jueves, 12 de diciembre de 2013

en Marmolejo, no nos tocará el premio gordo de la lotería, pero si nos ha tocado el calvo que promueve la ruina, y la pedrea de imputados cristobistas.

Me tocan las narices estos salvapatrias de salón del PPsoe que, como Franco, primero tienen que arrasar la tierra y el pueblo, para luego gobernar entre la mansedumbre y los cascotes. 

Hace tiempo que el PP de Marmolejo ha desaparecido. Ya no hay quién lo reconozca y solo rascando bajo una espesa capa de mugre fascistoide, rabiosa y mal intencionada, se encuentra el fantasma de lo que una vez fue o quiso ser. Ni que decir tiene que el responsable de este desastre se llama Lucho Herrera, con le permiso y complicidad de sus compañeros concejales y de partido. Una lástima, porque levantar un partido político cuesta años y reventarlo desde dentro ha sido cuestión de meses.

Este personaje ha conseguido en el PP, y lo está intentando en la política local, que se llegue a los niveles más absolutos de desorientación. No se si es un loco o un cuerdo con las tripas negras. Su intención de destruir y desestabilizar el gobierno local, se le ha vuelto en contra, y le está pasando factura a su propio partido. De hecho toda su trayectoria en política se distingue por sus excesos, sus fracasos y abandonos, por haber dejado tirados a los vecinos, votantes y compañeros, por no estar nunca cuando hay que dar la cara y sobre todo por haber ido dibujando un perfil de la derecha marmolejeña que ya estaba olvidado y superado, pero que ahora vuelve con fuerza; la nostalgia tardofranquista, la soberbia de la raza superior ( los de su clase están llamados a gobernar por designio de la providencia), el falangismo trasnochado, han vuelto, (solo le falta la camisa azul y la pistola al cinto), mezclados con un popurri de malas formas, mucha mentira en cascada, empeñado en hacer bandera del insulto a la autoridad a la que desprecia viscerálmente y la obsesión enfermiza constante por que Marmolejo caiga en las manos de los cristobistas, solo por darse el gusto de poder machacarlos en el gobierno.

Y todo esto de espaldas al pueblo, que le importa un pimiento, olvidando que en Marmolejo hay siete mil quinientas almas para las que hay que administrar y que están pasando por uno de los peores momento de la historia reciente, en gran parte debido a la incompetencia de su partido en el gobierno de la nación, que se ha empeñado en destruir a España para salvarla. Muy parecido, pero a otra escala, es lo que lucho intenta hacer en Marmolejo.

Me tocan las narices estos salvapatrias de salón del PPsoe que, como Franco, primero tienen que arrasar la tierra y el pueblo, para luego gobernar entre la mansedumbre y los cascotes. Me carga ver a estos aves fenix de pacotilla que necesitan resurgir de entre el fuego destructor de la manipulación, la falacia y la mentira, a falta de habilidades y honradez para hacerlo desde el dialogo, la seriedad, las formas democráticas y el trabajo cara a cara con los vecinos y enfrentándose a los problemas. Por eso me entristece comprobar como, en Marmolejo, no nos tocará el premio gordo de la lotería, pero si nos ha tocado el calvo que promueve la mala leche, la desfachatez, la incompetencia y la ruina política, y trae consigo, defendiéndoles, a la pedrea de imputados cristobistas.

Todo esto viene a colación, porque quiere este despejado individuo, invitado por su alter ego, Manolo Lozano, que es quien maneja, junto a sus compis de partido, a los trabajadores del Ayuntamiento, meter las narices en el proceso de negociaciones entre estos y el Gobierno Municipal a causa del Plan de Ajuste. Conociéndolo, como lo conocemos, no se puede esperar de él nada bueno, por diferentes motivos, todos obvios, y el primero y más evidente es que, para no dar la cara y hacerlo desde dentro, abandonó el gobierno municipal, esperando pacientemente, como las arañas esperan a su presa, el inevitable momento en el que hubiera que tratar este delicado problema para saltar a la yugular del Equipo de Gobierno de IU e intentar hacer todo el destrozo posible, crear el caos, manipular a la opinión pública, dilatar innecesariamente las conversaciones y reventar los acuerdos con los trabajadores, para que desde la destrucción, sacar todo el rendimiento político posible.

Y como esto en todo, descubrieron hace tiempo que, como pasa en las obras, derribar es más rápido y fácil que construir, y desde entonces están concentrados en ello.

Así que la consigna de los dos socios, Manolo y Lucho es clara y simple, destruir, bombardear, arrasar, para luego, desde el caos, administrar cascotes, miseria y mansedumbre. Buscan la resignación de los vecinos ante el peor escenario posible, buscan agotar al pueblo, desviándose siempre del camino correcto, metiendo las narices en todo lo que puedan fastidiar, recordar que no hay salida, que ellos siempre estarán ahí para pasar factura.

Su intención de cargar el mochuelo a otros de todo lo malo que pase, de las fatigas, las incertidumbres y el sufrimiento de las familias que ellos mismos han provocado, no la van a conseguir.

Lucho y el fascio marmolejeño, porque ya están calados, ya no cuela el rollo de que este o aquél van por libre, que no hay quién los controle, que el partido les llama la atención, que están avisados de expulsión si pactan con el Psoe, que se van a pasar a un grupo mixto y bla, bla, bla...; el PP de Marmolejo es lo que vemos y debajo ya no queda nada.

En cuanto a Lozano, ya tiene suficiente presencia el Psoe en las negociaciones, los sindicalistas de la UGT son afiliados e incluso forman parte del aparato del partido, para qué quiere escenificar la farsa de su participación en las negociaciones, si no es para lo que ya hemos mencionado, para reventarlas y utilizarlas como parte de su estrategia combinada con Lucho. En realidad sería como poner a un pirómano de jefe de bomberos, dejar al máximo responsable actual de la deuda, el derroche y la ruina en el Ayuntamiento, a administrar los daños y perjuicios que sufren los trabajadores por su culpa.  Es de locos.

Para terminar, hay una cosa clara, que aunque el sindicato está manipulado y secuestrado y el PPsoe está rabioso por meter mano y sacar tajada, hay dos realidades en las que nadie quiere reparar: el Equipo de Gobierno de IU es quién gobierna y Bartolomé Soriano es el Alcalde actual de Marmolejo, y por otro lado los trabajadores son los verdaderamente afectados e interesados en solucionar este grave problema heredado, así que unos y otros son los interlocutores reales, legales y válidos para buscar soluciones, lo demás es circo político y mediático, pataleo, oportunismo y una/otra oportunidad para los que llevan viendo los toros desde la barrera desde hace ya mucho tiempo, y lo que les quede, para hacerse notar ya que es una realidad que no aportan nada, nada hacen por su pueblo, nadie se acuerda de ellos..., bueno sí, ultimamente la Justicia viene preguntando por ellos y los que están auditando las cuentas municipales, también parecen interesados en sus artes y prácticas gestoras.








1 comentario:

  1. Pobrecito mi patrón, piensa que el pobre soy yo.24 de diciembre de 2013, 2:04

    Algunas veces en la vida, nos sorprende el comportamiento de ciertas personas que por la relación cotidiana e incluso por cercanía de amistad en nuestro entorno social, mantenemos en un concepto bien diferente al que en determinados momentos manifiestan con su actitud impropia y rompedora de los esquemas, que acerca de ellas teníamos prefabricados, y ¡ojo!, que nunca hay que tener miedo a “romper esquemas” si ello supone una innovación, un paso hacia delante, pero nunca una involución como parece ser el caso que nos ocupa.
    No culpe usted, Sr. Herrera, a la LAULA de haber sido culpable de la pérdida de la condición de Entidad Local Autónoma del Poblado de San Julián, seamos sinceros y coherentes, porque detrás de la herramienta que permite y facilita el trabajo, está el brazo ejecutor, está la decisión política y usted fue su mayor artífice junto con su, por entonces, socio de gobierno y actual alcalde de Marmolejo, diga se también de paso, que a todas luces, fue una decisión acertada y ahí estuvieron los vecinos, apoyando y dando aliento desde el primer momento, acuérdese por sí lo ha olvidado, que obtuvo en las elecciones, con votos legítimos cien por cien, no se puede decir lo mismo de los que obtuvo quien “las ganó” y a los informes técnico-jurídicos me remito, la confianza de la Asociación vecinal que allí existe, ¡qué mal le está correspondiendo!.
    Pierda usted cuidado, no se atormente ni tenga resentimiento, no ha cometido ningún atropello, aunque estuvo a punto, el alto precio y la pérdida de derechos que tanto le preocupa, ya lo venían sufriendo los vecinos de ante mano. Vuelva usted a leer los informes técnicos y la resolución final de la Junta de Andalucía para recuperar, por lo menos, la confianza en usted mismo, que dada su ambigüedad tal vez sea la única que pueda recuperar, y tener la certeza de que San Julián llevaba mucho tiempo al margen de la ley.
    Asombra e incluso molesta ver cómo siendo usted conocedor, porque lo ha vivido en primera persona, de la gran brecha en la sociedad marmolejeña abierta por los abusos de poder y la opacidad en la gestión del anterior alcalde, siga usted hurgando en la herida. Deje de una vez que cicatrice, que sane adecuadamente, acabemos con los gérmenes patógenos que pretenden seguir infectándola, aquí ya huele demasiado a podrido, no siga coqueteando con quienes nunca han dejado de mirar a su bolsillo y menos aún con un pobre diablo que se ha quedado sólo. Este es el mensaje que lanzó la mayoría del Pueblo de Marmolejo en las pasadas elecciones municipales, pero usted parece no haberlo captado aún, tal vez no le interese el camino de la reconciliación y la transparencia que por lo menos, en San Julián, se pretende recorrer, no vuelva a mentar la soga en la casa del ahorcado, su propuesta, tan adornada y camuflada con aquello del “sufragio universal entre todos los vecinos”, es perversa y sospechosa de atender a oscuros intereses u objetivos que requieren seguir manteniendo la discordia y el enfrentamiento, todos en Marmolejo sabemos a quién le funcionó esa estrategia y lo que desgraciadamente consiguió.

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada