lunes, 21 de enero de 2013

En Marmolejo hoy es impensable repartir las plazas de funcionario como el que reparte caramelos o dar sueldos bajo cuerda como el que da las cartas.



Sobre la política municipal cristobista.
La irresponsabilidad de un inepto oportunismo viciado y obsoleto. 

Marmolejo, es más que una palabra, más que un pueblo, es la suma irrepetible de la voluntad vital de los marmolejeños en cada momento, en continua evolución, en continuo cambio para adaptarse a una realidad extremadamente difícil. Es una suma de necesidades y sensibilidades, una tarea en marcha, una obligación para todos, un proyecto del que no debemos escapar.

Marmolejo no se puede resumir, ni aparcar, ni omitir, ni poner en stand by, ni jugar con él, ni manipular, ni dejar para otro día, no hay tiempo, Marmolejo es aquí y ahora, y no hay vuelta atrás.

Es penoso que, mientras la sociedad marmolejeña busca sobrevivir a una crisis excepcionalmente cruda,   mientras los responsables del Ayuntamiento reorganizan la estructura del gobierno local y se esfuerzan por comunicar normalidad, participación y futuro, los responsables políticos cristobistas, sus herederos,  voceros y correveidiles andan haciendo el ridículo extrayendo  la única conclusión que a ellos les importa en toda esta coyuntura: andan como locos buscando a quien acusar de lo que sea, de cualquiera de sus múltiples pecados, empezando por el enchufismo, la contratación irregular..., intentando provocar desconfianza y nerviosismo en los vecinos que agobiados por la incertidumbre económica piden a gritos  un poco de dignidad y compromiso.

Hay que ir a la realidad de un Marmolejo que está cambiando a pasos agigantados, que funciona de otra manera, que va hacia un futuro diferente a lo que ha conocido. Desde hace poco más de año y medio ha cambiado la esencia del funcionamiento en el Ayuntamiento. Hoy son impensables comportamientos como los desgraciadamente vividos durante años, hoy es impensable repartir las plazas de funcionario como el que reparte caramelos o dar sueldos bajo cuerda como el que da las cartas. Por suerte hemos puesto los mecanismos necesarios para que el abuso de poder y los excesos en gastos arbitrarios e injustificados no se repitan y estos mecanismos son la Intervención y la Secretaría, verdaderos garantes de la legalidad en las cuentas municipales y en el trato a los ciudadanos. Hoy, para que alguien trabaje cobrando un sueldo en el Ayuntamiento, tiene que ser conforme a la Ley, tiene que aparecer ese puesto dotado en los presupuestos y pasar por el pleno, ha de hacerse de forma pública, legal y consensuada.

Quién vaya por la calle diciendo lo contrario, quien quiera lanzar bulos, falsas acusaciones o mentiras para amargarle la vida a los que les oigan, para hacerlos desconfiar de todo lo municipal, el que quiere que se acabe la esperanza y la desesperación se cebe en el pueblo, el que entiende que cuanto más se hunda la moral de sus vecinos será mejor para él,  el que trata así a los marmolejeños es un loco ignorante o un desgraciado sin escrúpulos.

Hay quien tiene la tentación de realizar paralelismos entre IU y el Psoe en políticas de contratación, nada más lejos de la realidad y, a la luz de las pruebas, nada más absurdo, por lo que intentar manipular así a los vecinos contra el gobierno local es una indignidad y una bajeza. Algo huele a podrido y no solo en el Psoe.

No se debe escatimar ningún esfuerzo, ni desviar por un segundo la atención, ni emplear ningún recurso ni tiempo alguno en nada que no sea el objetivo principal y único, Marmolejo, nuestra gente, sus problemas, aspiraciones y espectativas, lo demás solo es distracción inútil y perniciosa. El royo del enfrentamiento político, no corresponde ahora escenificarlo, ni es de recibo la irresponsabilidad del embaucamiento al pueblo y  las acusaciones falsas para perder tiempo, tampoco ninguna de las desafortunadas y fallidas maniobras para desviar la atención de Marmolejo hacia San Julián, porque San Julián ya ha decidido lo que quiere paras sí y sobre todo lo que no quiere para nadie, ahora es el tiempo de trabajar y los que no quieran arrimar el hombro que reflexionen y no estorben.

2 comentarios:

  1. Yo no dudo que lo este haciendo correctamente, pero choca bastante y me gustaría que me lo explicara lo del sepulturero, no suena muy bien que su cuñado este trabajando en ese puesto

    ResponderEliminar
  2. La explicación debe de darla el responsable de la contratación, y la va a dar. Por lo pronto es legal y se trata de una sustitución, cuando se buscó a esa persona fue la séptima a la que se preguntó, cuatro trabajadores y dos funcionarios se negaron a asumir el puesto, justo el día de antes de Los Santos. Se pensó que solo eran cuatro días y al alargarse en el tiempo esta sustitución, por lo delicado del puesto y las circunstancias que rodean a este trabajo , que no todo el mundo lo quiere, me consta que se están estudiando diferentes opciones, siempre teniendo en cuenta que no se está haciendo nada alegal ni raro.
    Con lo que sea nos lo comunicarán pronto.

    ResponderEliminar

La libertad y el respeto son repelentes contra el fascismo. Ejercita este principio compartiendo tu opinión, hablando se entiende la gente.
El administrador de este blog no se responsabiliza de los comentarios a las entradas y no permitirá insultos ni injurias a personas o instituciones, borrando los comentarios no respetuosos.

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO

ACCEDER A DEPORTES MARMOLEJO
Información deportiva local detallada