martes, 2 de septiembre de 2014

"paso al próximo Alcalde de Marmolejo..., y a su maquinista".

Una de rateros e incautos.

Dicen que la ExpoMarmolejo ha sido un éxito, cada cual cuenta como le ha ido, a unos mejor que a otros, pero, en general, quién más y quién menos ha mojado una sopica en este plato apetitoso y anual que es la multisectorial marmolejeña. Tanto es así que hasta los actuales dirigentes del Psoe local lo han hecho.

Hay que ser muy lince para saber aprovechar bien las pocas oportunidades que da la vida, y en este caso, la vida política. Y si es como dicen, que para muestra basta un botón, voy a contar una historia "verídica" que puede ilustrarnos a la perfección sobre linces de dos patas con muchas correría a sus espaldas.

Erase una vez, que los verdaderos linces de Sierra Morena, y más concretamente, los de una finca llamada La Dehesilla decidieron ayudar a sus vecinos en la realización de la Expo, no apareciendo por allí ni para dar la hora. Esperaban que su boicot funcionara, que se les echara de menos y así poder hacerse notar por defecto, como siempre (defecto de cultura, defecto de gestión, defecto de honradez, defecto de humildad, defecto de sinceridad, defecto de amor  a su pueblo, y defecto o ausencia de tantas otras cualidades...), y así fue y sucedió que a más de uno de los incautos que les votan (a cambio de las sobras de su festín y/o pasada de manos por el lomo) les invadió la vena nostálgica y familiar y se acordó de ellos y de algunas generaciones suyas anteriores, y de tal manera y con tanto ímpetu se lo dijeron a la cara, que al segundo día del evento, allí los teníamos clavados en la puerta y rondando el polideportivo como los novios rondaban antaño a las mozas que se hacían de rogar.

Sucedió, que es lo que viene al cuento, que viendo en la puerta de las instalaciones una soberbia, lustrosa y potente máquina excavadora sin estrenar, con un letrero que la anunciaba como "adquirida por el Ayuntamiento de Marmolejo", se encendió la única neurona que aún funciona en el máximo representante de tanto lince pseudosocialista y decidió que a aquello había que sacarle partido. Y como cualquier tahúr o timador de taberna, embustero, estafador, fullero, sablista, petardista, embaucador, farsante o ventajista, urdió un plan simple, un plan de una sola neurona, pero que llevado a la práctica con el incauto adecuado, puede funcionar a la perfección. No en vano vendieron en su momento 900 viviendas que no existían y un erial como si fuera un polígono, y tantas otras cosas; vendieron la historia y a los viejos y sus ideales, vendieron que eran honrados y gestores, incluso vendieron que eran socialistas, vendieron a los votantes, a los amigos y al pueblo, vendieron todo lo que no eran, y todo lo que no tenían, y aún así siguieron vendiendo, mientras alguien estuviera dispuesto a comprar. Y por favor, no confundir vendedores, con vendidos.

Aunque sea triste reconocerlo, en Marmolejo, incautos, lo que se dice incautos, haberlos haylos, y puestos a reconocerlo, también es de justicia decir que los hay de todos los tamaños y, no pocos, deseosos de picar en cualquier cebo e incluso en el anzuelo pelado y mondado si se le ofrece. Tal es la costumbre adquirida durante lustros de saltar y hacer monerías ante la mesa llena de los cristobistas, para ver si se pilla algún hueso o mendrugo, el asqueroso hábito de poner al pueblo a aspirar a las sobras del privilegiado.., por desgracia es su legado, es lo que ofrecían y ofrecen estos ilustres del banquillo del juzgado.

Así pues, imitando aquellas películas de los años cincuenta en las que el raterillo de turno era capáz de venderle la Alhambra o la Giralda  a cualquier turista que la quisiera comprar , por lo que esta peña, en su salsa,  se dedicó a aprovechar el rato que estuvieron de mirones y convidados de piedra para ofertar el puesto de maquinista del Ayuntamiento a cuantos quisieron aceptarlo (no sé la cantidad exacta, pero picó más de uno allí mismo y otros en la calle luego) y tal llegó a ser la alegría de alguno de los nominados, que, cual heraldo real, anunciaba el paso de la comitiva trolera voceando: "paso al próximo Alcalde de Marmolejo..., y a su maquinista". 

Y colorín, colorado, esto que ojalá fuera un cuento, antes de empezar, ya se había acabado, ¿o no?, y es que me da a mí que todavía no lo hemos visto todo.

1 comentario:

  1. Seguimos atando hilos3 de septiembre de 2014, 22:13

    El cristobismo sigue en su línea,un adelanto de su programa electoral,el enchufismo en el ayuntamiento de marmolejo,conseguir el poder con la compra de votos,como antes,pero ahora...dónde estan los dineros? Los tienen ellos?

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada