jueves, 20 de noviembre de 2014

Marmolejo se merece una oportunidad.

Ni dios, ni amo: ni dinero perdiéndose, ni políticos corruptos, ni limosna por la puerta falsa, ni  amos del cortijo, ni lacayos, ni salvapatrias, ni palmeros, ...


Son tiempos en los que se impone la reflexión. No coincido con los que piensan que lo que está pasando ahora en España se simplifica en la consideración de que alguien, de rebote,  ha dado con la tecla, ha accionado una suerte de resorte que ha disparado el hartazgo y el cabreo reprimido y comprimido durante años en el común de los vecinos. No coincido. No es solo eso, esa flauta no ha sonado por casualidad, sino por pura necesidad.

No coincido, discrepo con los que consideran, a los nuevos movimientos políticos y sociales, solo una moda. Ya que obviamente son algo nuevo, pero la idea sobre la que emergen y se sustentan es vieja, tan vieja como el hombre, tan vieja como la represión y la esclavitud, tan intemporal como la libertad y tan brusca como  el mazazo que sacude y rompe las cadenas. Sí se puede.

Sí se puede, porque en su día se pudo, y como en su día se pudo, conquistar la dignidad y el espacio vital mínimo en el que ser personas y no vegetales, espectadores, palmeros o marionetas, desde el que establecer una cabeza de puente que nos permita luchar contra los que nos roban tantas y tantas cosas. Se pudo y se podrá.

Se pudo en Marmolejo  y se puede en cualquier sitio que haya hombres y mujeres dispuestos a convivir y sacrificarse, luchar y construir, los nombres son lo de menos, nos conocemos todos, las siglas también van y vienen, pero la idea es vieja, auténtica y heredada, y solo puede anidar en el corazón, hay que cuidarla, protegerla y, sobre todo, llevarla al día a día . Por eso el futuro es de los que tienen corazón, vergüenza y saben escuchar.

El futuro es de los que luchen, de los que despierten, de los que ya no quieran que nadie hable en su nombre, sino que pidan, exijan la palabra, de los que tengan siempre algo que decir en  su barrio, en su calle, entre los suyos y en su Pueblo. El futuro en Marmolejo es de los que tengan las manos limpias, de los que piensan más en servir que en servirse y en dar que en rapiñar, y sobre todo de los que tengan verdaderamente las ideas muy claras: "Ni dios, ni amo".

Ni dios, ni amo: ni dinero perdiéndose, ni políticos corruptos, ni limosna por la puerta falsa, ni  amos del cortijo, ni lacayos, ni salvapatrias, ni palmeros, ni demagogos mitineros, ni nada que se deba, ni nadie que reclame favores... y vuelvo a decir que no hay que dar nombres, porque aquí nos conocemos todos. La dignidad del pueblo no está en venta, no se crea nadie que las elecciones son un mercadillo en el que se compra para cuatro años la decencia, el orgullo y la nobleza a precio de saldo, con treinta promesas de plata y un beso falso, cobarde y traidor, pidiendo y exigiendo el voto en nombre y memoria de quienes nunca se llegará a la altura de la zuela de sus zapatos. Ni Marmolejo, ni la grandeza de los vecinos está en venta, ni nuestra historia, ni nuestros ancestros debe de manosearse nunca más, y especialmente por personajes tan impúdicos e infames... Aquí nos conocemos todos.

En Marmolejo, en este Marmolejo humilde y a la vez de corazón fuerte, ahora empiezan a brillar con luz propia muchos vecinos, antaño velados por la sombra, y hoy portadores de la luz imprescindible que son las ideas. Esas IDEAS que, como una semilla, enseguida agarran y cuajan en la fértil disposición de los vecinos, una vez desaparecido el miedo, son la seña de identidad y la impronta que ha de despejar el camino y las dudas que todavía pudiera haber, sobre si se puede, si estamos a tiempo, si este es el paso definitivo, si somos capaces, si Marmolejo tiene futuro..., que nadie lo dude, SÍ SE PUEDE, y está más cerca de lo que pensamos, en realidad, está en nuestras manos.

En las manos de todos, en las de las mujeres y hombres de Marmolejo, en las de aquellos que nos llegamos a sentir "don nadies", en las manos que antes solo eran requeridas para votar y callar, hoy está la fuerza y la obligación de ponerse a trabajar, a participar, a opinar, a construir y velar porque se estabilice y evolucione este cambio definitivo en la dirección correcta; la que lleva a cada casa, cada calle, cada barrio y cada vecino.

Es hora de pensar, de reflexionar, de elegir, si nos quedamos fuera, una vez más, y lo dejamos todo en manos de  los de siempre, que volverán a llamar a nuestras puertas para pedirnos que sigamos siendo sus marionetas y les regalemos esa joya que es el voto y la cadena de oro que la sujeta que es nuestra libertad y dignidad;  o, por el contrario, somos capaces de tomar las calles, las plazas y la soberanía diaria y participativa que nos corresponde por derecho y que tanto nos negaron en el pasado.

Marmolejo, la suma de los vecinos, sus capacidades y proyectos, se merece una oportunidad, que nos dejen vivir en paz y decidir por nosotros mismos, si se la negamos volveremos a de  donde tanto trabajo nos ha costado salir, volveremos al absurdo de tener a los zorros dentro del gallinero. Sería imperdonable que ahora que empezamos a enderezar lo público y recuperarnos de la sangría, los excesos y los privilegios, volviéramos a caer en la trama organizada que administra solo en su propio beneficio.

10 comentarios:

  1. LA ALTERNATIVA ESTÁ MUY CLARA, NOS TOMAN POR TONTOS, PONERNOS A ELEGIR ENTRE LUCHO O PELOTA, ES DAR ALAS A CUALQUIER OTRO QUE SE PRESENTE.

    ResponderEliminar
  2. Pero si el del PP solo se presenta por seguir de maestro en Andújar y el del Psoe lo hace sin interés ninguno porque ya no se puede rascar sobresueldos dentro del Ayuntamiento y está muy agusto colocado por su partido. Moraleja, estos han entregado la cuchara antes de empezar la pelea y se reservan los posibles buenos candidatos para cuando la ruina del Ayuntamiento la hayan solucionado otros, como está pasando ahora.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desidia, falta de ilusión, incompetencia, dejadez y reirse como siempre de los vecinos, menuda tarjeta de presentación del ppsoe, poner a los mismos que han reventado las arcas municipales y al mismo que pudiendo gobernar se fue a su casa a hacer lo fácil, a tocarse las narices mientras criticaba a los que se quedaban trabajando para solventar la ruina. LES TENÍA QUE DAR VERGÜEZA A TODOS.

      Eliminar
  3. Este año se adelantará la campaña; es la comidilla que se escucha en todos los corrillos de la población. El fruto está muy maduro por la larga sequía del otoño, además de dañado por el pray y la mosca , todos ellos factores coadyuvantes para que se haya precipitado al suelo antes de lo habitual y la gente esté ya inquieta por cogerlo.
    Afortunadamente la últimas lluvias han venido a mejorar la carnosidad de las aceitunas y esperemos también que el porcentaje de su materia grasa pues, si bien apenas hay cosecha, al menos confiemos que suban el rendimiento y los precios.
    Pero con todo, ya nada podrá remediar que este año sea uno de los peores y que la situación se ponga cuesta arriba a los pequeños propietarios olivareros y a los jornaleros/as que necesitan como el comer de un año bueno para obtener resultados adecuados y poder hacer frente a las deudas contraidas.
    De la misma manera un año así va a repercutir indudablemente en el desplome del número de jornales, pues muchos olivareros están decidiendo entre salir a cogerla o dejarla en el campo por su escasa cantidad y rentabilidad, circunstancias que repercutirán en que muchos/as marmolejeños/as apenas vayan a juntar los 35 jornales necesarios para el subsidio, salvo que una medida justa y a tiempo del gobierno remedie el cataclismo.
    Se preveé, como en años anteriores, que los que tienen olivos en la sierra, comiencen pronto a cogerlos, sobre todo por el pago de La Cuna, Valparroso, Herrero y La Careuela, donde las pendientes son más pronunciadas y dejar que caiga la aceituna al suelo es renunciar prácticamente a llevarla al molino.
    No obstante hay fincas que van muy adelantadas; ayer mismo en los corrillos más animados, se hablaba de que en Los Mártires, habían finalizado prácticamente la recolección y ya están, incluso, sulfatando los olivos, y que don Eusebio Cano se disponía en breve a coger su finca de los Miñones hacia donde pronto trasladaría sus faldos y varas. Otros propietarios con olivos en La Capitanía de San Camilo, Jácome, Zahurdillas, Batanera, La Fresnadilla, Mazuelos, etc, etc, según fuentes bien informadas, tendrían ya los bartulos preparados para iniciar la recolección, pendientes sólamente de los retoques de su maquinaria en los afamados talleres de Paco Linares Rubio y Carrilero. Por otro lado, tiendas de alimentación como “El cuadro de la Virgen” y Carnicerías Cano; se han abastecido con creces de los tradicionales dulces, embutidos, carnes, bebidas, etc, tan demandados por los aceituneros en su habitual parada reponedora de media mañana.
    Pronto se oirán, por tanto, el rugir de las bareadoras en los lugares más apartados de nuestro término municipal, y como no, se escuchará el rodar de los tractores con sus remolques trasladando las aceitunas a la Cooperativa y a las diferentes plantas de empresarios activos y emprendedores como don Alfonso Cabezas, don José Sánchez, y don José de la Rosa Vacas. En todas ellas estará todo listo y en perfecto estado de revista, para que sus siempre cuestionadas básculas, den los kilos que todos anhelan o sus lavadoras limpien adecuadamente el fruto de donde habrá de salir impoluto el oro líquido que, año tras año, redime las precarias y maltrechas economías de los marmolejeños.

    !Que Dios reparta suerte, y no se olviden: los inorgánicos para el contenedor y los orgánicos a los olivos del vecino!.

    ResponderEliminar
  4. conversaciones en los tajos.22 de noviembre de 2014, 8:50

    Más que en Dios, la suerte de Marmolejo estará en la papeleta que metamos en la urna el próximo mes de mayo. A mi Manolo Lozano no me va a engañar, ni nadie de esos y esas que dicen ser socialistas, yo aquí pegando palos en estas laderas de las Zahurdillas que como me descuide salgo rodando al pantano del Yeguas y ellos, tocándose las pelotillas, bien colocaos por el partido, pegando cochasos todo el día con el móvil en la mano pegadito a la oreja. ¡ Que no hombre, que no!, es como decía mi amigo Antonio tomando café en el Borrego la otra mañana, que por cierto, también está pegando palos ahí por "Aguilera"; que estos no barren como dicen, ¡nos toman por tontos o qué!, será más bien lo contrario, ¡LOS VAN A BARRER!, que ya está bien hombre.......... de tanto aguantar; además, mi amigo Juan, que está en la cuadrilla de "Mirabuenos", algo a oído por ahí, que no tiene mala pinta. Pues nada, sabes lo que yo digo......, ¡que funcione la escoba y que siga limpiando!, que buena falta hace en este pueblo y en este país. Saludos desde las Zahurdillas a todas/os las/os aceituneras/os de Marmolejo, así se levanta a un pueblo, ¡TRABAJANDO!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Suscribo hasta la última coma de este comentario. Saludos y, como decía mi "chacho" Eusebio en el tajo, cuando empezábamos a entrar en calor y a dejar los abrigos y jerséis por cualquier sitio, memoria: "El que no tiene memoria y no se acuerda de donde ha colgado la pelliza, está condenao a pasar frío hasta que la encuentra"
      Hagamos ejercicio de memoria y no caigamos de nuevo en los errores del pasado, no dejemos otra vez el pueblo en manos de esta "casta" de señoritos por virtud de la malas políticas y la falta de escrúpulos.

      Eliminar
  5. Este coemntario tien olor a naftalina. Su autor rememora viejos malos tiempos de dictadura, jornalero de boina, manijero y señorito de casino, aguardiente y partida en el casino del facherio local frente a la iglesia derechona y abusadora de tiernos infantes.

    ResponderEliminar
  6. ¿Empresarios activos y emprendedores? El infame loperilla, triguero el .... (poned lo que queráis) y el de Montoro de las cuentas del gran capitán. Si esos son tus referentes apaga y vámonos.Hace tiempo que no leía un comentario tan casposo y tan retrógrado.

    ResponderEliminar
  7. Aquí se nota,observando algunos comentarios,la poca cultura que tiene el cristobismo.Marmolejo necesita a gente preparada y trabajadora,no a estos chupíferos de la política marmolejeña.

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada