domingo, 10 de junio de 2018

Ha llegado la hora. Llamamiento a los socialistas verdaderos, para hacer frente común y barrer la casa.

A Susana, como a Rajoy, debemos de echarla los andaluces, lo que sobra es la corrupción.

El Psoe, ya nadie lo duda, está en crisis. Gobierna, evidentemente, con una de esas minorías absolutas que tanto gusta ver en Marmolejo en el ojo ajeno y nunca en el propio. Pero lo que realmente importa, a lo que voy, es lo que se empeñan en ocultar y que es un secreto a voces, tan a voces que hay que estar muy sordo para no enterarse.

Pedro está librando una guerra civil contra Susana. Son dos concepciones del socialismo, perdón, la social democracia, muy diferentes y por muchos motivos, pero básicamente se trata de diferencias como afrontar niveles de corrupción, clientelismo, caciquismo y tapar la podredumbre. Uno lo quiere gestionar con un enfoque moderno, maquillando, contemporaneizando, saneando con un toque quirúrgico personal, mientras la otra quiere poner sobre la mesa que en Andalucía, cuarenta años de caciquismo, avalan una forma de gobierno que funciona; mano dura, clientelismo, lavar los trapos sucios en casa, no dimite nadie y no se piden cuentas, el que más pueda que más atrinque, y todo el que no es del partido es, simple y llanamente, el enemigo.

Luego, se complica un poco la cosa, porque en el Psoe, resulta que pese a quién le pese, sobre todo a los susanistas, también hay, hoy por hoy, una cuota importante de auténtico socialismo. Marginado, desamparado, escandalizado por lo que contemplan, pasando vergüenza ajena de ver el caso andaluz, socialistas críticos, librepensantes, con dos dedos de frente, íntegros, responsables y consecuentes.

Por desgracia ese es el socialismo que se cargó Felipe Gonzales y hoy está proscrito y perseguido. Hay socialistas que aman su partido y aborrecen a unos dirigentes endiosados, corruptos o permisivos con la corrupción, intolerantes, ambiciosos, autoritarios y cuasi mafiosos. A esos socialistas, que ahora callan, se indignan y se apartan para no pringarse, les quiero decir algo que ya saben ellos: Que esto no puede durar siempre y que, por el bien del partido socialista y de los españoles, deben de posicionarse activamente y ayudar a cortar de raiz ese despropósito, ese nido de corrupción y nefasta gestión ne que se ha convertido el Psoe actual.

Sé que fastidia que te digan esto desde fuera, pero creed que no somos tan diferentes, todo el que simpatiza con IU o el PCE, simpatiza con el socialismo verdadero y reconoce en un socialista a un hermano en la lucha. Lo que nadie, que se sienta progresista, socialista o comunista, puede avalar  es este susanismo hooligan, agresivo, barriobajero, semianalfabeto y pringado que enseña los dientes y gruñe a todo el que no lee, que marca el territorio, que hace listas negras y que pasa lista cono hacía la gestapo en los fastos y eventos prebélicos de afianzamiento del nazismo alemán. Hay que acabar con la explotación del coto, la finca y el cortijo llamado Andalucía porque es nuestra casa, no su negocio.


A veces hay que decir ¡basta!!!, de la forma más expeditiva posible, para que no haya lugar a dudas, para que quede claro el mensaje. Y este es el caso. Es urgente y es necesario, yo diría que es perentorio. A grandes males, grandes remedios. Hay que hacer piña para echar a la corrupción de la Junta, de las diputaciones y los Ayuntamientos, como han hecho en Madrid con el PP.

Pedro Sanchez no ha dudado en hacer causa común con Podemos, con IU, con vascos, catalanes, mareas y hasta le ha tendido la mano a C,s. Podemos decirlo a la inversa, muchos partidos de diferentes ideología se han aliado, por pura necesidad, `para echar del gobierno de España a una banda de corruptos, Pedro Sanchez se ha puesto al frente y se ha hecho lo que había que hacer. Y eso nadie lo duda, solo los corruptos afectados y sus cómplices de gobierno.

En Andalucía, Susana sigue gobernando con C,s. Ella no quería la moción de censura, al igual que C,s, y ambos no pueden ver a IU, a Podemos, a los independentistas, pero sobre todo a Pedro Sanchez. Seamos honestos, sumemos y hagamos un ejercicio de madurez y responsabilidad.

En Marmolejo ya lo hicimos, cuando hubo que echar a los corruptos, se echaron y cuando hubo que formar una alianza de Izquierdas, con vecinos de diferentes partidos  e independientes, también se hizo. Huelga decir que solo son pequeñas muestras de lo que se puede hacer, y que las mafias tienen mucho poder, sobre todo a la hora de manipular, engañar, comprar, amenazar y boicotear, a la par de que el peso específico que tienen en el establishment es pavoroso. Las leyes que ellos se saltan, las aplican a los débiles y los jueces que a ellos los absuelven, blindan e inmunizan, a los demás, a los vecinos de a pie, a la sociedad civil en general, la criminaliza, acogota, apabulla y controla.

Invito a hacer un frente común por recuperar la dignidad robada de Andalucía como pueblo noble, sabio, trabajador, orgulloso, solidario y acogedor, y superar entre todos esta etapa de corrupción, ambiciones personales desmedidas, radicalización, perversión del sistema, represión y engaño por parte de los políticos gobernantes a todos los niveles administrativos.

Yo soy de Izquierdas, me da igual que me llamen socialista que comunista, que rojo o que marxista..., no temo a las ideas, cada cual tiene derecho a pensar, expresarse y vivir según sus convicciones. Y partiendo de ahí creo en la sociedad civil, la transversalidad como necesidad, el diálogo, el sentido común, el respeto y la solidaridad. Pero a lo que si temo es a la corrupción, a la prepotencia, al abuso del poder, a los cargos omnipotentes y perpetuos, a las persecuciones políticas, a la miseria que significa despreciar a los demás y a las minorías, al engaño y a la manipulación en general. El cancer que supone la perversión del sistema para conseguir que una élite viva explotando las miserias de los menos pudientes, hay que extirparlo y para eso henos de juntarnos una mayoría. La mayoría que no soportamos seguir viendo el espectáculo bochornoso de la política andaluza desde la barrera.

Así que ¡Adelante Andalucía!!! Antonio Maillo y Teresa Rodriguez han abierto un camino, llamemosle como queramos, los nombres no son lo importante, lo imprescindible somos las personas.

Para ilustrar un poco, por su interés, pongo un corto vídeo que reflexiona sobre la historia reciente de los dirigentes socialistas y algunas de sus decisiones recientes. A esto me refiero cuando digo que el Psoe de ahora no es el de antes y que la actitud de sus dirigentes abochornaría a cualquier socialista de los viejos y a muchos d elos que todavía lo son..


viernes, 8 de junio de 2018

miércoles, 6 de junio de 2018

La paradoja del laicismo de conveniencias, ultracatólico, del soe de Marmolejo

Los preparativos del Corpus son obra y milagro de los vecinos.
Intentar manipularlo es caer muy bajo, no lo estropeemos queriendo sacar réditos políticos.

No sé lo que nos cuesta a los marmolejeños, directa o indirectamente, que nos pongan en la ventana, o nos lo echen por debajo de la puerta, el periódoco mensual Viva o Vivir. Muy vitalista, con empuje, nos introduce en los hogares una de cal y dos de arena, sin pedirlo, comerlo o beberlo, la religión católica y propaganda política institucional, envueltas en anecdotas humanas, deporte y alguna crónica provincial, falta el oróscopo y el crucigrama.

Ante cuestiones simples, respuestas más simples todavía. El que no lo quiera leer, que no lo lea. Es la solución más rápida que se le puede ocurrir a cualquiera. Lógico y taxativo. Pero no nos alarmemos, los tiros no van por ahí. Cualquier panfleto es digno de análisis y en cualquier caso, digno de respeto, como portador de opiniones, todas ellas, si no compartidas, si respetables. Es la base de la libertad de opinión. Otra cosa será el intento de manipulación que se hace a través de los diferentes medios de comunicación, al servicio del poder, diseñados para que arraigen en el vecindario una serie de ideas falsas, mentiras, medias verdades y datos incorrectos, que lleven a formarse una opinión erronea sobre la realidad de la gestión y los gestores municipales. Lo que viene a ser aquello de toda la vida de tomarnos el pelo a base de milongas para que el pueblo se muera tonto y engañado.

Yo no comulgo, ni confieso, y aunque en estas sencillas lineas pudiera intuirse un acto de nudismo  más o menos integral de los sentimientos, convicciones e inclinaciones  de los que las suscriben, pueden ustedes estar seguros que no hay constricción ni arrepentimiento que valgan, sino todo lo contrario; la intención es, evidentemente, fiscalizar, chequear, y evidenciar la siempre improba gestión de los que creen que mandan, cuando debieran ser ellos los mandados, los que se creen señoritos, cuando su obligaciones son de criados. Y si no les gusta, pues que dejen paso en lugar de pervertir el sistema continuamente.

Digo que no comulgo por lo que las pastorales y homilías me las salto, aunque no niego que siento una curiosidad pícara. Como es que hasta hace cuatro días la presencia religiosa en las comunicaciones era poco menos que testimonial y ahora es preferente y, lo que es mucho más preocupante, va de la mano de lo político..., y no precisamente, como podríamos intuir, del beaterío del PP, sino de la hipocresía electoralista del Psoe.

El partido decía que las tres patas del banco, o las tres claves de la esencia marmolejeña eran, a saber:  Psoe, Nuestro Padre Jesus y la Virgen de la Cabeza. Es una forma capciosa, pero muy ilustrativa para ver por donde van los tiros, de mimetizar iglesia y estado; nada que ver con el cacareado laicismo que se pregona. Hoy lo rentable para ambos bandos es ir de la mano. Como siempre.

Y es que el santurroneríao renta y cada vez más. Ahora se busca en el púlpito lo que no se consigue con la gestión política, y es una pena. Meapilas y tartufos olvidados, se ponen de moda y al servicio del alcaldillo de turno y las tradiciones empiezan a ser cuestión política y de partido.

Quién ha visto al Psoe y quién lo ve, no se pierde una misa; antes se las saltaban o se las tomaban a cachondeo, pero desde que un jacobeo mariano en el cerro del Cabezo, abriera los ojos del alma "milagrosamente" al corregidor marmolejeño de turno, a la sazón representante de Diputación para el evento. El ver tanto personal entregado al unísono, a la liturgia y los vaivenes de las sotanas, cuyo poder de convocatoria parecía ilimitado, encendió la chispa de la fé, cuyas pavesas y humareda hoy empiezan a dar sus frutos, o según se mire, empiezan a ser peligrosos, porque los ojos ya les hacen a algunos chiribitas.

Al poco de aquella epifanía reveladora, se ofreció organizar y realizar desde el Ayuntamiento la gestión integra de los adornos y embellecimiento de las calles para la festividad del Corpus. Obviamente, la negativa fue rotunda. Era cuestión innegociable que, desde siempre, los vecinos tenía la voz cantante, el protagonismo, el gusto y la honra de ser promotores y autores  sus propias iniciativas. El Consistorio no pintaba nada que significara más allá de un apoyo logístico y de seguridad generalizado y discreto. Igual que en otras manifestaciones religiosas y las cofradías; cada una escapa como puede del manoseo institucional y la soba del politiquillo actual que corre a ponerse el primero en la fila de los golpes de pecho para salir en la foto.

Producto de la iniciativa heterogenea popular, del celo de las vecinas y vecinos, de grandes y chicos, en pocos años la tradición se ha devenido en arte. De la tradicional juncia se ha evolucionado a adornos florales complejos, altares muy elaborados, colgaduras imaginativas y vistosas, y alfombras de serrín coloridas y muy trabajadas. Marmolejo brilla con luz propia cada año y se supera a sí mismo continuamente. Los marmolejeños se esfuerzan, organizan y colaboran con una motivación especial y extraordinaria. El pueblo se lo ha currado y gana él solo la partida, se hace ver y valer, destaca y camina por sus propios medios. Enhora buena.

Visto lo cual, no es de extrañar que, como siempre, cuando funciona vengan los de turno a aprobecharse y a estropearlo..., y empiezan las ingerencias, el control político y el intento de sacar rendimiento. Se junta el hambre con las ganas de comer y en un pueblo controlado hasta el milímetro, abundan los voca abajo que no son capaces de decrirle que no al alcaldillo o al concejalillo, y enseguida, bajo la apariencia de taller, actividad juvenil, voluntariado de las juventudes o como quieran llamarlo, se uniforma y se lanza a la calle a un grupo de chavales bisoños y ajenos a la movida, para que se evidencie la mano consistorial y del partido en la organización y ejecución de los preparativos de las fiestas. Y por definición esto es impresentable.

Siempre han sido principales actores los jovenes, nunca bajo siglas, patrocinio o  padrinazgo institucional. Esto es mucho más grave de lo que parece, es el germen de un fascismo incipiente, cuando se uniforma a los protegidos, a los afectos, a los que representan unos ideales para que se diferencien de los otros, de los que no bailan la música del que manda. Este partido soe de Marmolejo, en su incompetencia es capaz de burradas tales que creo, sinceramente, que no las piensan. Simplemente les sale del alma, es instinto básico fascistoide. Lo llevan en el ADN, separar los mios de los otros, dos bandos, o conmigo o contra mí, que la gente vea los que tienen privilegios y los que hay que perseguir..., manipulación totalitaria de mentes enfermas de poder e impresentables para cualquier cargo público. Cualquier día tendremos algunos que ir por la calle con una estrella amarilla pegada en el abrigo.

Aunque bien pensado, algunos ya la llevan, no una estrella amarilla, sino que tienen echada la cruz, están en la lista negra municipal para trabajar en lo público, o en sus negocios están advertidos de que el Ayuntamiento del Psoe no les va a comprar nada. Es la sentencia por haber cometido el crimen de no haber boicoteado al gobierno de la legislatura pasada de IU, como sus fieles hicieron a requerimiento del partido; unos por miedo o exhibicionismo y otros esperando que Roma pagara traidores.

No pasa nada, no es tan malo. Por lo menos no los dejan enganchados ni se les adeuda miles y miles de euros, como pasa ahora, que se está volviendo a la táctica de hacer la pua y demorar los pagos durante meses. Y es que se vuelve a las andadas, hacer una factura al Ayuntamiento de Marmolejo es iniciar una aventura que nadie sabe como, ni cuando va a terminar.

lunes, 4 de junio de 2018

Y Susana podría ser ahora Presidenta Kalesi de las Españas y olé. De la que nos hemos librado.

 Sí se puede, cambiando los protocolos cambiarán los resultados.

Estamos en el minuto cero de algo histórico que, conociendo el paño, lo más seguro es que se quede en nada. Pero no adelantemos acontecimientos y disfrutemos durante unos segundos del momento. Paremos las rotativas y pensemos un rato. Y como diría cualquier gaditano, "¡Qué bastinazo!", es que si a Susana Díaz le hubieran salido las cuentas cuando quiso echar el guante a la secretaría general del soe, ahora sería Presidenta Kalesi del Gobierno de las Españas y olé, osú mi arma; la de gomina que iba a correr por los pasillos de ministerios, secretarías, subsecretarías y direcciones generales, la de jueces que se podrían poner y cambiar, a modo y estilo del PP, para que los de los Eres salieran, no solo exculpados y felices, sino con una paguilla por las molestias, una condecoración al mérito, la orden de San Pancracio, perejil incluido, y la medalla al trabajo en el alambre.

La que nos estamos perdiendo por no tener en la Moncloa a nuestra pija trianera particular y haber dado lugar a que gobierne Pedro Sanchez, que hay que reconocer que es muy peleón, pero mucho menos festivo, donde va a parar. Nuestra Susi, acostumbrada a hacerse selfis con toda Andalucía, y un poco harta ya de ir de bolo en bolo, se conoce todos los pueblos, todas las ferias y fiestas, yo me atrevería a decir que ha estado en todas las inauguraciones de Andalucía, siempre que la obra en cuestión haya costado más de veinte euros o un carrillo de mezcla.

Ahora, el horizonte que se le hubiera o hubiese ofrecido, no tiene desperdicio, espectacular me atrevo a decir: poder pasear el bolso por toda la geografía hispánica y por casi todo el extranjero, hubiera sido la caraba. La biblia en pasta. Nerviosita estaría ya por no saber que ponerse y por quitarse de enmedio de tanto paleto y cateto andalúz que no sabemos nada más que pedir..., con lo bien que le sentaría a ella Madrid, Barcelona o Berlín. Ese es su sueño, y esa es su pesadilla, su propia incompetencia la limita, su ambición es su castigo y su soberbia será lo que la amargue y la haga intrigar día y noche por defenestrar a cualquiera que tenga el puesto que ella ambiciona.

Pedro Sánchez, ahí está el tio. Se cuenta en la prensa que Susana Díaz dijo de él: "este no vale, pero nos vale", claro, antes de romperse los morros en su serviguera y tener que volverse de Madrid con el rabo escondido. Es una incognita, pero ahora, hoy, en el minuto cero, es cuando cabe otorgar el beneficio de la duda. Y es una lástima que un minuto dure tan poco, por lo que como todo, como la luna de miel, el olor a libro nuevo y la esperanza del pobre, tienen fecha casi inmediata de caducidad, de la misma manera, pronto empezaremos a vernos reflejados en el movimiento de este hombre. Y nos gustará más o menos.

No debemos de tirar la toalla y hay que reconocer que habrá que ser sesudo y analizar pros y contras, aciertos y errores, espectativas cubiertas y decepcionadas. La pizarra, hoy está limpia, que no es poco. Mañana empezaremos a comprender si es que esperamos demasiado, si es que al olmo no se le pueden pedir peras, si querer es poder, si no se puede por que no se quiere, o porque no se puede realmente, si lo sobjetivos eran demasiado ambiciosos, si los palos en las ruedas de propios y extraños podrán o no con la marcha del carro, si se ha querido abarcar mucho, por lo que se podrá apretar poco, si el sistema puede con la voluntad de las personas, si los compañeros de viaje hablan el mismo idioma...,  y sobre todo, si vamos a seguir engañados los españolitos de a pie, engañados y engañándonos solos.

Habrá que pensar de otra forma. Habrá que entender que con la Moncloa se gana la calle, que va en el mismo lote. Que el sueño de la razón y la lucha, solo nos ha traido los monstruos de la corrupción y la derechización del país. Habrá que romper moldes y cambiar esquemas, ver donde se ha fallado y enmendar actitudes y actuaciones. Hay que bajar del limbo y arrimar el hombro para recuperar los derechos y la dignidad perdida de los ciudadanos y los obreros. Tenemos que volver a ser ciudadanos y vecinos, no números, consumidores, clientes, contribuyentes y votantes, todo frente a un sistema que nos utiliza y solo le interesa nuestra capacidad adquisitiva, no nuestras capacidades personales. Hay que recuperar la conciencia de clase trabajadora y no consentir migajas cuando lo que tenemos es deber sagrado y pleno derecho a construir y dirigir nuestro futuro. Hay tanto por hacer. Estamos en esta sociedad para vivir con justicia social, dignidad, solidaria y pacíficamente, no para servir de moneda y herramienta que enriquezca a unos cuantos a costa de las carencias y ruina de la mayoría.

Por el momento, los corruptos del PP y sus cómplices de C,s se quedan fuera. Pero, ojo, como en las películas de indios, "volverán con más fuerza". Tampoco están todos los que son, aunque si son todos los que están en el saco de la corrupción. Solo vemos la punta del iceberg, hay mucha porquería debajo de las alfombras oficiales en Ayuntamientos, Diputaciones y Autonomías.

Hoy no quiero ser abogado del diablo, así que evitaré ahondar en los pelígros de la política, en el doble filo de los tratos, en lo mucho que se oculta a los ciudadanos de negociaciones entre partidos, en la desvirtuación de los proyectos cuando se apartan del camino correcto, en la fragilidad de las personas, en la probada inoperancia del sistema, en lo desconcertante de la socialdemocracia española, en la derechización del soe, en los engaños al pueblo, en lo que se promete y no se cumple, en la zanahoria que nos enseñan...,  así que pensemos en que, no habiendo nada nuevo bajo el sol, aún así entiendo que sí se puede, que si se cambian los protocolos, cambiaremos los resultados.

En Marmolejo sigue todo igual, se sigue dando bombo al himno, el escudo y la bandera, parece que con eso estamos comidos, postureo..., y que las pastorales que nos llevan a la casa del sr. Obispo y de Manolo Lozano, cada día se parecen más: "Haz lo que digo, no hagas lo que hago. Vida contemplativa, oración y resignación"


ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada