martes, 14 de enero de 2014

La inmolación del PP de Lucho para dejar vía libre al Psoe de Manolo Lozano, no solo no tiene sentido, sino que es una falta de respeto al pueblo de Marmolejo.

Este Lucho/PP o es muy tonto o muy listo.

Tiene que ser muy triste la existencia política de los que están condenados por sus propios errores a un exilio voluntario, cuando les queda como actividad única y residual, la intriga en foros donde nadie les escucha ni les quiere. El PP de Marmolejo ha tocado fondo, más bajo no se puede caer.

Y tiene que ser muy difícil ir por la calle haciéndole alegrías a los viandantes que te miran con desprecio porque, hasta ayer mismo, no te dignabas a saludarles o simplemente, dispensarles ese gesto amable que los ciudadanos buscan con la mirada cuando se cruzan con sus cargos electos; y es que los vecinos quieren, necesitan saber y ver con sus propios ojos que la administración local está en manos de personas como ellos, en las que se puede confiar y de las que se pretende un trato sencillo, horizontal, igualitario. En este contexto, el desdén está fuera de lugar y demasiado manidas acciones como el disimular que se habla por el móvil.

Cuando nadie te quiere, no se entiende como Lucho, en nombre del PP, tiene la ocurrencia de querer celebrar unas elecciones en San Julián, para elegir un representante de los vecinos. Plantean absurdamente una especie de marcha atrás tergiversando, manipulando y/o inventándose algo parecido a legalidades, sin pies ni cabeza, con medias realidades aliñadas de disparates diversos y ninguna lógica que las acompañe. Es una de las estupideces que se les ocurren a estos señores, que ya no saben que hacer por hacerse notar. No tienen ni puñetera idea de lo que piden, se pasan las leyes y los organismos por el arco del triunfo y solo les mueve un afán enfermizo de trastocar lo que ya es un hecho consumado, casualmente promovido y votado por ellos mismos, la normalización de la irregular situación administrativa de San Julián.

Este Lucho/PP o es muy tonto o muy listo, no hay quien lo entienda. Creen que la política es como jugar con castillos de arena en la playa, que cuando ya has conseguido terminar el proyecto, se destruye. se le da una patada y a otra cosa.

Pero eso para ellos no puede quedar San Julián así, no es su estilo. No pueden dejar en paz la convivencia vecinal, no pueden quedar impasibles ante la ausencia de polémica y la regularización activa, ordenada y paulatina de los desequilibrios históricos entre Marmolejo y San Julián. Los señores de la Derecha no pueden quedarse quietos sin intentar abrir brechas, por cualquier medio, legal o ilegal, por las que sus nuevos socios de oposición y destrucción, los imputados cristobistas, puedan volver a colarse para aportar lo único que saben hacer, traer miedos, amenazas, enfrentamientos, abusos y destrucción de todo lo que no huela a ellos.

En este escenario, ya sí serían felices estos descerebrados lumbreras, en esta situación los peperos se frotarían las manos, habrían encendido un fuego que consumiera los esfuerzos de unos y otros, mientras ellos intentarían venderse como salvapatrias que casualmente pasaban por allí. No se puede estar continuamente siendo un pirómano político, para venderse acto seguido como bombero.

No me extraña que no levanten cabeza, si la mejor opción es dejar que vuelva a liderar la formación en Marmolejo el mismo que hace todo lo posible y lo imposible por deshacer lo poco de bueno que han conseguido en la legislatura junto a IU: Desbancar a los corruptos cristobistas, poner controles económicos y legales, desenmascarar las corruptelas, promover la regularización administrativa de San Julián, Dehesilla y Torrecillas...

Si hay alguien en el PP, y se que los hay y muchos, que le duela su partido y su pueblo y que en su momento se sintieran orgullosos del pacto y de los pasos que se dieron después de este, tienen que tener las tripas negras viendo la quema sistemática de los barcos y la perdida catastrófica de oportunidades que se dan a diario, desde que se abandonó voluntariamente la gestión municipal, desde la directiva actual por la chaladura política de uno y la connivencia de otros, que se quejan y otorgan.

Que alguien me explique que forma es esta de hacer política, cuando se prefiere abandonar y destruir a gobernar, o cuando se da marcha atrás y se quema todo lo que se ha construido durante muchos meses. La destrucción per se, no se entiende razonadamenta, pero la autodestrucción del PP de Marmolejo es simplemente un suicidio político que demuestra una falta de respeto absoluta a los compañeros, los votantes y los marmolejeños en general. Inmolarse para dejar vía libre al Psoe de Manolo Lozano, no tiene sentido para una mente sana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada