lunes, 26 de agosto de 2013

Creo que hay miembros de la cúpula del Psoe y del PP que añoran la normalidad y el dialogo porque saben que esa es la hoja de ruta que necesita Marmolejo.

El verano acaba y, como pronosticamos, la canción del verano llega a su fin. 

Ahora, donde dijeron digo, dicen diego, los dirigentes socialistas y los populares, empiezan desordenadamente la desbandada, negando las evidencias de las últimas semanas. 

Después de haberse pasado el verano orquestando una campaña conjunta, coordinada y hasta melosa, para acoplar  lo que ellos han dado en llamar "desgastar a IU", en la que se les ha ido la mano largamente, de cara a sus simpatizantes y afiliados, (que ya cada vez menos votantes), al llevar la farsa de la moción de censura hasta el límite de hacerles creer que era cierta, ahora van y se rajan estrepitosa y públicamente. No se puede quedar peor.

No se sí, coger y volver locas a las bases del PP y Psoe, se puede considerar "desgastar a IU", si es así, que por favor, sigan desgastándola todo lo que quieran. Es del genero tonto, comenzar toda una campaña, por parte socialista, rabiosa e imperiosa, de afiliaciones a cambio de promesas de trabajo, de exigencia a los afiliados y simpatizantes de pruebas continuas de lealtad, de lanzar diariamente bulos y amenazas a la ciudadanía, de volver a desempolvar las listas negras, de poner fecha en Septiembre al cambio de gobierno, cuando en realidad se estaba jugando a lo que ellos llaman "política", todo era un simulacro para testar hasta donde puede llegar el apoyo social a cambio de manipulación, de comprobar hasta donde cala la mentira y las promesas vanas, de verificar qué grado de sometimiento y obediencia ciega hay en los subordinados y en definitiva una falsa alarma, un ensayo general de cara a sepa dios qué, pero que le ha tocado los huevos a muchos marmolejeños. Aunque puede que todo solo obedeciera a luchas y pulsos internos, con las bases como víctimas colaterales.

El papel del PP ha sido el de cómplice necesario, sin el pregón insistente de lucho de apoyar incondicionalmente la moción, al que a última hora, para dar realismo, se han sumado otros concejales peperos, no hubiera sido creíble la maniobra socialista. Eso ya no tiene remedio, por mucho que ahora digan que no se han reunido, ni negociado, y escenifiquen diferencias irreconciliables, casualmente sobrevenidas en cuestión de dos días, todo el mundo sabe, o debería de saber que, al verse a los concejales de la oposición de Marmolejo reunidos en un restaurante del pueblo de al lado, se corre la noticia antes que si lo hubieran hecho en cualquier bar del centro al medio día. El dialogo, aunque ellos se empeñen en convertirlo en algo pecaminoso, es algo muy normal en democracia, deseable y necesario. Por lo que veo absurdo que se escondan para hablar de lo que sea, como repartirse el gobierno local, y que cuando la reunión no les salió bien, se les fue de las manos o simplemente alguien decidió no seguir con la farsa, (verdad Manolo),  se dediquen, como hizo el personaje bíblico, a negar que ellos estuvieron allí, hasta tres veces, y cuantas sean necesarias. Os mata el vicio adquirido de la intriga, la ocultación y el furtiveo, tanto en la organización, como en los medios y los objetivos... pero en fin eso es cosa vuestra.

Como digo, que se ha acabado el verano y espero que con él se acaben los juegos, canciones, cortinas de humo y demás entretenimientos en los que lleváis concentrados desde las elecciones. Hay mucho trabajo por delante, Marmolejo no está para juegos y ha llegado la hora de ser responsables. Creo que con el acta de concejal se adquiere una gran dosis de responsabilidad para la que hay que estar preparado, y si no se está hay que ceder el puesto a otro que si lo esté. Desde el principio, los cristobistas y luego los peperos, se ha demostrado que están a otra cosa que no son los problemas de los vecinos, ayudarles y facilitarles la vida, más bien al contrario, todo se vuelve, querer complicar la existencia de los marmolejeños, frenar la administración de los escasos recursos de que se dispone, o intentar estresar y hacer sufrir o enfrentar a la población en descabelladas maniobras sobre temas que no son sino entretenimientos en vuestras manos y angustia en las familias que están bajo límites económicos y sicológicos.

Eso si que es una bajeza, trabajar la miseria y la pobreza, seleccionando a los más vulnerables para manipularlos con mentiras y falsas promesas como única y mejor baza política que se les ocurre. Yo ya creía haberlo visto todo y cada día me sorprende lo retorcido que se puede llegar a ser, a la par de ciego,  cuando el camino recto está ahí. Hay solo una forma de hacerlo bien, y un millón de maneras de complicarlo. El procedimiento es el del sentido común y hacer exactamente aquello de lo que se les llena la boca, a todos estos señores de la oposición, y que nunca hacen:

Buscar el bien común.
Querer a Marmolejo.
Ser generosos hasta el punto de no consentir sufrimientos innecesarios a las familias.
Buscar el dialogo.
No ser egoístas.
Mirar primero por el pueblo, antes que por el partido.
Sospesar la posibilidad de no siempre tener la razón.

Si hacen esto, que no cuesta tanto como piensan, habrán dado un paso de gigante. La política, en un pueblo pequeño como Marmolejo, es muchas veces un acto de confianza y generosidad, más que una estrategia de guerra. A veces hay que ser más valiente para reconocer errores que para enfrentarse a un enemigo. A veces, el enemigo lo llevamos dentro, es el orgullo y la idea falsa de que si reconocemos que se puede trabajar juntos, es como si perdiéramos la razón de antemano, y eso no es así, es mentira, eso solo lo piensan los dictadores.

Ha llegado la hora de hacer un examen de conciencia y remar en la dirección correcta, luego ya veremos, a lo mejor resulta que no es tan malo y le termina gustando al personal. No hay porqué pensar que no puede funcionar y sí que hay mucho que ganar. Creo que hay miembros de la cúpula del Psoe y del PP que añoran la normalidad y el dialogo porque saben que esa es la hoja de ruta que necesita Marmolejo.

También creo que, por desgracia, hay dirigentes en ambos partidos que no quieren oír hablar de paz y solo entienden la política en términos de dominio y sumisión, venganza y hundimiento, amenaza y sometimiento. Menos mal que los tiempos están cambiando y si no lo impide nadie, Marmolejo está avocado, en un futuro próximo, al multipartidismo, al diálogo y colaboración, si o si, y el que no lo entienda, o se convence o sobra, porque será siempre un inadaptado en busca de pelea.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada