miércoles, 12 de abril de 2017

De aquellas aguas, estos lodos, los verdugos ejerciendo el victimismo más absoluto...

Suma y sigue..., continua la pesadilla

...el pueblo no pinta nada,  el Ayuntamiento es del partido y no de los vecinos.


Cualquiera puede equivocarse, errar es propio de la condición humana, pero lo interesante viene cuando llega la hora de reconocer los fallos y enmendarlos, ahí ya no somos tan generosos en cuanto a reconocimientos de las metedura de pata, y ni mucho menos al tener que pedir disculpas, hay ya la parquedad y la racanería triunfan.

Dicho esto, es de sentido común diferenciar las mentiras, disparates o inexactitudes de los personajes públicos en el ejercicio del cargo de las erratas de la ciudadanía a título particular y, hay que hacer notar que, aunque sea rara avis, cuando se trata de enmendalla y no mantenella desde lo institucional lo indicado es que mantener el mismo o mayor grado de publicidad y ejemplaridad en la disculpa que en el error.

Así pues se me vienen a la cabeza docenas, cuando no centenares de ejercicios de demagogia, mentiras, engaños, tomaduras de pelo, falacias, patrañas, trolas, calumnias y embustes que, desde la dirección del Psoe de Marmolejo, ha tenido que aguantar y tragarse el pueblo y, por supuesto teniendo encima que hacerse el tonto, sin ocurrírsele ni por asomo pedir explicaciones. Aquí no se piden explicaciones por miedo, puro y duro, y no se dan por chulería, prepotencia, desprecio a los administrados y por demostrar que el que manda lo hace por libre, sin rendir cuentas a nadie.

Y lo triste es que pasa en muchos sitios, es el método caciquíl y embaucador del régimen, es el guión que se repite en muchos pueblos para someter al paisanaje y dejar bien atado el negocio; la manipulación constante de la realidad, el discurso y las personas, con el victimismo consiguiente, mediante la negación de lo evidente, la falta de autocrítica, la desviación de la culpa, el lamento constante y el chantaje emocional. Todo un patrón de libro diseñado al milímetro y seguido a pies juntillas..., y ya vemos como funciona, a las mila maravillas, hasta llegar a vaciar la Democracia de contenido e instaurar un gobierno de amiguetes.

Por poner algún ejemplo: no estaría mal que a los que se les ofreció casas a cambio de votos en 2007, utilizando el partido socialista información protegida del Ayuntamiento,  se les hubiera pedido perdón, automáticamente al día siguiente de las elecciones, ya que no se pensó nunca ni siquiera en hacer las viviendas. O cuando hace pocos años el sr. Lozano les daba palmadas en la espalda, conforme se subían a los autobuses, a los que se iban a trabajar a Francia, prometiéndoles trabajo si le votaban; bien podría ir ahora a pedir disculpas a esos mismos, y a otros muchos que le creyeron y le votaron, y que vuelven por estos días a seguir un ritual de emigración que dura ya demasiados años, lo que se ve desde el Ayuntamiento con desgana y nulidad de iniciativas. Mientras no haya elecciones seguro que no vuelven a ver a Manolo. O ya puestos, bien podrían estar dando explicaciones sobre: Dehesilla, aparcamientos subterraneos, torre, polideportivo, polígonos industriales, solares, millones perdidos, papeles desaparecidos, facturas escondidas, contabilidades imaginativas, Torrecillas, pelotazos urbanísticos, balneario, termalismo, falta de licencias o irregularidades en las mismas, cursos, proyectos fantasma, administración disoluta, descontrol económico, manipulación de información privilegiada o protegida, gastos arbitrarios, falta de deslinde entre Ayuntamiento y partido, alegalidades, desobediencia a las administraciones superiores, desprecio a los dictamenes de los técnicos, incompetencia absoluta y abuso de poder diario. Se podría decir mucho más, pero la podredumbre infiltrada en todos los rincones y capas de esta administración lo impregna todo, y poco se podría salvar. Aquí solo se ha hecho lo que convenía a la banda en el poder, para seguir al mando y así disfrutar de una potestad incuestionable, sin fiscalizar, sin control, sin límite y sin moralidad. Poder absoluto, corrupción absoluta.

De aquellas aguas, estos lodos, nos encontramos de nuevo a los verdugos ejerciendo el victimismo más absoluto..., y vuelta a limpiarse el culo con el pueblo. El alcalde o concejalillo de turno no tienen nunca la culpa de nada; ni cuando se les cae la Casa del pueblo, en el colmo del cinismo dicen que lo esperaban, que ya lo sabían..., y lo jodido es que cada día hay más marmolejeños que están de acuerdo con ello, corre de boca en boca  la certeza de que no pocos sabían que al tocar la fachada era impepinable que se cayera.

Ahora, cuando parece que el que pintaba la zanja seguía un criterio errático, e incomprensible, de postre, se han ido a topar con las arquetas de fibra óptica de Telefónica en la peana, en lo que parece un punto final y un homenaje a la falta de previsión e incompetencia. Menos mal que no ha faltado la catelfa de políticos a ver las obras, aunque ninguno, ni del ayuntamiento, ni de la diputación  se le ha ocurrido ir a ver las rajas que ya han aparecido en las casas de los vecinos y que les tienen acojonados, viendo que este marrón, otra vez, se lo comen ellos solos. Nadie tiene la culpa de nada..., Lozano y sus palmeros son las víctimas y si hay culpables, son los vecinos ajenos al partido y la oposición. Y a esos ni agua.

Hoy sigue difusa, o simplemente no existe, la linea que separa el Ayuntamiento y el partido, pero con la precaución de que las deudas quedan para el Ayuntamiento y los beneficios son para disfrute de la dirección de esta banda de amiguetes y sus arrimados. Suma y sigue..., continua la pesadilla. Sigue siendo normal que lo público no sea de nadie, o quizás del que administra, y como siempre, el que parte y reparte..., aunque lo único que queda meridianamente claro con esta familia es que como el pueblo no pinta nada,  el Ayuntamiento es del partido y no de los vecinos. Esos a callar y a emigrar..., hasta que lleguen las elecciones.

Aunque lo peor es que mucho más difusa es la línea interna en el Psoe entre el bien y el mal, lo que vale para unos, no va con los otros. Las lineas rojas son arbitrarias y de cachondeo, cuando se trata de proteger a algunos personajillos por encima de códigos éticos y cualquier tipo de control interno.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada