jueves, 22 de agosto de 2013

lucho, ánimo, mejórate de lo tuyo, no te obsesiones, no vaya a ser que se te sigan ocurriendo barbaridades y lo que es peor que sigas diciéndolas.

El perro muerto, de lucho.

A lucho, le ha ocurrido una desgracia. Se le ha muerto un perro, dice que se lo han matado, dice que ha sido envenenado, eso dice y también más cosas.

Pobre perro y qué desgraciado se tiene que sentir lucho.  Desde aquí le mando, al desgraciado de lucho, mi más sentido pésame. Eso no se hace, hay que tener muy negras las entrañas para hacer ciertas cosas y esa es una de ellas. El animal no tenía ninguna culpa de que el desgraciado de su amo fuera una persona tan políticamente correcta, tan franca, sincera y noble que al final tuviera él que pagarlo. Si es verdad lo que dice, que las motivaciones para deshacerse del animal fueran políticas y no simplemente porque está guardando un chalet deshabitado en unos tiempos en los que están robando en todos los de la zona de Marmolejo, ya no hay nada seguro en el campo, o a lo peor porque en su papel de guardián fuera como una fiera que parecía querer comerse a todo el que pasaba por el camino.

Pero el desgraciado de lucho, (sufro por él), no solo busca motivaciones a la carta, sino que afina la puntería y cierra el circulo de sospechosos a algún habitante de la pedanía de San  Julián y/o a algún lector de pregonao y alguno otro blog, y recurre a la política, sus obsesiones y sus demonios; osea que ni más ni menos que considera al pregonao principal instigador del hecho luctuoso sobre su pobre perro.

Dice el desgraciado de lucho, y me apena oirlo, que siente miedo y ha escrito todas sus sospechas en su red social favorita, "por si pasa algo". Lucho no te preocupes, estamos contigo y no vamos a dejar que te pase nada, que no te pase nada. No veas enemigos por todos lados, en Marmolejo y San Julián no somos así. Muchas veces se le da a las cosas más importancia de lo que tienen y al final vemos fantasmas donde no los hay. A veces es cuestión de conciencia, ¿lucho, tú como tienes la tuya? dicen que los chiquillos miedosos son los más traviesos ¿estás haciendo ultimamente alguna trastada en política? Se impone terapia de examen de conciencia.

Es duro criminalizar a los vecinos de la pedanía y a los lectores de este blog, entre otros. Hay que tener el valor de un héroe o el de un loco. ¿Alguna vez piensas lo que dices? ¿Calculas el alcance de tus palabras? Contra todo pronóstico, yo creo que si. Para decir y hacer lo que tu dices y haces hay que tener cierto grado de conciencia y discernimiento, aunque eso no implique escrúpulo o remordimiento. Relájate un poco y déjanos respirar un rato, tómate un descanso, y luego sigues colgándonos lo que se te ocurra. ¡Qué buena gente eres!

Es fácil declarar a pregonao como propagador de odio y de hacer campañas en su contra, pobre desgraciado, y amnésico de  lucho, que no se acuerda que el primero, el que inventó señalar dianas humanas y realizar verdaderas campañas personalizando en vecinos que ni siquiera tienen cargos políticos, fue él. Si no se acuerda, que mire los escaparates de su sede, donde esa magnifica, pudorosa y correctísima publicación, "el marmolejeño popular", miente, desuella y caricaturiza, desde hace mucho tiempo, a objetivos calculados cuyo único delito ha sido no reirle las gracias y/o parecerles vulnerables, a este pobre desgraciado de lucho. Piensa que es el juego de la guerra, ya lo decía Sun Tzu hace 2500 años, detectar los puntos débiles y atacarlos. ¡Qué pillín!, pero creo que estas pinchando en hueso.

Pero eso no tiene importancia, lo importante es que ya están señalados los autores e instigadores de "lo que pueda pasar". Pobre perro muerto de lucho, (sigo sin poder dejar de pensar en él), porque no tiene culpa de nada y es una víctima inocente. ¿Como se puede ir así, de envenenador por la vida? Es de extrema crueldad no ir de frente, como el desgraciado de lucho, dice que él va por la política. A él si que no se le ocurriría, para perjudicar a un partido y/o a un concejal, envenenar  la opinión pública y difamar contra algún familiar directo o simpatizante del partido, para eso hay que ser muy verdugo.

Hay muchas maneras de envenenar y todas me parecen canallas. Hay quien envenena a su entorno y su  propia existencia con sus obsesiones, intransigencias y paranoias, quién envenena a los compañeros, yendo siempre a contracorriente, siendo dictatorial  y nada comunicativo, quién quiere envenenar a la sociedad tirando la piedra y escondiendo la mano, quién hace de la manipulación un veneno constante, quién se empeña en que todo vale y que la política es un juego venenoso donde siempre hay que llevar la ponzoña hasta el último gesto y quién simplemente tiene su palabra envenenada. Para que estos venenos no hagan efecto, hay que tener una buena dosis de antídoto cerca: comunicación, información, transparencia, dignidad y criterio. El que avisa no es traidor y ni mucho menos envenenador.

No se si la cuestión del perro muerto de lucho llegará a ser cuestión de estado para el PP marmolejeño o si se convertirá en un arma arrojadiza cargada de demagogia y victimismo para no se qué propósito, no sé si para dar lástima o conseguir simpatías y adhesiones ahora que al desgraciado de lucho no lo soporta nadie. No lo sé, ni me importa.

Aquí, sea como sea, ha salido perdiendo el pobre perro. lucho, ánimo, mejórate de lo tuyo, no te obsesiones y no te calientes más la cabeza, que es peor y eso no es lo tuyo, no vaya a ser que se te sigan ocurriendo barbaridades y lo que es peor, que sigas diciéndolas.

1 comentario:

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada