipal del Psoe, con el sr, Alcade a la cabeza, amen de las intrigas palaciegas entre ellos, los excesos económicos brutales y las continuas persecuciones, abusos de poder y desprecios a los marmolejeños.

La gestión "sociolista" de la administración local se resume en un lodazal político, económico, antítesis de las aguas cristalinas que debiera ser, en el que es imposible moverse, aunque ellos están como pez en el agua, y mucho menos sacar nada en claro. Hay personas pagadas por los marmolejeños, dedicadas en cuerpo y alma en convertir el Ayuntamiento y la gestión pública en una ciénaga donde todo el que entra se pierde y nada se saca en claro, donde los bichos más rastreros pueden vivir a sus anchas, incluso devorándose entre ellos, todo vale, prevalece la ley del mas fuerte (todos sabemos como, porqué, quién y quienes son los más fuertes y en qué circunstancias gustan de demostrarlo) y donde si no eres uno de ellos eres un enemigo a batir, destruir y fagocitar.
Acerados impracticables.

 El silencio puede llegar a ser el arma más ruidosa de que se dispone.  No se puede adecentar una ciénaga de manipulación y mentiras con las reglas del juego que favorecen a los que la crean, con los abusos de poder constantes de los que la dirigen. Simplemente, no entrar en un juego amañado, con la baraja marcada y manipulada, es la mejor manera de que no te hagan trampas. Si se sigue las normas de los tramposos se pierde obligatoriamente. No se puede entrar en un ring eternamente a hacer de sparring y divertimento de quienes no respetan ninguna ley, solo las que les puedan favorecer. Para luchar contra ellos habría que hacerlo con el mismo desprecio a las normas que ellos demuestran y entonces esto ya no sería democracia, que es lo que ellos quieren y practican, sería la ley de la selva, la del más fuerte.

El pueblo ha de abrir los ojos. Durante muchos años se ha mantenido desde el Ayuntamiento, y ciertos círculos y élites del partido, que las cosas son lo que parecen, lo que ellos dicen, lo que ellos quieren que parezca, la versión oficial es la única, y lo que digan los demás solo son habladurías, envidias y mala fe. Así, y por esta misma regla de tres, un maltratador saliendo "oficialmente" en una foto con la, el o los maltratados, acalla los comentarios, se exime de sospechas al sujeto y convierte a los acusadores de maltrato en malas personas. Quien dice maltrato, dice contabilidades desastrosas e imaginativas, abusos múltiples de poder, desvíos de fondos, trasgresión sistemática de las leyes, y todo lo que lleva a un pueblo de la democracia actual a gestionarse como si fuera un villa feudal en manos del más caprichoso y corrupto de los tiranos ejerciendo un continuo derecho de pernada. Estos, sacando a Hitler en una foto con tres judios, lo hubieran exonerado de toda culpa y hubieran pasado página diciendo que le Holocausto era un invento de sus enemigos.

Caminos cerrados de maleza.
En Marmolejo siempre ha funcionado el quedar como machote en los plenos machacando literalmente a la oposición, traer a un gerifalte a inaugurar algo, aunque luego sea todo mentira, salir en la foto con los mandatarios del partido, presumir de tener a un padrino en Jaén y otro en Sevilla dispuestos a mandar ríos de dinero, hacer fiestas multitudinarias para darse un baño de multitudes y hacer que los vecinos vivan  todo el año en una permanente carta a los reyes magos con las eternas promesas municipales de casa, trabajo, paguilla..., nunca hechas realidad, pero siempre a punto de cumplirse; todo esto funciona, eximía y exime a los mandamases de ser sospechosos de nada. Lo próximo es dejar el Balneario como una patena para que el día 27 de Julio venga Susana Díaz a respaldar toda la ignominia, la corrupción, tejemanejes, inactividad, comilonas e incompetencia pasada, presente y futura de los impresentables gobernantes del Psoe marmolejeño. Y ya está, una foto, otra vez, lo arreglará todo.

Lo que no va a salir en la foto es que no hay presupuesto, ni intención, ni personal, ni dinero, ni planes, ni ganas de mantener el Balneario de Marmolejo al día siguiente, 28 de Julio de 2018. Y vamos a estar muy pendientes para ver de donde salen los jardineros, de los que el Ayuntamiento carece, y los que hay no dan abastos en el pueblo, y de donde saldrán los auxiliares, guardas, el mantenimiento, limpieza y todo lo que rodea el correcto y continuado funcionamiento de un balneario de tanto postín como le están dando a este. Lo jodido es que no dudo que lo cerrarán, sin pestañear, a otro día o a la semana siguiente, para volver a reinaugurarlo dias antes de las elecciones..

El palomar más caro del mundo.
El Balneario de Marmolejo es la crónica de una muerte aunciada, como tantos otros proyectos y edificios. Eso lo sabemos todos, ellos y nosotros. Que se entere el partido, la Susanita y toda España. Porque son así de mentirosos y liantes. Como cuando vino Zarrías a inaugurar el polígono en 2008 que aún hoy, 2018, sigue sin luz ni agua y no funciona..., pero que, como desde hace diez años, está la promesa firme de que ya muy pronto...

Si yo fuera Lozano haría que la Kalesi Susana lo reinaugurara, ya puestos, de todas formas va a inaugurar un balneario que ya lleva más de  cien años inaugurado. Y que siga por la residencia de día, las dos, la que lleva terminada ocho años y no se ha abierto nunca, y la otra, la que está para demolerla hace más de diez años, por cierto, es el palomar más caro del mundo, cuatro plantas y cientos de metros cuadrados, solo para criar palomas.

Así pues, en un Marmolejo en el que la foto de la comida vale más que la misma comida, que una promesa vale cien veces más que una realidad y que un gobierno pésimo, corrupto, embaucador, mentiroso y fotogénico vale más que otro que cumple con su obligación para con los ciudadanos; no ha de extrañarnos la foto de marras, la del homenaje del autobombo del soe, la de los concejales vilipendiados de la oposición junto a los que los han maltratado, incluso en algún caso, agredido físicamente. Todo para lavar la imagen de tanto maltrato, reescribir la historia, y para que quede en la conciencia colectiva, que si hay alguien que no es de fiar son los que denuncian sus abusos. O sea que desde la foto los malos son los corderos, porque con su presencia demuestran normalidad y acatamiento, si tenían queja, porqué acudieron. Que los lobos, no son ellos para nada, que en realidad son víctimas de maledicencia. Y que la normalidad democrática, con la que la élite gobernante se limpia el culo, es la tónica del día a día; y el que no lo crea que mire las fotos. No existe la memoria, para eso está la foto, juntos, como hermanos.

Ha sido triste ver en la foto al concejal D. (PP) junto al concejal J. (Psoe) cuando este le propinó un solemne puñetazo en un pleno al otro..., ni que decir tiene que a los pocos minutos de acabar dicho pleno se habían perdido las cintas de vídeo y no se pudo investigar. Hubiera sido muy edificante poner las imágenes en el acto para que nos diéramos cuenta de que un jiji y jaja no borran lo que se hace a golpes desde las instituciones. Pero como en la foto salen sonrientes, y la memoria con el tiempo se difumina, no ha pasado nada. El maltratador, ya no lo es. De hecho nunca hubo golpes y el que diga lo contrio miente. En Marmolejo la historia se reescribe todos los días.

Las farolas del polígono de Zarrías.
Hay otros ejemplos igual de penosos de algunos concejales que están en la foto, que han sido insultados, despreciados e injuriados gravemente en el ejercicio de su cargo durante los plenos, expulsados incluso a empujones y tratados con desprecio, como animales o cosas, nunca como representantes del pueblo, por unos dirigentes del soe que también están en la foto. Como Lozano y otros, entonces palmeros de tercera, que a cada ignominia y "machada" en el pleno de su jefe respondían en algazara, con estruendo, formando una algarabía, como cuando se echa un puñado de plátanos a la jaula de los monos. Hoy, las ofensas al pueblo, a los vecinos representados se suavizan, se olvidan, y las malas artes de años, insultos y desprecios a los votantes, a la ley y a la Constitución y los derechos humanos básicos, las cacicadas y los cimientos de los abusos actuales, se obvian y perdonan igualmente. Solo por acudir los corderos a hacerse la foto con los lobos.

No han tenido que hacer nada. Los callaron entonces a golpe de desprecio, humillandolos en lo público y atacando lo privado, los hicieron aborrecer y abandonar la política municipal en muchos casos, y con su actitud sumisa y callada, en una foto, los acaban de callar para el futuro. Y lo que es peor, los descalifican como representantes de sus electores, porque si ellos han olvidado, los que representaban, recuerdan lo que se hizo a los que hablaban en su mombre.

Quieren dar la imagen de que esta foto es históricamente una "foto de ley de punto final, otra mas, para irse de rositas los verdugos y corruptos". Lo siento, pero es así. Así lo venden porque eso es lo que parece. Y por eso lo ponen cuatro veces diarias en la televisión municipal desde entonces. Es paradógico comprobar que los que se han tirado 25 años diciendo aquello de que "ni perdono, ni olvido", ahora el plan es que se rehabilite su imagen y memoria, mediante el perdón y el olvido de sus victimas, con las que se ensañaron sin piedad ni medida. Con un par, como si no hubiera pasado nada. La reedición del fascismo caciquíl en eterna renovación, el pos pos franquismo, y no pasa nada, de cuando en cuando se limpia la era, se adapta la historia y sigue todo igual. En Andalucía y sus pueblos los herederos y continuadores de los aparatos de la dictadura son los del Psoe y nada cambió, tenemos la misma ruina, los mismos abusos, la misma miseria y todos los días nos cuentan una plícula para eternizarse sin que nada cambie.

Sé que esa no es la intención de los que se dejaron hacer. Obviamente este era un acto envenenado y manipulado para sacar pingües beneficios de imagen para el Psoe. Si la mierda se endulza y se emvuelve como un caramelo, muchos la comprarán como golosina y, por supuesto, desde lejos pasará por caramelo.

sábado, 7 de julio de 2018

Lo que se hace en Marmolejo..., y nadie da la cara.

Una serie de CATASTROficas desdichas 

Por dónde empiezo? Otra vez tendré que tirar de acervo popular, para poner un poco de luz, donde otros se empeñan en mostrar solo marañas, excusas, escaqueo, opacidades y mucho río revuelto. Hace algunos años, sorprendió por su desparpajo, una chirigota gaditana llamada “los cavernícolas” que en uno de sus cuplés, dedicado al entonces Alcalde Carlos Díaz, le tranquilizaba con altas dosis de comprensión al exculparle de los grandes males que aquejaban a la sociedad gaditana del momento: “ni culpa de tanto paro, ni culpa de ná de ná…, tu no tienes la culpa de que el mundo se hunda de pronto…” y terminaban siendo demoledores resolviendo y argumentando con la fuerza de la razón, “… pero yo no tengo la culpa, pisha, de que tu seas tan tonto.”


Y es que siendo alcalde, ni se puede escaquear uno de sus obligaciones, ni desmarcarse tanto de sus propias decisiones que todo sea ajeno al personaje. El alcalde está para verlas venir y obrar en consecuencia. No para verlas pasar y, seguidamente, nadar y guardar la ropa, tirar la piedra y esconder la mano, y pasear por la vida siempre sin mácula, ni culpa, ni responsabilidad alguna. Un alcalde no puede estar toda la vida haciéndose el loco y haciendo tontos a sus vecinos. Ya está bien, siempre igual. No sé si a Lozano se lo ha dicho alguna vez alguien, pero la intencionalidad política preside y acompaña a cada acto de gobierno, al tiempo que dota de contenido y sentido, todas las consecuencias que se deriven del mismo. Por tanto: ¿Dónde está la firma del soe en todo lo que está pasando ahora mismo en Marmolejo? La respuesta es, bien clara y contundente, en todo.

Absolutamente todas las ruinas y desgracias, desvíos de trabajo a empresas forasteras, exilio económico de los vecinos, despropósitos económicos, sociales, culturales y políticos, y las mentiras abundantes que constantemente están saliendo del Ayuntamiento...; detrás de todo está el soe de Lozano, a pesar de que este, nuestro particular conde Olaf, se empeñe en poner caras y culpar a otros, como siempre. Él sabe de sobra lo que hace, siempre lo ha sabido; antes lo que hacía era poner la mano y mirar para otro sitio, y ahora, lo mismo, pone la mano igualmente, pero hace que mira para otro sitio, buscando algo, lo malo es que por mucho que mire no encuentra a quién culpar..., y en eso pasa los días, haciéndose el loco y buscando a quién cargue con el mochuelo. Marmolejo, la mitad de los socialistas, y yo, estamos hartos de tanta tontería.

La película del Catastro, no tiene desperdicio. Lo que ya se está dando en llamar, la trama del Balneario, no le va a la zaga. El espectáculo vergonzoso del arreglo de la Casa del Pueblo por trabajadores y vecinos de otro pueblo, sonroja de ira a propios y extraños, y al que no, lo encabrona. Los excesos en la jardinería, al ser gestionada desde empresas forasteras, es una espina más que se clava en la carne de quienes hicieron los correspondientes cursos de jardinería, y están parados. El esperpento de la gala de los concejales, no se le ocurre ni a los dictadores más inhumanos que en el mundo han sido.

Nunca, jamás, se le ha obligado a una víctima a aplaudir a su verdugo, ni Hitler, ni Stalin, ni Franco, ni Mussolini; pero si hablamos en términos de "nuestra marmolejeña Democracia", aquí sí, después de tantos y tantos años de abusos de poder, persecuciones e intentos de arruinar, meter en la cárcel e incluso quitar la casa a los concejales de la oposición, después de años y años insultándolos y expulsándolos de los plenos, muchas veces arrastrados literalmente por los municipales, y hartos de ser testigos directos de infinidad de chanchullos, gestión al margen del control legal, arbitrariedades, chulería, de desvíos de fondos, de incumplimiento de leyes y de llevar el Ayuntamiento como un cortijo en manos de una banda, encima, se les invita a que acompañen, aplaudan y compadreen con los que les metían un dedo en el ojo a diario, por no decir otra cosa.

Eso es de no tener vergüenza, que los verdugos utilicen a las víctimas para lavar su imagen y parecer menos verdugos, además de hacer apología del verdugo mayor, solo a una mente enferma se le ocurre esto. Y sin embargo, aquí en Marmolejo es natural, se ve como un acto normal, tan corriente como aceptar una paliza en casa de un maltratador, cuando el maltrato es asumido, asimilado, aceptado y diario.

Entiendo que estos fastos estén enmarcados en la campaña de autobombo, auto propaganda y exaltación del soe, que se hace desde Diputación, celebrando los cuarenta años de caciquismo del Psoe en Jaén. Algo así lo estábamos esperando, pero nos queda aún un año por delante de soba onanista de la autoestima del partido, como circo ambulante por pueblos y aldeas, así que si empezamos por esta burrada, ni me imagino lo que nos queda que ver de ferias, fastos, fiestas, mitinerío, viacrucis, romerías y homenajes a diestro y siniestro. Y pagando lo institucional, que para eso estamos de aniversario y nos pringan a todos, como si lo que se celebra fuera con nosotros y no su campaña electoral anticipada.

Pero, a lo que vamos, ¿quién va a dar la cara por lo del catastrazo? No hay por dónde cogerlo, cuanto más se investiga y se intenta desliar la procesión que viene detrás de los 60 euros famosos, las dudas se convierten en miedo, y este pasa a indignación automáticamente, para terminar zascandose uno en las mulas del más pintao. Ahora, Manolo, conde"Olaf", no me digas que tampoco tienes nada que ver con esto, que solo es otra "casual CATASTROfica desdicha". Porque la vecindad está que echa humo, y no sin razón.

A ver si me entero:

- Tenemos que aceptar 60 euracos como precio único, innegociable y por narices, por un trabajo que ha realizado una empresa, de sepa dios quién y donde, que seguramente tú has contratado para hacer el estudio de la actualización del Catastro. Si alguien que lea esto sabe de estas empresas y de sus tarifas de precios, me gustaría hacer una comparativa.
- Hay que tragar con que el producto de esta actualización es una subida de narices de recibo de la Contribución para el año que viene. Lo que los vecinos no saben es que la subida depende del coeficiente que se le aplica en el Ayuntamiento, y ahí la voluntad política de nuestro Alcalde es que paguemos como si vivieramos en Andujar, poco más o menos. Tenemos aplicado un coeficiente, de dos pares de cojones, como si esto fuera un pueblo mucho, mucho más grande. Claro, a lo mejor el coeficiente disparatado que se aplica, es porque va en consonancia con el gran sueldo del Alcalde, que tiene que salir de nuestras contribuciones.
Hay que joderse porque nos ha mirado un tuerto, o es porque somos así, de esa manera que nos la meten doblada por donde y cuando quieren.

- Se entiende, el Ayuntamiento y la ley entienden, que la diferencia entre el nuevo recibo subido y el viejo más barato, es una especie de fraude fiscal que hemos hecho los vecinos, y nos castigan, multan, garvan y condenan a pagar cuatro años de atrasos, para el próximo ejercicio, además del que corra. Cuando, si no se ha revisado el catastro desde el 92, no es culpa del pueblo, de los que lo pagamos. O sea, que si no queremos arroz, multados y, cinco tazas llenas.
Hay muchas casas en Marmolejo que el año que viene tendrán que soltar en el Ayuntamiento y para el Ayuntamiento el equivalente a un antiguo diezmo,  para que las arcas municipales florezcan y no carezcan, como si estuvieramos en la edad media. Lo que vendrá a ser, dependiendo de cada casa, los ingresos de uno o dos meses. Jaque al pueblo.
A ver qué cara se les pone a los de Francia, a nuestros emigrantes, cuando les expliquen que un mes de manzana es para engordar las arcas municipales y que no cuenta. Amén de la papeleta de los jubilados que viven solos y las casas cerradas que no pinchan ni cortan, y las que están medio en ruina, y los errores del dron que solo se arreglan gastando muchi más dinero, y los de las huertas que no se les dan servicios como basura, pero pagan como mansiones...,

- No pasa nada, todo sea por la causa y por la morterada de billetes de que van a disponer los que gobiernan, llovida del bolsillo de los marmolejeños, unos meses antes de las elecciones. Eso se llama llevárselo calentito. Y como parece que no hay forma de gestionar esta fortuna sin sacarle rédito político, nuestra ruina le va a asegurar el sillón a los que nos la han clavado y , seguramente, también le compremos otro coche al sr. alcalde Lozano. Una jugada perfecta. Jaque mate y final del juego hasta 2023, a saber lo que aparecerá por entonces en la chistera.

En Marmolejo se acepta siempre pulpo como animal de compañia, y si pusieran a ese pulpo con el carnet del Psoe y en las listas, lo tendríamos de Alcalde. O esta vez, va a ser que no?

Hay mucho que cortar, pero iremos poco a poco. Un saludo a los socialistas de toda la vida, a los que están y a los que lucharon y ya no pueden ver lo que hay. Siento lo que están haciendo con ellos, su orgullo, dignidad, grandeza, historia y memoria. No está bien ningunear, por no decir traicionar o algo peor, la esencia, el alma y el corazón de un colectivo que dió todo por mantener unos valores que ahora se pisotean con jactancia, prepotencia y chulería. En esto el que se engañe, se engaña solo. El que se crea las milongas de que la obra solo la puede hacer fulanito y los de Marmolejo no, es que todavía no se ha enterado de que lo único que ven los dirigentes socialistas es un puñetero negocio, dinero, pasta, parné, archenes, guita y cuartos, y para que alguno se beneficie, tienen que no meter las narices en el bisnes los mogotes, afiliados y bases incordiantes y pedigüeñas. No ni ná.

Los simbolos no son para jugar y tribializar. La Casa del Pueblo es un simbolo, un icono, el buque insignia y la memoria de una lucha. Si se hutiliza para demostrar quién manda, quién tienen más cojones, se ningunea y se arrastra, pasando a ser el simbolo y la bandera del que se lleva el gato al agua, la prueba de que se hace la voluntad de uno frente a otros, y termina siendo el dintintivo y bandera del que manda y señal de la humillación de los que no pintan nada. Lamento profundamente que la jugada de la Casa del Pueblo sirva para dividir, humillar y machacar definitivamente a los que no aplauden a este pequeño grupo de aprendices de caciquillo. Está por llegar el día en que los verdaderos socialistas pongan a cada uno en su sitio y el verdadero socialismo triunfe. Hoy esto es una Utopía, y desde hace 82 años, solo ha habido momentos fugaces de esperanza que los dirigentes se han apresurado a enterrar y anular.

domingo, 1 de julio de 2018

La "metamorfosis" kafkiana de Lozano, o su donaire natural?

Comulgar con ruedas de molino. O no.

Marmolejo ya anda más cerca de los 5000 habitantes que de los 10000. Marmolejo es un puro cartel de "se vende" y "se alquila". Marmolejo tiene, no menos de ochocientos padres de familia buscándose las habichuelas repartidos por el mundo. Marmolejo es una lástima, se respira ruina y la alegría hace tiempo que hizo la maleta y se marchó bien lejos.

Estamos en la segunda mitad de 2018, y hace exactamente  tres años que nuestro querido alcalde consiguió a pulso el sobre nombre de "EL PESETILLA" al subirse el sueldo, como primer acto de gobierno. A cuenta de una futura, y nunca vista, incontinencia trabajadora. Una tomadura más de pelo, como tantas.

No sé cuantos marmolejeños, trabajando de sol a sol, ganan por encima de los 2000 euros mensuales, imagino que bien pocos, pero encima hacerlo tocándose las narices, eso es cosa de artistas y causa de admiración entre los seguidores y palmeros del susodicho, al mismo tiempo que es motivo de vergüenza para las familias trabajadoras y todo el que, por causa de la gestión nula y perniciosa de nuestro querido Lozano, la está pasando canutas.

Vivir holgadamente de la política, sin responsabilidades y sin pegar un palo al agua, es el sueño marmolejeño de no pocos adláteres y revoloteadores al rededor del soe local. Mucho mejor que aquello de ser futbolista o torero, aquí no hace falta correr detrás de una pelota, ni ponerse delate de un toro, aunque mejor no abundar en imágenes, porque los paralelismos saltan a cada paso.

Durante años el sueldo del alcalde era materia reservada y terreno muy delicado de pisar, hoy es casi lo mismo. El portal de transparencia de la página web municipal, no dice nada de cuartos, en la prensa y los ranking de los sueldos de los alcaldes de Jaén, somos de los pocos que no hay datos..., y tanto oscurantismo solo puede incitar a la imaginación a pensar que las cosas están volviendo a los viejos tiempos de alcaldes caciques que se enriquecían que daba gloria verlos.

El que nace lechón, dicen que se muere marrano. Es el folclore popular el que nos dota de tan certeras e indiscutibles citas. Por eso, a la vista de la evolución  de las formas e ínfulas de nuestro alcalde y equipo de gobierno, no podemos por menos que preocuparnos al constatar que los viejos tiempos han vuelto. Prepotencia, acoso al personal municipal, malas formas, autoritarismo y abuso de poder y autoridad, junto a la consabida vagancia, incompetencia, inutilidad y falta de preparación, actitud y aptitud política y administrativa, conforman un retrato robot de los gestores que preocupa y entristece a los vecinos de Marmolejo.

No podemos pedirle peras al olmo. La escuela en que se han cuajado esta hornada de políticos, no ha dado más de sí. Y como todo se pega, menos lo bonito, tenemos lo que tenemos, la vieja guardia arrasando Marmolejo, el pueblo arruinado, los vecinos acojonados y emigrando, las luchas internas en el soe al orden del día, el Ayuntamiento dando trabajo casi exclusivamente a empresas forasteras (y es que el mundillo del factureo, tiene su salsipirri) y después de tres años de andar perdidos y desaparecidos, ahora, como tantas y tantas veces, parece que con lavarle la cara al Balneario estaremos todos comidos y ellos justificados para otros cuatro años de tocarse las narices.

Mientras, solo le queda a Manolo, ir diciendo que ha quitado el paro de Marmolejo, cierto es que los cientos de vecinos que han hecho las maletas ya no computan como parados, pero hay que tener muy poca vergüenza para gestionar el drama de la emigración, como logro político personal. Por otro lado se sigue con los viejos principios de odiar todo lo que no sea el partido, destruir la participación ciudadana, controlar peñas y cofradías, enfrentar a los vecinos, ampliar la red de chivatos y palmeros, y exigir pleitesía a todo el que aparece por el Ayuntamiento a "pedir" cualquier tipo de gestión o servicio municipal.

A pesar de los pesares, creo que no es una transformación, una metamorfosis lo que está sufriendo nuestro muy querido alcalde Lozano, es lo que es, y lo que ha sido siempre, mucha ambición y muy pocos sesos en la misma persona. No puede evitar ponerse nervioso conforme se va aproximando las elecciones. Y todavía queda un año en el que podemos ver de todo. Y es que un buen sueldo, un trabajo cómodo, comodísimo, un poder caciquil y la cara como el hormigón, son ingredientes de su  modus vivendi que no está dispuesto a prescindir de ellos. La realidad es que si no fuera Alcalde, Manolo no serviría ni para cero a la izquierda, y lo peor es que aunque se tire toda la vida siéndolo, nunca se va a enterar de lo que tiene entre manos. Este señorito ha nacido para que lo sirvan, no tiene vocación de servicio, ni humildad, ni sentido común, ni ninguna de las cualidades que conformarían un gestor y servidor público medianamente aceptable. Él solo quiere parecerse a Relaño, y ni siquiera para eso sirve, Cristóbal era mucho más inteligente, por eso se rodeó de mediocres como él.

En fin, toca comulgar a diario con ruedas de molino y, si sale la oportunidad cambiar de aires, los despojos habrá que dejarlos a los buitres. O no. Por cierto, ya queda menos para que Susanita y algún otro vengan a hacerse lo que se llama  un "Zarrías"en Marmolejo. O sea, inaugurar a bombo y platillo un polígono sin luz ni agua, un pantano seco o un Balneario de aquella manera para, seguidamente, abandonarlo. Si no tiempo al tiempo, es lo que han hecho siempre, y aquí ya no nos espantamos de nada.

Urge que la Izquierda se una. Por una vez, el voto útil será el que quite a esta élite endiosada del gobierno municipal.



ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada