domingo, 1 de julio de 2018

La "metamorfosis" kafkiana de Lozano, o su donaire natural?

Comulgar con ruedas de molino. O no.

Marmolejo ya anda más cerca de los 5000 habitantes que de los 10000. Marmolejo es un puro cartel de "se vende" y "se alquila". Marmolejo tiene, no menos de ochocientos padres de familia buscándose las habichuelas repartidos por el mundo. Marmolejo es una lástima, se respira ruina y la alegría hace tiempo que hizo la maleta y se marchó bien lejos.

Estamos en la segunda mitad de 2018, y hace exactamente  tres años que nuestro querido alcalde consiguió a pulso el sobre nombre de "EL PESETILLA" al subirse el sueldo, como primer acto de gobierno. A cuenta de una futura, y nunca vista, incontinencia trabajadora. Una tomadura más de pelo, como tantas.

No sé cuantos marmolejeños, trabajando de sol a sol, ganan por encima de los 2000 euros mensuales, imagino que bien pocos, pero encima hacerlo tocándose las narices, eso es cosa de artistas y causa de admiración entre los seguidores y palmeros del susodicho, al mismo tiempo que es motivo de vergüenza para las familias trabajadoras y todo el que, por causa de la gestión nula y perniciosa de nuestro querido Lozano, la está pasando canutas.

Vivir holgadamente de la política, sin responsabilidades y sin pegar un palo al agua, es el sueño marmolejeño de no pocos adláteres y revoloteadores al rededor del soe local. Mucho mejor que aquello de ser futbolista o torero, aquí no hace falta correr detrás de una pelota, ni ponerse delate de un toro, aunque mejor no abundar en imágenes, porque los paralelismos saltan a cada paso.

Durante años el sueldo del alcalde era materia reservada y terreno muy delicado de pisar, hoy es casi lo mismo. El portal de transparencia de la página web municipal, no dice nada de cuartos, en la prensa y los ranking de los sueldos de los alcaldes de Jaén, somos de los pocos que no hay datos..., y tanto oscurantismo solo puede incitar a la imaginación a pensar que las cosas están volviendo a los viejos tiempos de alcaldes caciques que se enriquecían que daba gloria verlos.

El que nace lechón, dicen que se muere marrano. Es el folclore popular el que nos dota de tan certeras e indiscutibles citas. Por eso, a la vista de la evolución  de las formas e ínfulas de nuestro alcalde y equipo de gobierno, no podemos por menos que preocuparnos al constatar que los viejos tiempos han vuelto. Prepotencia, acoso al personal municipal, malas formas, autoritarismo y abuso de poder y autoridad, junto a la consabida vagancia, incompetencia, inutilidad y falta de preparación, actitud y aptitud política y administrativa, conforman un retrato robot de los gestores que preocupa y entristece a los vecinos de Marmolejo.

No podemos pedirle peras al olmo. La escuela en que se han cuajado esta hornada de políticos, no ha dado más de sí. Y como todo se pega, menos lo bonito, tenemos lo que tenemos, la vieja guardia arrasando Marmolejo, el pueblo arruinado, los vecinos acojonados y emigrando, las luchas internas en el soe al orden del día, el Ayuntamiento dando trabajo casi exclusivamente a empresas forasteras (y es que el mundillo del factureo, tiene su salsipirri) y después de tres años de andar perdidos y desaparecidos, ahora, como tantas y tantas veces, parece que con lavarle la cara al Balneario estaremos todos comidos y ellos justificados para otros cuatro años de tocarse las narices.

Mientras, solo le queda a Manolo, ir diciendo que ha quitado el paro de Marmolejo, cierto es que los cientos de vecinos que han hecho las maletas ya no computan como parados, pero hay que tener muy poca vergüenza para gestionar el drama de la emigración, como logro político personal. Por otro lado se sigue con los viejos principios de odiar todo lo que no sea el partido, destruir la participación ciudadana, controlar peñas y cofradías, enfrentar a los vecinos, ampliar la red de chivatos y palmeros, y exigir pleitesía a todo el que aparece por el Ayuntamiento a "pedir" cualquier tipo de gestión o servicio municipal.

A pesar de los pesares, creo que no es una transformación, una metamorfosis lo que está sufriendo nuestro muy querido alcalde Lozano, es lo que es, y lo que ha sido siempre, mucha ambición y muy pocos sesos en la misma persona. No puede evitar ponerse nervioso conforme se va aproximando las elecciones. Y todavía queda un año en el que podemos ver de todo. Y es que un buen sueldo, un trabajo cómodo, comodísimo, un poder caciquil y la cara como el hormigón, son ingredientes de su  modus vivendi que no está dispuesto a prescindir de ellos. La realidad es que si no fuera Alcalde, Manolo no serviría ni para cero a la izquierda, y lo peor es que aunque se tire toda la vida siéndolo, nunca se va a enterar de lo que tiene entre manos. Este señorito ha nacido para que lo sirvan, no tiene vocación de servicio, ni humildad, ni sentido común, ni ninguna de las cualidades que conformarían un gestor y servidor público medianamente aceptable. Él solo quiere parecerse a Relaño, y ni siquiera para eso sirve, Cristóbal era mucho más inteligente, por eso se rodeó de mediocres como él.

En fin, toca comulgar a diario con ruedas de molino y, si sale la oportunidad cambiar de aires, los despojos habrá que dejarlos a los buitres. O no. Por cierto, ya queda menos para que Susanita y algún otro vengan a hacerse lo que se llama  un "Zarrías"en Marmolejo. O sea, inaugurar a bombo y platillo un polígono sin luz ni agua, un pantano seco o un Balneario de aquella manera para, seguidamente, abandonarlo. Si no tiempo al tiempo, es lo que han hecho siempre, y aquí ya no nos espantamos de nada.

Urge que la Izquierda se una. Por una vez, el voto útil será el que quite a esta élite endiosada del gobierno municipal.



5 comentarios:

  1. Este mes que cobra 4000?

    ResponderEliminar
  2. que me corrijan si he perdido la cuenta, pero creo que ya lleva 2 coches estrenados esta legislatura.

    ResponderEliminar
  3. Que atajo de sinvergüenzas que manera de robar a mano armada Y se sentirán orgullosos de decir que esta bajando el paro en Marmolejo no sera por el empleo que están dando ellos.

    ResponderEliminar
  4. El movimiento que ya se va viendo para meterle mano a la obra de la casa del pueblo, es una empresa forastera. por desgracia, es habitual verla ya en Marmolejo. Ellos verán si, cuando llegue la hora, los que les van a votar son los de Andujar o los de aquí de Marmolejo. Al paso que van, tendrán que traerse a los votantes en autobuses de otros pueblos de donde son las empresas a las que si les dan trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de Arjona los que están arreglando la casa del pueblo. No hay, por lo visto, socialistas en Marmolejo para trabajar en su sede histórica. Puede que sea por justicia divina, ya que esa sede, la casa del pueblo fué robada a los comunistas en su día, con alevosía y nocturnidad.

      Eliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada