miércoles, 29 de octubre de 2014

SIN PERDÓN: la decadencia de la derecha y el arribismo socialista de salón.

Menos teatro.

Felipe Gonzalez mató al socialismo y los barones andaluces llevan toda la vida bailando sevillanas sobre su cadáver.

El PP, desesperado y ladino, pillado in fraganti y ante la perspectiva de que no todo está perdido, ha hecho un brindis al sol y ha pedido perdón.

No se sabe bien, ni porqué, ni hasta qué circulo del infierno, este "Dante" Rajoy, está dispuesto a descender en la humillación pública, con tal de echar tierra sobre lo evidente del latrocinio en el seno de su partido, con tal de parar la caída de cara a las elecciones y con tal de recuperar a esa parte de su electorado que amenaza a quedarse en casa en las próximas elecciones generales, esperando otros tiempos mejores, menos vergonzantes para su partido, en los que brille un nuevo sol frente al que ponerse de cara, con la camisa nueva..., el caso es que en el PP a alguien se le ha encendido la lucecita de pensar, puede que a la vieja esperanza madrileña, y ha calculado que están a tiempo y que España bien vale unas disculpas frente a la plebe..

Esto de pedir disculpas y perdones, que no es malo de por si, me temo que no va a quedar en nada. Aunque debería de ser la punta, del principio, de la primera parte de una serie infinita de golpes de pecho y penitencias bíblicas que nos debe el facherío español a todos los ciudadanos de este país, los que lo son y los que lo han sido, en los últimos 70 años. Debería de ir acompañado, seguidamente, de una retahila de dimisiones, expulsiones del partido, devolución de las rapiñas, multas millonarias y juicios rápidos, ejemplares y públicos de todo el que tenga algo que explicar ante la justicia. Acto seguido, debería de replantearse todo el sistema que les ha llevado a este nivel tan absoluto de corrupción y latrocinio generalizado entre su cúpula. Y sobre todo, han de hacer una revisión de actitudes y políticas dirigidas a favorecer minorías y élites frente a la ruina del pueblo, de la mayoría.

Obviamente a ningún dirigente pepero, por indignado y avergonzado que digan estar, se les ha pasado llegar tan lejos en su fingido arrepentimiento, ya que este no es sino una postrera huida hacia adelante, una rendija por la que salvar los muebles o una penúltima burla macabra a los que han desposeido de su pasado, presente y  futuro.

Solo en este país, que se deja robar y manipular hasta extremos esperpénticos, cabe pensar que entonar unos compases de miserere es motivo suficiente para perdonar, aplaudir e incluso encumbrar a los verdugos.

Sin embargo, aún plañendo y gimoteando por motivos electoralistas y tácticos, el PP está llegando mucho más lejos que su socio de farándula, el Psoe. Ambos se coordinan para intentar seguir dominando las tablas de este espectáculo patrio y decadente que supone el bipartidismo del PPsoe y los cánceres que le acompañan. Ya no llenan los teatros, ya pocos son a los que les hace gracia sus ocurrencias, y sin embargo, por mor de un sistema democrático viciado y hecho a medida de los corruptores y corruptos del PPsoe, estamos condenados a ejercer de demócratas representativos, pero no representados, a terminar la legislatura soportando sus tomas y dacas pastoriles e iluminatis en los diferentes medios de comunicación, en casi todos, en los suyos.

En el Psoe, hay tanta leña que cortar como en el PP, quizás más, seguro que más; más en los pueblos, como en el mío, en Marmolejo, más desvergonzados, más ladrones (porque ellos se lo merecían más), más porque ya les tocaba saber lo que se siente al robar, siendo un ladrón y un déspota, y eso no querían perderselo..., y cuanto más, menos: menos socialismo, menos dignidad y menos vergüenza, menos respeto a los vecinos y menos ganas de aguantarles.

Los socialistas, los que se han  hecho llamar así, con la etiqueta del Psoe colgada de la cazadora negra de cuero o de pana, pero solo con eso de socialistas, la etiqueta, están podridos hasta la médula, han representado lo peor de la condición y esencia de los arribistas, trepas y oportunistas. Saliendo del pueblo, han dominado, robado, conformado, utilizado y engañado al pueblo, hasta el punto de hacer de estas prácticas un refinado arte que dominan a la perfección. El Ejemplo lo tenemos en el cortijo llamado Andalucía, y en cualquiera de sus plazas y ciudades, así como en la figura de la impresentable e inepta presidenta de la Junta: florero oficial, continente de flores y capullos que se mantienen frescas a su amparo, y que son el centro y meollo de la trama de los EREs, por lo que hieden a la hez de la cleptomanía por vicio, para putas y comilonas ..., o en el fulano apellidado Sánchez, que cree, en el colmo de su sandez, que lo mismo que se ha ido de rositas de Bankia, donde votó y aplaudió el robo de las preferentes, que igualmente le va a bastar sacar pecho y golpearlo como los gorilas, para demostrar, una vez más, la veracidad del consabido dicho popular: que "si se pone a un tonto a la cabeza del Psoe, tendremos a un tonto* gobernando para rato". (*) donde pone tonto, vale también: inepto, corrupto, ladrón...

A cada paso que da, la sandez de Sanchez aumenta, ya muchos de sus arribistas le abandonan, se desbandan buscando nuevas ubicaciones, y es que el rumor de que pronto ya no habrá sillones oficiales, ni aparato, para sostener a tanto vividor, se está corriendo como la pólvora; y ya solo le queda, ironías del destino, el amparo de su alter ego en el tanden bipartidista, Rajoy que, amargamente, con las tripas (y no el corazón) en la mano, no para de ofrecerle un pacto anti corrupción, como el que ofrece el último paracaídas que queda en un avión que se precipita al vacío. Poco a poco se evidencia que Sánchez, además de tonto, es sordo y aún cree que en el renacer de sus cenizas de un partido que se empezó a hundir con la renuncia al socialismo de Felipe Gonzalez y sobre cuyo cadáver llevan demasiado tiempo bailando sevillanas los voraces y bien criados clanes de los corruptos barones andaluces (cuyos nombres todos conocemos tan sobradamente que no hace falta decirlos en voz alta, por lo menos hasta que no lo haga primero un juez).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada