miércoles, 6 de enero de 2016

Y, si lees, ves y entiendes... que no te engañen, no te calles, obra en consecuencia!!

Por su interés,  elevo a artículo este comentario de Mariano, un Marmolejeño en la distancia,  al que tenemos la suerte impagable de tener siempre cerca y pendiente de su pueblo. Sea que en la distancia, tantos nacidos en Marmolejo, lo ven más claro y lo sienten más a flor de piel que muchos de lo que por aquí deshojamos la margarita de la ruina municipal y el caciquismo nada encubierto que nos intenta amordazar y callar, con las migajas de sus banquetes, engaños y amenazas.
Para que las voces del pueblo sean una
para que despierte la voz dormida y la voz asustada pierda el miedo
para que la voz débil resurja con fuerza y la que duda se infle de determinación
para que la voz que está oprimida se libere y la que está ciega vea la luz
para que la voz  que tiene su silencio comprado resuelva que no tiene precio
y todas juntas resuenen, por fin, con fuerza atronando a libertad y dignidad.

Propiedades de la pena II
Vicent Andrés Estellés

Asumirás la voz de un pueblo,
y será la voz de tu pueblo,
y serás, para siempre, pueblo,
y padecerás, y esperarás,
irás siempre entre el polvo,
te seguirá una polvareda.
Y tendrás hambre y tendrás sed,
no podrás escribir los poemas
y callarás toda la noche
mientras duermen tus gentes,
y tú solo estarás despierto.
No te han parido para dormir:
te parieron para velar
en la larga noche de tu pueblo.
Tú serás la palabra viva,
la palabra viva y amarga.
Ya no existirán las palabras,
sino el hombre asumiendo la pena
de su pueblo, y es un silencio.
Dejarás de contar las sílabas,
de hacerte el nudo de la corbata:
serás un pueblo, caminante
entre una amarga polvareda,
vida arriba y naciones arriba,
una enaltecida condición.
No todo será, empero, silencio.
Pues dirás la palabra justa,
la dirás en el momento justo.
No dirás tu palabra
con voluntad de antología,
pues la dirás honestamente,
airadamente, sin pensar
en ninguna posteridad
como no sea la de tu pueblo.
Puede ser que te maten o puede ser
que se rían, puede ser que te delaten;
todo eso son banalidades.
Aquello que vale es la conciencia
de no ser nada, si no se es pueblo.

Me han parecido apropiados estos versos después de leerte Catafracto.

Artículo claro, didáctico, inteligente...
El que quiera ver que vea.
El que quiera leer que lea.
El que quiera entender que entienda.
Y, si lees, ves y entiendes... que no te engañen, no te calles, obra en consecuencia!!
Gracias, impagable tu esfuerzo.

1 comentario:

  1. Gracias amigo, por poner en valor este poema tan querido de Vicent Andrés Estelles, el hijo del panadero, arraigado a su pueblo. Para muchas personas progresistas y de izquierdas, este poema nos parece la declaración de principios más bonita y honesta, para cualquier servidor público.
    No han salido los dos últimos versos, quizás no te lo envié bien que dicen:

    "Y tu gravemente has escogido.
    Despues de tu estricto silencio
    caminas decididamente"

    Gracias de nuevo y me tienes a tu lado, y al lado del pueblo y esos valores republicanos: libertad, igualdad, justicia,,,
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada