martes, 21 de enero de 2014

Son diez los jinetes del miedo, los que quieren que Marmolejo de media vuelta y vuelva sobre sus pasos a caer en el agujero en el que nos han tenido tantos años


Quieren cambiar cristobismo por herrerismo o lo que es peor, mezclarlo y que sea más de lo mismo.

Paradogicamente, la "minoría absoluta" de tres sobre trece, la de IU en el Ayuntamiento de Marmolejo, la que administra la ruina que dejó el Psoe con su gestión, y el PP en su deserción, es la garante del futuro, la igualdad entre los marmolejeños, las libertades y la que mantiene la  puerta abierta a que Marmolejo sea mañana, lo que quieran los marmolejeños, sin miedos, sin amenazas, sin tener que agradar a nadie, con dignidad y valentía.


En Marmolejo, como en cualquier lugar del mundo, mientras haya miedo no habrá Libertad. El miedo, por definición, es el enemigo natural de la libertad humana,  la condiciona, modela, limita y trabaja hasta que la adapta para salvar la situación de peligro. El miedo va, casi siempre, unido a la sensación de dolor, de violencia, represión y amenazas, y en política no lo es menos que en otros aspectos sociales, culturales o biológicos del ser humano.

El miedo o temor es una emoción caracterizada por una intensa sensación, habitualmente desagradable, provocada por la percepción de un peligro, real o supuesto, presente, futuro o incluso pasado. Es una emoción primaria que se deriva de la aversión natural al riesgo o la amenaza, y se manifiesta en todos los animales, lo que incluye al ser humano. La máxima expresión del miedo es el terror. Además el miedo está relacionado con la ansiedad.

El miedo es el arma natural del cristobismo marmolejeño, es la consecuencia primera, y deseada, del uso y abuso  calculado y constante de la violencia sobre la sociedad; es el instrumento que pone la voluntad, y por ende la libertad, de los pusilánimes que se dejan asustar, en manos de los que siembran el temor. Se llega a esto por pura deformación de principios, por degeneración moral y ética, por llegar a la conclusión de que todo vale, que el fin justifica los medios y que unos, los llamados a gobernar y a liderar, tienen todo el derecho del mundo a utilizar cualquier medio a su alcance para conseguir su
puesto en el vértice superior de la pirámide social, económica y política.

En este sentido, sembrar el miedo es más efectivo, rápido y barato que ganarse al pueblo trabajando con él  codo con codo. Y por supuesto es menos peligroso, vaya a ser que los vecinos entiendan que las personas que les tratan de igual a igual, sean iguales a ellos y estén sujetas a dar explicaciones y a prestarles servicio en virtud de su condición de servidores públicos y por ende, si no cumplen, pudieran ser prescindibles y sustituidos. De esas "arenas movedizas" de la democracia, el cristobismo ha huido como de diablo, ese es su verdadero miedo, estar a la altura del pueblo y que este se de cuenta de que es soberano.

Para solucionar esto se pusieron barreras, se dividió a los marmolejeños en grupos, "conmigo o contra mi", se les tuvo años enfrentados por nada, para que no molestáramos, se volvió a separar por categorías, los que tenían el carnet y los que no, los que tenían opciones a trabajar para el Ayuntamiento y los que no, los que recibían pagas, "regalos" y prebendas y los que no, los que eran sospechosos de no votar al Psoe y los que enseñaban el voto a los de la pegatina, los que eran de "buena familia" y los que no, los que leían y no daban ruido o por otro lado, los que se "señalaban", los que protestaban ante la injusticia, los que no podían aparecer por el Ayuntamiento, los que tenían siempre un NO por respuesta y los que estaban en todas las listas negras por el simple hecho de interesarse por la política al margen del Psoe, aunque para ser justos, hay que decir que también muchos que intentaron colaborar en las políticas socialistas, militando y trabajado de corazón, con honradez y sentido común por Marmolejo, también terminaron y, aún hoy, están en esas listas negras del cristobismo, por ser sospechosos de que pudieran hacer sombra al líder y/o que se le desmontara el chiringuito al introducir elementos de decencia entre tanta manipulación y corrupción. Pero esa, aunque es una historia de represión, amenazas, exclusiones y miedo, es otra historia, para contar más despacio y, si fuera posible, mejor que la relataran ellos, que ya les va tocando. A todo esto sin tener en cuenta otros criterios de selección de personas o formas de acercarse a la casa grande, según lo que se quisiera de ella, si eras empresario, la forma natural era entrar "regando" convenientemente, si obrero afiliandote y haciendo grandes muestras y aspavientos de lealtad incondicional, total y absoluta a la voluntad del líder y acarreando el voto familiar...


Por lo tanto, justo es decir que, si el cristobismo siembra el miedo que elimina la libertad, no hay nada más peligroso para la libertad de los vecinos de Marmolejo que el cristobismo. Aunque hay algo que está a la misma altura. Y son los que sin ser cristobistas defienden y propugnan que vuelva el cristobismo, me refiero a ese pequeño sector del PP encabezado por Lucho Herrera y seguido solo por sus dirigentes, que pide poner a Lozano, el doblemente imputado,  como Alcalde de Marmolejo. Piden dar pasos de gigante hacia atrás, piden que vuelva la ley del miedo y el carnet en la boca. Piden, con la fuerza de los votos de quienes no lo quieren, que se reinstaure un régimen caciquil que ha hecho muchísimo daño a los marmolejeños y que especial e históricamente ha perseguido a los militantes y dirigentes del PP. Piden que se acabe con las libertades, que se destruya lo que ellos mismos ayudaron a construir y que se hunda la administración local y por tanto la calidad de vida de los vecinos en un pozo del que será luego casi imposible, cuando no imposible, salir.

Lucho, en su odio o su torpeza, su intransigencia o incompetencia, pide que vuelva a dividirse el pueblo, necesitan él y sus compañeros, que no sus votantes, ni nadie, que el despegue de la democracia y la igualdad de oportunidades, tan aplaudido por la mayoría de los ciudadanos entre lo que edstán los que confiaron en ellos, sea un despegue fallido. Lucho no necesita un pueblo en marcha, andando por el camino de la regeneración social, política, cultural y económica, luchando juntos, en el que todo sea posible, en el que nadie es imprescindible, en el que hay un futuro en marcha y sin miedo, no quiere que se cierren heridas ni que se superen diferencias, sino que quiere cerrar en falso con el pasado para que se repita, Herrera necesita una escombrera con gente rebuscando entre los cascotes, mendigando migajas y acobardados, riéndole las gracias al cacique de turno y alejado de cualquier participación política o ciudadana, lo que estos dirigentes del PP quieren es un pueblo domesticado y sin esperanza al que poder modelar ellos, si les suena la flauta, a su antojo, quieren cambiar cristobismo por herrerismo , o lo que es peor, mezclarlo y que sea más de lo mismo. Y eso no lo va a consentir el Pueblo de Marmolejo, y esta vez, no va a actuar por miedo, sino por dignidad, por no volver a perderla.

En el Ayuntamiento, en los plenos, ya son diez los jinetes del miedo, los que quieren que Marmolejo de media vuelta y vuelva sobre sus pasos a caer en el agujero en el que nos han tenido tantos años, en la prisión donde las libertades solo eran para los carceleros y los que los aplaudían y no solo las libertades, sino todas nuestras posesiones más preciadas, nuestras oportunidades y nuestro futuro se lo repartían entre un puñado, una minoría,  los que tenían derechos adquiridos por tener carnet, lo demás, el resto del pueblo, la inmensa mayoría, teníamos que conformarnos, criticar en voz baja y esperar a que llegaran tiempos mejores. Pues bien, esos tiempos, ya ha llegado y no son tiempos de miedo, sino de Libertad y futuro.

Paradogicamente, la "minoría absoluta" de tres sobre trece, la de IU en el Ayuntamiento de Marmolejo, la que administra la ruina que dejó el Psoe, con su gestión, y el PP en su deserción, es la garante del futuro, la igualdad entre los marmolejeños, las libertades y la que mantiene la  puerta abierta a que Marmolejo sea mañana, lo que quieran los marmolejeños, sin miedos, sin amenazas, sin tener que agradar a nadie, con dignidad y valentía.


2 comentarios:

  1. El tiempo que es quien da y quita la razón, esta corriendo a favor del pueblo, cada día que pasa y siguen dando la vara con aquello de la moción de censura psoe-pp, la gente mas se rie de ellos. No se como se atreven a hablar si se les ve ya por los juzgados de Andújar mas que por el Ayuntamiento,e están hasta el cuello y eso que la justicia en Jaeń es de aquella manera, que si fuera de otra, no habría cárceles suficientes para tanto sociolisto. Ánimo y seguid así. soys lo únicos que estáis demostrando el movimiento andando, lo otros ya han demostrado bastante, unos y otros.
    Por cierto, que alguien me responda, en el PP quién manda, Rafa o Herrera??? es por si me vuelvo loco y quiero aflliarme, saber cual de los dos será mi jefe..., Rafa parece mas norma, pero con el otro no hay quien se entere por donde anda.

    ResponderEliminar
  2. Catafracto ole y ole, te superas como puño en alto y paloma volando. Cada articulo me deja perplejo, sintomas de la verdad.
    Diez personas con actas de Concejal pero sin importarle MARMOLEJO.
    Siempre la verdad y la honrradez.
    Desde el centro centro aplaudo al equipo de gobierno municipal.

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada