lunes, 13 de mayo de 2013

Marmolejo somos todos y la mayoría estamos tocando la realidad y procurando remar en equipo.

Una reflexión sobre Marmolejo: Pasado, Presente y Futuro

¿A donde vamos?, ¿de donde venimos?, son dos preguntas constantes en el devenir humano que nos hacemos para dar simplemente sentido a la existencia. Somos básicamente experiencias en transito y evolución, viajeros constantes entre tiempos y espacios en evolución, entre la realidad y nuestra capacidad para transformarla, necesitamos situar un punto de partida y perfilar una meta en el horizonte para no tener la impresión de andar perdidos, manipulados o equivocados. En la complejidad de la vida, pretendemos encontrar referencias que den sentido a los esfuerzos realizados y por realizar, a la interacción con los demás y lo que esperamos de ella, al valor de la herencia recibida de los que nos precedieron, a la repercusión de nuestra impronta sobre las generaciones venideras.

Es básico estar orientado y conocer los porqués de las circunstancias que nos rodean. Aunque parezca mentira, es especialmente importante tener claras las motivaciones de  nuestra conducta y las consecuencias de ella, si no, estoy seguro de que estamos condenados a repetir los errores, una y otra vez, amén de ser fáciles objetos de manipulación y engaño. En  ese momento habremos perdido la independencia necesaria para ser libres de elegir el camino, de tener iniciativa propia,  habremos dejado de ser independientes y entraremos en la categoría de herramientas de otros, de figurantes en planes ajenos o las simples músicos interpretando la canción de otros creyendo que es original nuestra.

¿Alguien se ha preguntado en Marmolejo, qué es lo que mueve los hilos de la sociedad y de las personas que nos intentan representar, qué es lo que quieren realmente los vecinos, qué necesitamos como comunidad, cuanto de lo que nos ofrecen es innecesario o incluso negativo, cuantas de las necesidades que no quieren hacer ver que tenemos son simplemente mentira y cuanto hay de verdad en los mensajes que recibimos?

¿Cuanto hay de engaño en nuestros políticos, porqué se nos engaña, y lo más importante, sino están engañados y manipulados ellos mismos?

En Marmolejo, a día de hoy, la realidad es muy diferente a la de hace algunos meses, se ha producido un cambio, tan añorado como deseado, y la sociedad entera se está adaptando a pasos agigantados a esta nueva forma de convivencia que celebran y disfrutan. No es un cambio espectacular cuantitativo en lo económico, que mas quisiéramos, la herencia recibida ya se encarga de ello, pero si es una transformación cualitativa muy importante en cuanto a libertades y esperanza, se vislumbra un horizonte  diferente e ilusionante y todo el mundo coincide que hay que ganárselo a pulso, con imaginación, esfuerzo colectivo y convivencia pacífica. Se está forjando un pueblo para la paz, la solidaridad, la cooperación y la lucha colectiva por labrar un futuro para nuestros hijos y generaciones venideras. El camino va por la vía de la conciencia social y real de nuestro entorno, y la verdad es que hay más bueno que malo. Los marmolejeños, en esencia, somos nobles y tenemos mucho que ofrecer, superando vicios de convivencia pasados y absurdos, que solo servían a intereses particulares.

Los marmolejeños estamos ya demostrando; que somos más generosos que envidiosos, más tolerantes y sociales que lo que nos han hecho creer, que nos vienen largas las rencillas y que buscamos la convivencia en armonía, que somos solidarios, que nuestras preocupaciones son menos egoístas cada día, que conocemos y reconocemos a nuestros vecinos en la tolerancia y el entendimiento. Pero los marmolejos también entendemos que nadie nos va a regalar nada, que la lucha va a ser dura porque la realidad lo es también, que juntos se avanza mucho más y que las distracciones absurdas solo retrasan las soluciones. Los marmolejeños estamos atareados en resolver los problemas del día a día, los de la casa y la familia, los laborales y de salud, los económicos y de vecindad. Y es ahí donde nos hacemos fuertes, en lo cotidiano, contando con nuestro esfuerzo individual y colectivo, con la conciencia de que Marmolejo somos todos y la mayoría estamos tocando la realidad y procurando remar en equipo.

¿Qué nos queda  que esperar de los grupos políticos?

La Asamblea de IU y sus representantes en el Gobierno municipal junto a sus simpatizantes en los barrios y las diferentes organizaciones sociales y económicas, han entendido perfectamente que hay que continuar y profundizar en el cambio social hasta que los vecinos, tanto individualmente como a través movimientos vecinales de barrio, culturales, económicos y laborales, estén realmente integrados en un todo, siendo esta la piedra angular, principal forma y sentido, de una democracia directa, real y participativa que se enfrente a los problemas diarios de los vecinos de forma efectiva y arrolladora, con todos los medios de que se disponga desde la Adminstración Local al servicio de la comunidad y hombro con hombro con unos objetivos claros y una filosofía solidaria y cien por cien participativa.

No se trata de la sopa boba, no se trata de dar nada a nadie, porque lo que hay, lo poco que hay, ya es y está al servicio de todos, sino que se trata de tomar conciencia de colectividad unida y fuerte, de quitar barreras entre vecinos, entre sectores sociales y económicos, entre Pueblo y Ayuntamiento e integrarse en un todo, formar una piña y ser optimista desde el esfuerzo colectivo, porque de esta salimos entre todos. Esta es la nueva forma de pensar y actuar que se está imponiendo, que reclama la sociedad y que supera por definición a los partidos políticos tal y como los entendemos.

Hoy el Psoe, que nadie se engañe, que son solo unos cuantos, es el heredero de un régimen autocrático, personal, del señor que lo dirigió durante casi cinco lustros, con sus formas, sus errores, sus manías, sus necesidades de control, su forma particular de tratar a los vecinos, a la oposición, a los trabajadores y a los propios miembros del partido. Una herencia que pesa como una losa sobre los compañeros de filas que quedan y que se niegan a evolucionar o renovarse. Un legado que se plasma en la exaltación de los valores pasados, el culto al líder ausente y el enfrentamiento a los retos del futuro como él lo hubiera hecho. Ese es un error tremendo, el de la nostalgia y el inmobilismo, el de querer moldear a la sociedad a la conveniencia del partido y sus ambiciones y no querer adaptarse a ella. Ellos verán pero por ahí no se va a ningún sitio, solo pueden retrasar lo inevitable un tiempo, aunque me parece que ni eso.

El autócrata Relaño y su corte, los manolos, pilares, rafas y algunos otros, siempre vieron como un cataclismo la posibilidad de perder el control de la Administración de Marmolejo y actuaban en consecuencia. Para ellos suponía cuestión vital que nada se moviera de sitio, que nadie supiera los entresijos del tinglado y que el chiringuito siguiera eternamente controlado por ellos, consideraban que tenían mucho que perder, así que en su nerviosismo presentaban siempre a los vecinos un cuadro apocalíptico en cuanto ellos salieran del Ayuntamiento. Hoy ya se ha demostrado que no era para tanto ni mucho menos, que no se ha acabado el mundo y que Marmolejo y los marmolejeños funcionan perfectamente sin estos salvapatrias imprescindibles que nos vendían como única solución a los problemas y que, al final, se ha demostrado que eran precisamente ellos los causantes de dichos problemas.

El cristobismo necesita tener enfrentado a medio pueblo con  el otro medio, así asegura que no habrá entendimiento entre ciudadanos y que las soluciones siempre vendrán impuestas de manos del que gobierna, al que hay que estar siempre agradecido (votándolo). Es una forma de controlar que no se le vaya a nadie a dar por pensar por su cuenta, en ese momento se cataloga a esa persona de enemiga del pueblo (su pueblo) y se persigue como a un indeseable. De esta manera el crecimiento económico y la organización vecinal está perfectamente controlado y se consigue una regulación a la carta de una sociedad carente de libertades y dependiente exclusivamente de un Alcalde omnipotente, que castiga o premia según se porten unos u otros. Es la burrada de gobierno seudosocialista que hemos tenido hasta hace poco.

Al PP de Marmolejo le ha traicionado su falta de fe en el pueblo, que piensa en un poder fuerte y no compartido, que odia el movimiento asambleario y que pone al partido sobre todo y al presidente del partido sobre todos. Este PP añora otros tiempos y otra forma de hacer política, otro tipo de nostalgia muy parecida a la de los cristobistas, quieren un gobierno exclusivo, mayorías absolutas y nula participación ciudadana. Con esto solo demuestran ser dinosaurios políticos, ser unos anacrónicos incluso asociales y con unas teorías y prácticas muy peligrosas para la búsqueda social y participativa de soluciones reales a los problemas actuales. Para el PP Marmolejo se reduce todo a una cruzada contra infieles comunistas asamblearios y, por el momento, como le sucediera a Ricardo Corazón de León que cuando tuvo a mano Jerusalen renunció a ella y se dio media vuelta, estos por el momento se han retirado a una distancia cómoda desde donde bombardear sin peligro todo movimiento social organizativo y participativo del Euipo de Gobierno.

La prueba del nueve es que los del PPsoe creen fervientemente en la dinámica de los partidos al margen de la sociedad y están apostando por desgastar a IU al frente del gobierno haciendo una pinza vergonzosa y permitiéndose el lujo de dejar pasar dos años dedicándolos a este empeño, cuando lo que están cometiendo es la barbaridad  de dejar sola a la sociedad marmolejeña  cuando peor lo está pasando para dedicarse a hacer política de salón, campaña mitinera constante y ver los toros desde la barrera a la espera de que vengan tiempos más felices y prósperos para ellos. Todo hace suponer que como la crisis va para largo, en bastante tiempo seguirán con la misma estrategia de espalda a la realidad de los vecinos y sus problemas y de cara a la cámara y lo que les manden desde Jaén.

1 comentario:

  1. mucho se le llenaba la boca al psoe de honradez y a piloto que iria a donde tuviera que ir por su pueblo, y a lo unico que se han dedicado bien es ha estar imputados y a poner denuncias falsas.
    Llevan un buen carreron politico

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada