sábado, 19 de abril de 2014

Marmolejo, cuando un grupo de depredadores, gregario, servil, aborregado y mediocre, pierde al líder y se plantea seguir "cazando".


¿Donde está el límite del aguante de un Pueblo?

¿Hasta cuando vamos a aguantar el insulto diario que supone "normalizar" y convivir como si nada con la corrupción en Marmolejo?

La jugada de dejar pasar el tiempo, de poner el listón en la puerta de la cárcel, de hacerse el sueco ante la carga de imputaciones y de persistir como opción de futuro en la vida pública marmolejeña, esta jugada, no puede salir bien a estos personajillos que se trajean en las procesiones y pasean sin pudor frente a sus vecinos en un verdadero alarde de desvergüenza. Si tuvieran pundonor no se dejarían ver frente a los que han estafado.

No se puede estar mandando diariamente este mensaje de impunidad al Pueblo de Marmolejo. No se pueden comportar como intocables a los que no les preocupa nada la Justicia, porque no va con ellos. No pueden hacer pregón diario de que ellos, los "socialistas", forman una élite al margen de la Ley y que los vecinos tienen que aceptar esas reglas del juego, si o sí.

No se puede comulgar con estas ruedas de molino y obviar, encima, la realidad, la tremenda, escandalosa y pública realidad: la corrupción político, social, administrativa y económica del Psoe de Marmolejo durante bastantes, demasiadas legislaturas. Y lo demás son milongas.

Las cosas están como están, con los pringados frente a la Justicia, y son como son, como marca la Ley, con sus responsabilidades y su estatus de imputados, el vestirlas de otra forma, quitarles importancia, "normalizar" a corrupción y querer venderlas de otra manera, es simplemente enredar y mentir para seguir viviendo de la sopa boba, la mentira institucionalizada, la cajeta sin vigilancia, la barra libre y la fiesta continua. Ante todo, esto es un insulto a la inteligencia y la honestidad de los ciudadanos, pero lo más grave es que quieran introducir la corrupción pública, sabida y comprobada como un elemento más de normalidad en la convivencia diaria.

En Marmolejo, se llevan muchos años sospechando que ha habido gato encerrado, era un secreto a voces, lo que no se sabía era la cuantía del desastre y lo perdido, hoy se empieza a intuir que fueron no menos de diez millones de euros (Dehesilla y polígono industrial) los que han desaparecido o no constan en las ubicaciones que beberían constar, los que se distrajeron, despistaron o terminaron en paradero desconocido y esto es suficiente indicio de que ha habido una auténtica trama organizada para ocultar todo un río de dinero esfumándose.

Aquí todos estaban pringados o todos eran gilipoyas, cobardes, incompetentes, mentecatos y profundamente "despistados". Lo que no se esperaban es que esto les reventara en las manos y por supuesto que se quedaran solos ante su responsabilidad. Es una situación típica que se plantea cuando un grupo gregario, servil, aborregado y mediocre pierde al líder y se quedan con el culo al aire, pero no es el caso, ya que se da la paradoja de que lejos de asumir responsabilidades, de buscar la verdad y colaborar con la Justicia, se están dedicando a confundir al personal con declaraciones contradictorias en la prensa y los juzgados, lanzar cortinas de humo y aspirar a restaurar como sea el régimen, el modus operandi para volver a los buenos tiempos de vino, rosas y legalidad cero.

Marmolejo hoy anda en los periódicos, una vez más es un ejemplo deplorable de lo que ha sido llamada "gestión socialista" y como su homologa en la Junta, tiene mucho que explicar. Las causas son muchas y turbias, las trastadas innumerables y las consecuencias evidentes, lo que no pueden hacer ahora, después de haberla liado parda, es querer que los vecinos asuman que era inevitable, que es normal, que estas cosas pasan, y que más vale corrupto conocido que pueblo gobernándose en libertad, que son imprescindibles o, incluso, inocentes y que, en realidad, el delito nunca existió y son ellos los perseguidos injustamente.

La memoria es lo que le queda a las verdaderas víctimas, y la determinación inquebrantable de no repetir errores, de no dejarnos engañar otra vez, de no hipotecar de nuevo nuestro futuro en manos de personajes de tercera sin escrúpulos y enfermos de ambición. Los tenemos diariamente entre nosotros, pavoneándose como si no fuera con ellos y jactándose de estar saliéndose con la suya, espero que no caigamos tan bajo como para dejar que la historia se repita, porque si no proponemos y practicamos la tolerancia cero contra la CORRUPCIÓN, solo nos quedarán las lamentaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada